‘Las mujeres son menos atendidas cuando se trata de un infarto de miocardio’

·4  min de lectura

La hipertensión es el principal factor de riesgo para muertes por enfermedades cardiovasculares (ECV). En el continente americano, al menos 30 por ciento de la población tiene presión arterial alta (HTA), y en algunos países ese porcentaje llega hasta 48 por ciento.

Sin embargo, un dato crucial para los expertos es que las mujeres son menos atendidas cuando se trata de un infarto de miocardio —enfermedad cardiaca frecuente—, en contraste con el sexo masculino.

“En cuanto al infarto de miocardio, las mujeres son menos atendidas y corren un mayor riesgo que nosotros por una sencilla razón: aproximadamente 43 por ciento de las mujeres no tiene dolor en el pecho cuando tienen un infarto de miocardio. ¿Qué alerta el dolor? La paciente presenta habitualmente antes del infarto fatiga, puede comenzar de 24 a 48 horas con un cansancio inexplicable. Cuando llega al servicio de urgencias piensas que está ansiosa. No se toman la molestia de someter a un electrocardiograma”, comenta Alejo Díaz Aragón, panelista y especialista en cardiología.

En entrevista con Newsweek en Español desde el “Foro Voces del Corazón 2.0”, organizado por la farmacéutica mexicana Laboratorios Silanes, la especialista afirma que “entre más joven sea la mujer existe un mayor riesgo y su cuadro sintomático pasa como psicológico”. Ello, aunado a un umbral del dolor más alto que su contraparte.

Foro Voces del Corazón 2.0 hipertensión mujeres
El especialista Alejo Díaz Aragón durante el “Foro Voces del Corazón 2.0”. (Kenia Hernández)

PARA REDUCIR EL RIESGO CARDIOVASCULAR NO BASTA CON CONTROLAR LA HIPERTENSIÓN

Las ECV engloban un término amplio para problemas del corazón y vasos sanguíneos. Se clasifican en: hipertensión arterial, cardiopatía coronaria (infarto de miocardio), enfermedad cerebrovascular (apoplejía) y miocardiopatías, entre otras. Empero, controlar de manera aislada los niveles de HTA y colesterol LDL o malo ya no es suficiente.

Ahora los médicos recomiendan también enfocarse en reducir de manera integral el riesgo cardiovascular en adultos que viven con uno o ambos de estos padecimientos. Esta situación podría contribuir a una disminución de los decesos por ECV en México.

“Para reducir la incidencia de personas con riesgo cardiovascular tanto en México como a nivel mundial, hoy en día no basta con que los médicos de primer contacto y cardiólogos nos concentremos en controlar la hipertensión arterial de la población. Es indispensable ir más allá y llevar a cabo tratamientos integrales para iniciar de forma temprana con estrategias terapéuticas óptimas”, destaca Vivencio Barrios, cardiólogo y especialista europeo en HTA de la Sociedad Europea de Hipertensión, durante el Foro celebrado en la Riviera Maya, Quintana Roo.

En México, más de 30 millones de personas padecen hipertensión arterial. De ese total, casi 25 por ciento son hombres y 26 por ciento, mujeres. Además, cada año esta enfermedad ocasiona cerca de 50,000 fallecimientos, según datos de la Secretaría de Salud. En tanto, a escala global, 1.9 millones de personas mueren cada año por enfermedades del corazón, mientras que, en el país en cuestión, se registraron más de 105,000 decesos por esta afectación.

FACTORES DE RIESGO PARA TENER ENFERMEDADES DEL CORAZÓN

Entre los factores de riesgo para desarrollar ECV destacan la edad, sexo, antecedentes familiares, el tabaquismo, mala alimentación, falta de actividad física, el consumo de alcohol, hipertensión, diabetes y obesidad.

Durante el foro, la comunidad médica adelantó el acceso a innovaciones terapéuticas para llevar a cabo un manejo integral de la hipertensión arterial y, a su vez, como trabajadores de la salud, ayudar a concienciar a sus pacientes.

Una de estas novedades es la combinación a dosis fija y de una sola toma que involucra dos antihipertensivos (amlodipino y losartán), con una estatina (rosuvastatina) para reducir el riesgo cardiovascular en personas con hipertensión arterial y colesterol LDL.

“Foro Voces del Corazón 2.0”
Los doctores Ángelo Quiroz (izquierda) y Vivencio Barrios durante el“Foro Voces del Corazón 2.0”. (Kenia Hernández)

Entre las ventajas de esta poilipíldora —término que se otorga a una pastilla combinada con pequeñas dosis de varios medicamentos— destaca la mayor adherencia al tratamiento, el control más rápido de la presión arterial, una mayor protección vascular y de órganos diana (tejidos del cuerpo humano que reaccionan a un estímulo interno o externo), así como una mejor función endotelial.

“Esta innovación de prescripción médica se suma al portafolio terapéutico cardiovascular del laboratorio”, señala Ángelo Quiroz, gerente médico de Laboratorio Silanes. Además, hace hincapié en que su salida al mercado será 18 por ciento más abajo que las combinaciones a dosis fija de antihipertensivos que existen actualmente en el mercado privado. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

En el mundo, el 90 % de los embarazos con fístula obstétrica acaban en muerte fetal

50 millones de personas en todo el mundo padecen esclavitud moderna

La hipertensión arterial, uno de los jinetes del apocalipsis