Anuncios

Las protestas en Perú van contra la presidenta Dina Boluarte

LIMA (AP) — Las protestas contra el gobierno de Perú, que exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte desde diciembre, enero y febrero, protagonizaron también las manifestaciones en el país andino durante el Día Internacional de la Mujer.

Cientos de personas, con gran cantidad de mujeres venidas de regiones del sur, protestaron el miércoles en Lima —durante el Día Internacional de la Mujer— contra la presidenta, la primera mujer al mando en Perú, y contra su ministro de Educación, Óscar Becerra, quien comparó hace poco a las mujeres manifestantes rurales con animales.

Por tres meses, miles de peruanos y peruanas han participado en manifestaciones que exigen la renuncia de Boluarte y de los miembros del Parlamento. En el contexto de las protestas, han muerto 66, de los cuales 48 son civiles fallecidos durante las respuestas de las fuerzas de seguridad. Las últimas cinco víctimas fueron militares que intentaban cruzar un río para evitar a los manifestantes.

Bertha Sucari, quien vino de la región sureña de Puno, dijo a la prensa “nos encontramos en Lima por culpa de una mujer”, en referencia a Boluarte y añadió “de todo el sur de los Andes hemos venido por buscar nuestros derechos”, incluyendo a la educación, salud y mejores condiciones de vida para las mujeres, sobre todo, para enfrentar el machismo.

Una de las concentraciones realizada en un parque de Miraflores, distrito turístico limeño, mostró a decenas de mujeres que llegaron para protestar contra Boluarte desde las zonas rurales de la región Puno, donde a inicios de enero se produjo el choque más letal entre la policía y manifestantes que dejó 18 civiles muertos, todos a causa de proyectiles de arma de fuego.

Las mujeres realizaron un tradicional pago a la tierra, un tradicional acto donde se muestra respeto a la tierra colocando frutas, caramelos y panes además de masticar la hoja de coca. Otras mujeres luego comenzaron a entonar un estribillo tradicional que decía “Dina asesina, el pueblo te repudia”.

El viernes pasado mujeres rurales de Puno que protestaban en Lima cargando a sus pequeños hijos en sus espaldas, una tradición ancestral de los Andes, fueron repelidas por la policía antimotines con bombas lacrimógenas.

La actuación policial fue criticada por el propio ministro del Interior, Vicente Romero, quien el lunes anunció que algunos policías estaban separados temporalmente de sus funciones mientras se investigaba de forma interna comportamiento.

Pero, ese mismo lunes el ministro de Educación, Óscar Becerra, avivó la polémica cuando indicó a la televisora local N que “ni siquiera los animales exponen a sus hijos”. “¿Se les puede llamar madres a las que llevan a sus hijos y los exponen a la violencia de la cual estamos siendo testigo?”, comentó.

La presidenta al momento no se ha manifestado sobre la actuación policial ni por las declaraciones de su ministro de Educación.

Liliana Albornoz, una manifestante en Lima, dijo el miércoles que Boluarte “no representa a las mujeres”. Indicó que el gobierno “está mostrando una violencia extrema e incluso la policía ha atacado a las mujeres que llevaban hijos a las marchas, tirándoles bombas lacrimógenas y luego nos acusan que somos unas malas madres que somos irresponsables”.

Boluarte llegó al poder el 7 de diciembre cuando su antecesor, el entonces presidente Pedro Castillo, fue destituido tras intentar disolver el Parlamento para evitar una votación para removerlo del cargo. Castillo está en prisión preventiva de 18 meses por el presunto delito de rebelión en una cárcel para presidentes en Lima.

El Congreso no ha decidido al momento adelantar las elecciones presidenciales y parlamentarias. Cuatro planes para acortar el mandato de Boluarte y de los legisladores fueron al archivo por no alcanzar los votos necesarios.

Según la más reciente encuesta de febrero del Instituto de Estudios Peruanos, el 88% de los peruanos pide adelanto de elecciones, el 90% desaprueba al Parlamento y 77% a la mandataria Boluarte.