Anuncios

Muerte de adolescente no binario pone en el banquillo las conservadoras políticas de género en Oklahoma

Una persona muestra dos carteles que dicen:
Una persona muestra dos carteles que dicen: "Protege a los niños trans" y "La juventud trans importa" durante una vigilia en Nueva York por Nex Benedict, el adolescente no binario que murió luego de una pelea en el baño de una escuela secundaria en Oklahoma. (Foto de Spencer Platt/Getty Images)

La muerte de Nex Benedict, un adolescente no binario de 16 años, ha conmocionado a la opinión pública y ha puesto en relieve los efectos de las políticas conservadoras de género adoptadas en el estado de Oklahoma.

Su trágica historia está generando un intenso debate sobre la seguridad y el bienestar de los jóvenes de la comunidad LGBTQ+ en los centros educativos, en un momento en que los derechos y la dignidad de las personas transgénero y no binarias están en peligro.

Todavía no se ha revelado la causa de la muerte de Nex, aunque la policía de Tulsa descartó que el deceso estuviera relacionado con las lesiones sufridas durante un altercado ocurrido el 7 de febrero en los lavabos de la secundaria Owasso, que involucró al estudiante y a tres chicas de mayor edad.

Sue Benedict, la abuela biológica y representante legal de Nex, declaró a la prensa que su hijo tenía la cara y los ojos cubiertos de moretones luego del incidente.

En un video publicado por la policía, Nex aparece hablando con coherencia sobre lo ocurrido mientras era atendido en la sala de urgencias. El joven relató que sufria acoso escolar desde hacía un año. Al día siguiente, el joven colapsó en casa y murió mientras los servicios de emergencia intentaban resucitarlo camino al hospital.

Otra interrogante que todavía no ha sido aclarada es cómo se identificaba Nex dentro de la comunidad LGBTQ+.

Sue Benedict declaró al diario The Independent que Nex “no se veía a sí mismo como hombre o mujer. Nex se veía justo en el medio”. Pero Robin Gray, un joven de 16 años que salía intermitentemente con Nex, dijo que era transgénero y usaba los pronombres él/ellos.

Lo que Gray dejó claro es que se trataba de una persona extraordinaria más allá de su identidad de género. Sus amigos dijeron durante una vigilia en su nombre que era un artista talentoso que hacía que todo pareciera más sencillo, un joven con un alto nivel de energía que destacaba en cualquier lugar.

Ola de miedo

Aunque se desconoce la causa real de la muerte, defensores de derechos humanos y activistas han señalado que se trata de un crimen de odio motivado por el prejuicio y la intolerancia hacia las personas que desafían las normas de género establecidas.

Oklahoma, un estado que en la actualidad tiene un gobierno republicano, prohíbe que los niños reciban atención médica que afirme el género de su preferencia y también veta el uso de marcadores de género no binario en los certificados de nacimiento.

Actualmente, 15 estados y el Distrito de Columbia permiten la designación de un marcador de género fuera de masculino o femenino, según el Centro Nacional para la Igualdad Transgénero. Ese número aumentará el 1 de julio cuando entre en vigor el nuevo estatuto de Vermont.

Pero las restricciones en las escuelas públicas de Oklahoma son aún más draconianas: los estudiantes transgénero no pueden utilizar baños y vestuarios acordes con su identidad de género, y las mujeres y niñas transgénero no pueden participar en equipos deportivos femeninos.

“Esa política y los mensajes que la rodean han llevado a que los estudiantes vigilen mucho más los baños”, dijo Nicole McAfee, directora ejecutiva de Freedom Oklahoma. Existe la sensación permanente de que alguien te vigila y puede preguntarte en cualquier momento si en realidad puedes estar en ese lugar.

Y la muerte de Nex ha exacerbado el clima de temor y ansiedad entre los jóvenes que temen ser víctimas de violencia y discriminación.

 Kendra Wilson-Clements habla durante la vigilia por el joven de 16 años, Nex Benedict. (Foto: J Pat Carter/Getty Images)
Kendra Wilson-Clements habla durante la vigilia por el joven de 16 años, Nex Benedict. (Foto: J Pat Carter/Getty Images)

Las llamadas desde Oklahoma a una línea nacional de crisis para jóvenes LGBTQ+ se han disparado en más de un 500% desde el incidente. Muchos de estos jóvenes reportan intimidación en la escuela o en las redes sociales, así como temor a una agresión física.

Y por si fuera poco, la comunidad LGBTQ+ de Oklahoma también se enfrenta a la negación de su existencia por parte de las autoridades estatales. El superintendente de las escuelas públicas de Oklahoma Ryan Walters ha criticado a los "izquierdistas radicales" por "explotar" la muerte de Nex Benedict con fines políticos, y ha negado la existencia de personas transgénero y no binarias.

En una entrevista con The New York Times, Walters afirmó que no cree que nadie sea realmente transgénero o no binario, y defendió la política del estado de no permitir a los estudiantes usar nombres o pronombres distintos de los que coincidan con sus registros de nacimiento.

Sin embargo, la realidad es que cada vez más personas se identifican como transgénero o no binarias en Estados Unidos.

Una encuesta del Pew Research Center encontró que un récord del 5% de los adultos jóvenes se identifican como transgénero o no binarios; alrededor del 1,5% de la población adulta de Estados Unidos se identifica como tal y cada vez más estadounidenses dicen conocer a alguien que es transgénero en comparación a hace cinco años.

Fuentes: AP, NYPost, USAToday, BBC, Pew Research Center, NBC.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Comunidad no binaria busca salir del limbo identitario con la "X" en Puerto Rico