Muertes de bebés: imputaron al exministro de Salud de Córdoba

·2  min de lectura
Diego Cardozo, renunció como ministro de Salud de Córdoba el 25 de agosto pasado
Diego Cardozo, renunció como ministro de Salud de Córdoba el 25 de agosto pasado - Créditos: @Twitter

CÓRDOBA.– En la investigación por la muerte sospechosa de, al menos, cinco bebés nacidos sanos en el Hospital Materno Neonaltal de esta capital, la Justicia imputó al exministro de Salud provincial, Diego Cardozo, y al exvicedirector de Gestión Hospitalaria, Alejandro Escudero Salama por omisión de los deberes de funcionario público.

El destino de la costa que sumó casas en alquiler y ya tiene una sorprendente demanda para el verano

Para el fiscal Raúl Garzón, a cargo de la causa, ambos deberían haber denunciado los hechos que conocían, pero que no lo hicieron. Cardozo renunció el 25 de agosto pasado, ya golpeado por los hechos. Escudero Salama, en tanto, fue removido de su cargo por la nueva ministra de Salud, Gabriela Barbás.

En la causa, está detenida e imputada la enfermera Brenda Agüero, de 27 años. La acusación es de homicidio calificado reiterado de dos bebés el 6 de junio pasado. También están imputadas Liliana Asís, exdirectora del Neonatal; Martha Gómez Flores, exjefa del área de Neonatología; y la médica Adriana Morales. A las cuatro hoy se les agregó una nueva imputación, falsedad ideológica.

Esta semana, serán indagadas las tres médicas a la vez que continuarán las pericias psicológicas y psiquiátricas sobre Agüero, quien ya fue indagada una vez. Además, Garzón ordenó peritajes médicos sobre los bebés que se descompensaron y sobrevivieron.

La revolución de la longevidad: “Envejecer es la gran conquista social de los últimos 100 años”, dice un experto

Cuando trascendió la muerte de los cinco bebés entre marzo y el 6 de junio pasados, Cardozo afirmó que todos eran “sanos, de madres sanas controladas durante el embarazo” y cuya involución no se condijo con esas características. Contó sobre la investigación interna ordenada en mayo pasado, pero no le dieron participación a la Justicia hasta el 6 de junio cuando un médico se negó a firmar los certificados de defunción de dos bebés sin autopsias previas. La denuncia que dio paso a la actuación de Garzón fue anterior y la hizo un “ciudadano común”, según afirmó el fiscal.

Escudero Salama era el encargado del sumario administrativo para investigar las muertes sospechosas. Ya es parte de otra causa judicial en la que se investiga una reunión del funcionario con el fiscal Guillermo González y con Moisés Dib, director del Instituto de Medicina Forense.

Los estudios extras a las autopsias existentes determinaron que los dos bebés murieron por “exceso de potasio” que fue “inyectado de manera intencional”. El informe plantea que “se detectaron sustancias tóxicas incompatibles con la vida”.

Garzón aclaró que Agüero está detenida por dos hechos, que son los que contaban con autopsias. Sobre los otros tres casos hay peritajes de las historias clínicas y, ahora, se sumarán los que se realizarán a los bebés que sobrevivieron.