Anuncios

Mujeres trans protestan en Ciudad de México para pedir un alto a la violencia en su contra

Ciudad de México, 17 may (EFE).- Mujeres trans y personas del colectivo LGBT pertenecientes a la organización La Tianguis Disidente cortaron este miércoles el tráfico en una de las vialidades más importantes de la Ciudad de México para exigir el fin de la violencia en su contra, incluso en espacios que se dicen inclusivos y que se garanticen sus derechos.

"Las mujeres trans en México estamos completamente desprotegidas y estamos viviendo una violencia con niveles extremos. Estamos completamente hartas y desquiciadas por esta situación y es por eso que el día de hoy hemos cerrado la calle", dijo en entrevista con EFE la activista Laura Glover.

Glover es fundadora de La Tianguis Disidente, un espacio de protesta y venta ubicado en los bajopuentes de la glorieta de los Insurgentes, ubicada en zona céntrica de la capital.

Los asesinatos de odio de personas LGBT en México aumentaron el año pasado un 11,54 %, al registrarse 87 casos frente a los 78 de 2021, y la mayoría de las víctimas fueron mujeres trans, informó este martes la organización civil Letra S, Sida, Cultura y Vida.

De este modo, suman al menos 453 asesinatos motivados por el odio de la comunidad LGBT en los últimos cinco años, según el reporte.

La marcha tuvo lugar en el contexto del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

Los manifestantes -apenas varias decenas- lograron cortar el tráfico y leer un pliego petitorio en el que explicaron que La Tianguis Disidente lleva dos años instalada en el espacio público como reclamo ante un repunte de transfeminicidios durante la pandemia.

El documento que leyeron contiene peticiones entre las que están que el gobierno de la Ciudad de México le otorgue a la organización un reconocimiento legal como tianguis (mercadillo) cultural para la comercialización de bienes y servicios.

Y que el Gobierno de México les facilite acceso a la vivienda a las personas trans que viven en el plantón, que se establezca una mesa de trabajo entre las autoridades capitalinas y ellas y que haya mejoras en el espacio público de su espacio de protesta.

"Se suma a nuestras exigencias que se salde la deuda histórica para con las personas trans y el reconocimiento de nuestras identidades. También acceso a vivienda, salud y educación", dijo la activista trans Victoria Sámano.

Por último, explicaron que en la popularmente conocida como Zona Rosa, lugar donde tradicionalmente acuden personas del colectivo y los establecimientos pregonan ser amigables con las personas LGBT, ha habido en los últimos meses múltiples agresiones.

"En la Zona Rosa se han presentado hechos de violencia inaceptables, entre estos el asesinato de un hombre homosexual que fue dejado en las jardineras afuera de un establecimiento nocturno y también hay una enorme criminalización a las mujeres trans", terminó Laura Glover.

(c) Agencia EFE