La muerte de Diego Maradona: investigan a un allegado de Matías Morla que estaba en la casa de Tigre ese día y no lo informó

Gabriel Di Nicola
·3  min de lectura
Matías Morla y Diego Maradona
Fuente: Archivo - Crédito: @MatiasMorlaAb

La investigación de las circunstancias que rodearon la muerte de Diego Armando Maradona sumó un nuevo capítulo. En las últimas horas fue allanado el departamento de Maximiliano Trimarchi, allegado a Matías Morla, el abogado y último apoderado del astro mundial del fútbol. En el procedimiento se secuestró un teléfono celular.

El hombre allanado es hermano de Andrea Trimarchi, a quien Maradona había presentado en sus redes sociales como su contadora. Según explicaron a LA NACION fuentes judiciales, el allegado a Morla estuvo en la casa del barrio cerrado San Andrés, en Tigre, el 25 de noviembre pasado, cuando murió el exDT de la Selección nacional de fútbol y la situación nunca había sido informada al equipo especial de fiscales a cargo de la causa.

"El motivo del allanamiento obedeció a que se ha constatado la presencia de Trimarchi en el lote 45 del Barrio San Andrés al momento del hecho materia de investigación, circunstancia ésta que no fue puesta en conocimiento de las autoridades competentes. La importancia del secuestro de dicho elemento [por el teléfono celular] radica en que podría resguardar en ese dispositivo información valiosa vinculada al suceso", explicó la Fiscalía General de San Isidro en un comunicado de prensa.

Calificadas fuentes de la investigación dijeron a LA NACION que se pudo establecer en el expediente judicial, Trimarchi llegó al barrio San Andrés a las 11.44 del 25 de noviembre pasado. Según la operación de autopsia practicada sobre el cuerpo de Maradona, el astro del fútbol mundial murió en horas del mediodía de ese día.

"Trimarchi llegó al barrio San Andrés a las 11.44 del 25 de noviembre pasado en un Ford Focus a nombre de Morla. Él tenía la autorización correspondiente para conducir ese vehículo", explicaron las fuentes consultadas.

Los informantes aclararon que sobre Trimarchi no pesa imputación alguna. Pero, ante la novedad de su presencia en la casa donde vivía Maradona, era necesario secuestrar su teléfono celular para analizar si en el dispositivo hay información de importancia para la causa.

El expediente donde se investigan las circunstancias que rodearon la muerte de Maradona está a cargo de la fiscal de Benavídez, Laura Capra, y de los fiscales generales adjuntos de San Isidro, Cosme Iribarren y Patricio Ferrari. Se trata de un equipo especial armado y coordinado por el fiscal general del distrito, John Broyad. Provisoriamente, el juez de Garantías Orlando Díaz calificó el caso como homicidio culposo.

A pesar de que estaba en el country en el momento en que se descubrió la muerte de Maradona, Trimarchi no fue identificado por el personal policial que llegó al barrio San Andrés. Su presencia fue descubierta por los investigadores judiciales al analizar una y otra vez las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del lugar, explicaron fuentes con acceso al expediente.

Los fiscales Capara, Ferrari e Iribarren solicitaron el allanamiento en la vivienda de Trimarchi y el procedimiento fue ordenado por el juez Díaz.

El procedimiento, hecho en un departamento situado en un edificio de Villa Urquiza, ocurrió hoy a la madrugada. "Trimarchi se sorprendió por el operativo. Explicó que era empleado de Morla", según pudo reconstruir LA NACION de fuentes que participaron del operativo.

Andrea Trimarchi figura como contadora de la empresa Sattvica SA, firma registrada por Morla y que es propietaria de las marcas El 10, Maradona, El Diego, La Mano de Dios y Diegol, entre otras, según publicaron Clarín e Infobae.

(VIDEO) Cuándo, cómo y por qué Diego Maradona se convirtió en un ídolo popular