Anuncios

Mujeres demandan a gerente de Departamento de Agricultura de CA por acoso sexual

Tres mujeres demandaron al Departamento de Alimentación y Agricultura de California (CDFA) y a su ex gerente por acoso sexual y condiciones tóxicas en el lugar de trabajo.

Rebecca Ávalos, Judith Mendez y Taelor Flores alegaron cada una en la demanda que su gerente las sometió a tocamientos no deseados, comentarios sobre sus cuerpos, comentarios sexistas y amenazas de despido. Las tres habitantes de Yuma, Arizona, trabajaban como inspectoras de cuarentena de plantas en una estación de inspección de Interstate 8, cerca de la frontera entre California y Arizona.

Los abogados que representan a las mujeres declinaron hacer comentarios, citando el litigio en curso, que fue presentado el 13 de noviembre en el Tribunal Superior de Sacramento. El departamento no respondió a múltiples correos electrónicos de The Sacramento Bee en busca de comentarios.

Durante los primeros 12 años en el departamento, Ávalos no tuvo problemas en el trabajo, pero eso cambió en 2017, cuando Edgar Rojas se convirtió en su gerente, dice la demanda. En ese momento, Ávalos era madre primeriza. Rojas bromeaba sobre el uso de su leche materna como crema en su café y la comparaba con una vaca frente a otros empleados masculinos, indica la demanda.

Para evitar a Rojas y el acoso, Ávalos se vio obligada a cambiar su turno habitual de 6 a.m. a 2 p.m. y, en su lugar, hacer turnos de tarde y noche, señala la demanda. El cambio de horario alteró el horario de alimentación de su hijo e impidió que Ávalos acostara a su hijo, de acuerdo con la demanda.

En junio de 2019, Ávalos presentó una queja ante la oficina de Igualdad de Oportunidades de Empleo (EEO) de CDFA y el Departamento de Derechos Civiles (CRD) de California. Siete meses después, EEO declaró a Rojas culpable de acoso sexual contra Ávalos.

Aun así, el departamento no lo despidió.

En su lugar, según la demanda, Rojas acosó a más mujeres que acudían a trabajar para él, incluidas las temporeras Méndez y Flores. Rojas usó su condición de empleadas temporales como palanca para asegurar su silencio, comenta la demanda; también las amenazó con despedirlas si hablaban con Ávalos en el trabajo.

Puede leerse en la demanda que Rojas usó tácticas para infundir miedo y disuadir a las mujeres de denunciarlo.

“Me debes tu trabajo. Si no fuera por mí, no tendrías un cheque. Te lo puedo quitar muy fácilmente”, le decía Rojas a Méndez, se lee en la demanda. “Si me denuncias, nadie te va a creer, porque soy el rey de la emisora y tengo gente arriba en la oficina de Sacramento que me puede proteger”.

Rojas no respondió de inmediato a una llamada en busca de comentarios.

¿Quieres noticias sobre trabajadores estatales en tu bandeja de entrada? Suscríbete a nuestro boletín semanal usando el módulo de abajo o enviando un correo electrónico a mmiller@sacbee.com.