Anuncios

Muere actriz y política Glenda Jackson, ganadora de dos Oscar

LONDRES (AP) — Glenda Jackson, actriz galardonada con dos Premios de la Academia que tuvo una segunda carrera en la política como legisladora británica antes de un aclamado regreso al escenario y la pantalla, murió a los 87 años.

El agente de Jackson, Lionel Larner, dijo que Jackson murió el jueves en su hogar en Londres después de una breve enfermedad. Dijo que recientemente había terminado de filmar ”’The Great Escaper”, que coprotagonizó con Michael Caine, de 90 años.

Caine dijo que Jackson era “una de nuestras mejores actrices de cine. La extrañaré”.

Nacida en 1936 en una familia de clase trabajadora en Birkhenhead, al noroeste de Inglaterra, Jackson se formó en la Academia Real de Arte Dramático de Londres. Actuó con la Compañía Real Shakespeare, donde protagonizó el drama de vanguardia “Marat/Sade” dirigido por Peter Brook, y se convirtió en una de las estrellas británicas más importantes de las décadas de 1960 y 1970, ganando dos Premios de la Academia, por la inquietante adaptación de la novela de D.H. Lawrence “Women in Love” (“Mujeres enamoradas”) en 1971 y la sofisticada comedia romántica “A Touch of Class” (“Un toque de distinción”) en 1974.

También fue nominada al Oscar por la película de 1971 “Sunday, Bloody Sunday” (“Domingo, maldito domingo”) y tuvo papeles memorables en “The Music Lovers” (“La pasión de vivir”), la película vanguardista de Ken Russell de 1970 sobre el compositor Tchaikovsky, y el suave romance “Turtle Diary” (“El diario de la tortuga”) en 1985.

En televisión, se llevó dos premios Emmy en 1972 por su interpretación de la reina Isabel I en “Elizabeth R.”, y se aseguró un lugar en la historia de la cultura pop británica al interpretar a Cleopatra en un sketch clásico de “The Morecambe & Wise Show” en 1971. “Todos los hombres son tontos”, proclamaba en lo que se convirtió en una famosa frase, “y lo que los hace así es ver la belleza como la que tengo”.

Cuando ya tenía 50 años, Jackson entró en la política y ganó las elecciones al Parlamento en 1992. Socialista de toda la vida, pasó 23 años como legisladora del Partido Laborista, sirviendo como ministra de transporte en el primer gobierno del primer ministro Tony Blair en 1997.

Llegó a estar en desacuerdo con Blair por la invasión de Irak en 2003. Dijo que la decisión de Blair de entrar en la guerra liderada por Estados Unidos sin la autorización de las Naciones Unidas la dejó “profunda, profundamente avergonzada”.

“Las víctimas serán, como siempre, mujeres, niños, ancianos”, dijo a The Associated Press antes de la invasión.

El jueves, Blair la llamó “una mujer verdaderamente formidable a la que echaremos mucho de menos”.

Los modales directos y la franqueza de Jackson continuaron a lo largo de su carrera política y es posible que también la apartaran de un alto cargo en el gobierno. Después de que la ex primera ministra conservadora Margaret Thatcher muriera en 2013, evitó la cortesía sobre los muertos para criticar en el Parlamento el “atroz daño social, económico y espiritual infligido a este país” por la difunta líder.

Jackson volvió a actuar después de dejar el Parlamento en 2015 y tuvo algunos de sus papeles más aclamados, incluido el personaje principal en “El rey Lear” de Shakespeare. El montaje se estrenó en el teatro Old Vic de Londres en 2016 y luego se presentó en Broadway.

También tuvo su primer papel cinematográfico en un cuarto de siglo en la película de 2019 “Elizabeth is Missing” (“Elizabeth está desaparecida”). Jackson ganó un premio BAFTA, el equivalente británico de un Oscar, por su interpretación de una mujer con Alzheimer que intenta resolver un misterio.

El director Oliver Parker, quien recientemente trabajó con Jackson en “The Great Escaper”, dijo que el equipo estaba “conmocionado y profundamente entristecido” por su muerte.

“Tenía una inteligencia tan feroz, tanta pasión y valentía”, dijo Parker. “Es difícil creer que fue hace menos de un mes que proyectamos la película terminada para ella y Michael (Caine). Estaba tan enérgica y vibrante como siempre. Atesoraremos el recuerdo de ese emotivo y feliz día”.

Caine dijo que fue “una experiencia tan maravillosa esta vez como lo fue hace 50 años”, cuando los dos trabajaron juntos en “The Romantic Englishwoman”.

El líder del Partido Laborista, Keir Starmer, dijo que Jackson “deja un espacio en nuestra vida cultural y política que nunca podrá llenarse”.

“Ella desempeñó muchos papeles con gran distinción, pasión y compromiso”, dijo. “Desde actriz galardonada hasta activista, diputada laborista y ministra de gobierno, Glenda Jackson siempre luchó por los derechos humanos y la justicia social”.

Tulip Siddiq, la sucesora de Jackson como legisladora laborista por la sede londinense de Hampstead y Kilburn, dijo que estaba “devastada al saber que mi predecesora Glenda Jackson ha muerto”.

“Una política formidable, una actriz increíble y una mentora que me apoya mucho. Hampstead y Kilburn te extrañarán, Glenda”, escribió Siddiq en Twitter.

A Jackson le sobrevive su hijo, Dan Hodges.