Anuncios

Muere Andreas Brehme, el héroe de Alemania que derrotó a la Argentina de Maradona


El futbolista alemán Andreas Brehme, que marcó con un penal el gol de la victoria contra Argentina en la final del Mundial de 1990 en Italia (1-0), falleció en la madrugada de este martes 20 de febrero a los 63 años, informó su antiguo club, el Bayern de Múnich.

“El FC Bayern está profundamente conmocionado por la repentina muerte de Andreas Brehme. Siempre llevaremos a Andreas Brehme en el corazón. Como campeón del mundo y como una persona muy especial”, dijo el club en un comunicado, donde Brehme jugó dos temporadas a mediados de los años 1980 (1986-1988).

El club no precisó la causa de su muerte. La prensa alemana informó que Brehme falleció como consecuencia de un paro cardiaco en la madrugada del martes en Múnich. “Tengo el corazón roto por el fallecimiento de Andreas Brehme”, afirmó el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

“Figura emblemática del futbol mundial, su legado es la prueba de su talento, determinación y deportividad”.

Brehme entró en la historia del futbol alemán al lograr el único tanto en la final mundialista contra la Argentina de Maradona disputada el 8 de julio de 1990 en el Estadio Olímpico de Roma. Un capítulo de la historia del futbol germano como antes lo había protagonizado Gerd Müller en la final del Mundial de Alemania 1974 (2-1 a Países Bajos) o más recientemente Mario Götze en Brasil 2014, también contra Argentina (1-0).

“No importa dónde esté, en un aeropuerto o de compras, siempre me preguntan por aquello”, recordó Brehme en una entrevista a la agencia alemana SID, filial de la AFP.

ANDREAS BREHME EN EL BAYERN MUNICH

El Mundial de 1990 tuvo además otro significado, ya que fue el último título de la República Federal Alemana (RFA) antes de la reunificación del país.

Lateral izquierdo de mucha proyección ofensiva, Brehme marcó ocho goles en 86 partidos internacionales con la camiseta de la Mannschaft entre 1984 y 1994. Otro de sus recordados tantos fue un lanzamiento de golpe franco directo contra la Francia de Michel Platini en semifinales del Mundial de México 1986 (victoria alemana por 2-0).

Formado en el HSV Barmbek-Uhlenhorst, un club de la ciudad de Hamburgo, la mayor parte de su carrera la realizó en el Kaiserslautern en dos etapas (1981-1986, y después 1993-1998), ganando con este equipo la Copa de Alemania en 1996 y la Bundesliga de 1998, en una temporada en la que el club había vuelto a la primera división del futbol germano.

Sus dos mayores clubes fueron el Bayern Munich (1986-1988), con el que ganó la Bundesliga en 1987, y el Inter de Milán (1988-1992), donde ganó la Serie A en 1989 y la Copa de la UEFA en 1991.

“Ciao Andy, leyenda eterna. Un magnífico jugador y un verdadero interista”, escribió en X el Inter, donde coincidió con sus compatriotas Jürgen Klinsmann y Lothar Matthaeus, en una época en la que el otro gran equipo de la ciudad lombarda, el AC Milan, tenía como estrellas a los neerlandeses Ruud Gullit, Marco Van Basten y Frank Rijkaard.

El club nerazzurri anunció que sus jugadores lucirán un brazalete negro en señal de luto en el partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones que el Inter jugará este martes contra el Atlético de Madrid en el Giuseppe Meazza (20:00 horas).

“UNO DE LOS FUTBOLISTAS MÁS GRANDES DE LA HISTORIA DE ALEMANIA”

Tras dejar Italia, Brehme jugó incluso en España, una temporada (1992-1993) en el Real Zaragoza, pero sin demasiada suerte y regresó a su país. Tras colgar la botas en 1998, tuvo una corta carrera como entrenador, en el Kaiserslautern (2000-2002) y el Unterhaching (equipo de la periferia de Múnich).

El futbol alemán está teniendo un comienzo de 2024 triste, tras la muerte en enero de otro legendario exjugador, Franz Beckenbauer, precisamente el seleccionador de la Mannschaft en el título mundialista de 1990.

“Desgraciadamente, las malas noticias no cesan. Todo es muy, muy triste para el fútbol alemán y especialmente para nosotros, para los campeones de 1990”, lamentó a SID, otro de los componentes de aquella selección, Pierre Littbarski.

Otro futbolista de aquella generación, el defensa Guido Buchwald, recordó a SID que “Andi fue siempre muy positivo y radiaba pura vida. Fue una gran persona, un gran amigo”.

“Andi era nuestro héroe mundialista, pero para mí era mucho más, un amigo muy cercano y un compañero”, recordó otro campeón en Italia, Rudi Völler en un comunicado publicado por la Federación Alemana (DFB).

“Brehme es uno de los futbolistas más grandes de la historia de Alemania”, recordó el presidente de la DFB Bernd Neuendorf. N

Newsweek en Español te recomienda también estas notas:

El partido México vs. Argentina inaugura la primera Copa Oro Femenil

Leila Pereira lidera el negocio de los clubes de futbol en Brasil: ‘Nunca pierdo’

Campeones olímpicos de París 2024 llevarán un fragmento de la torre Eiffel en sus medallas

París 2024 en números: espectadores, atletas, comidas, costo del metro…

La antorcha de los Juegos Paralímpicos de París 2024 partirá de Inglaterra