Anuncios

Multimillonario Ken Griffin celebra el tramo final del metro de Miami

A medida que la construcción de la retrasada segunda fase de The Underline se aproxima a su conclusión a finales de año, los principales partidarios del parque lineal y sendero de 10 millas bajo las vías del Metrorail no se quedan de brazos cruzados. El martes pusieron la primera piedra del tercer y último tramo del proyecto, que costará $140 millones.

La ceremonia de colocación de la primera piedra, en la University Metrorail Station, en Coral Gables, fue puramente ceremonial, con un gran alboroto y al menos un patrocinador multimillonario —el fundador y presidente ejecutivo de Citadel, Ken Griffin— que se puso un casco y empuñó una pala para cavar en un gran cajón de arena simbólico.

Sin embargo, funcionarios de transporte público y obras públicas del Condado Miami-Dade afirman que están preparados para empezar a excavar de verdad en lo que será el mayor y más complejo segmento del ambicioso proyecto a mediados del mes próximo, una vez obtenidos los permisos de construcción de una miríada de organismos locales, estatales y federales.

Fecha prevista de finalización de la obra: finales de 2025.

Ken Griffin, fundador y presidente ejecutivo de Citadel, en el centro, aplaude a la fundadora y presidenta ejecutiva de Friends of the Underline, Meg Daly, segunda por la derecha, durante la ceremonia de colocación de la primera piedra, el martes 12 de septiembre de 2023, en la University Metrorail Station para la tercera y última fase del parque lineal y sendero The Underline. Jose A. Iglesias/jiglesias@elnuevoherald.com

Con algunos retoques finales de diseño aún en curso, el plan para esa fase final abarca más de siete millas entre la estación Dadeland South, el punto final al sur de la línea de Metrorail, y Coconut Grove, e incluye algunas de las características más elaboradas e innovadoras de The Underline. Entre ellos, microbosques sostenibles y pasarelas suspendidas sobre estanques botánicos de agua de lluvia.

También en la tercera fase: Un mercado artesanal, un parque para perros con pista de agilidad, canchas de pickleball, un parque de patinaje, media cancha de basquetbol y un minicampo de fútbol, además de mucho arte público.

El tercer tramo también aportará 1,800 árboles y palmeras al sendero, ampliando la cubierta arbórea existente en ese tramo a 3,960 ejemplares, según los planes elaborados por los directores de obra del NV2A Group y la constructora Central Civil, ambas empresas de Miami, que trabajan con diseños de James Corner Field Operations, de Nueva York, la empresa de arquitectura paisajística y planificación más conocida por codiseñar la masivamente popular High Line de Manhattan.

“Miren lo que hemos hecho”, dijo Meg Daly, fundadora y presidenta ejecutiva de Friends of The Underline, en medio de una gran ovación de un nutrido grupo de partidarios políticos, cívicos y empresariales reunidos bajo una carpa en el estacionamiento de la estación de transporte público. “Esta fase tiene realmente algo para todos”.

Los innovadores estanques de aguas pluviales de la tercera y última fase de The Underline recogerán la escorrentía de la lluvia, mantendrán los hábitats de plantas autóctonas y servirán de telón de fondo al arte público. Pasarelas elevadas atravesarán los estanques poco profundos, que solo se empaparán cuando llueva. James Corner Field Operations/Miami-Dade County Department of Transportation and Public Works and Friends of The Underline

The Underline ira desde Brickell y el río Miami hasta la estación Dadeland South Metro. Las obras del segundo tramo de The Underline, que se extiende más de dos millas desde Brickell hasta el límite con Coconut Grove, comenzaron en septiembre de 2022 y está previsto que finalicen en diciembre, con una inauguración pública probablemente en enero.

La primera sección de media milla, que va hacia el sur desde el río a través del oeste de Brickell, abrió a principios de 2021. Daly dijo que la sección Brickell Backyard ha tenido dos millones de usuarios en cada uno de sus dos primeros años de funcionamiento.

Griffin, que se mudó a Miami desde Chicago y está trayendo su sede corporativa a Brickell, hizo una donación de $5 millones en 2021 para sembrar un fondo de dotación para pagar el mantenimiento de The Underline. En unas breves palabras pronunciadas el martes, calificó el proyecto de demostración del “poder de las asociaciones público-privadas”.

La construcción del sendero, que sustituye al desgastado M-Path bajo la línea del Metro, se financia en su mayor parte con fondos locales, estatales y federales, pero patrocinadores corporativos apoyan elementos y programas específicos, mientras que la organización Friends se encarga de recaudar fondos de forma privada para gestionar y mantener el sendero a perpetuidad.