Mourinho y Allegri lideran batalla de técnicos en Italia

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

MILÁN (AP) — Al Inter de Milán le tomó 11 años volver a la cima de la Serie A. Ahora, afronta lo que podría ser un vertiginoso desplome.

El futuro era muy luminoso en mayo cuando Antonio Conte condujo al Inter a su primer scudetto desde 2010, pero el club y su afición si acaso pudieron celebrar las mieles del triunfo antes de un desmantelamiento.

Apenas tres días después del último partido de la temporada, Conte acordó su salida por acuerdo mutuo en medio de versiones de que estaba inconforme con la decisión del club de vender a jugadores en la siguiente ventana de transferencias para mitigar sus problemas financieros.

Las cuentas del Inter fueron muy golpeadas por la pandemia de coronavirus, lo que forzó al club a negociar un préstamo con un fondo de inversiones de Estados Unidos. La directiva Nerazzurri no tuvo otro remedio que recortar el gasto en su plantilla y vender a varias figuras.

El lateral Achraf Hakimi fue el primer titular en irse, trasladándose al Paris Saint-Germain por 60 millones de euros (70 millones de dólares). Pero la pesadilla de la afición acabó de confirmarse cuando el delantero Romelu Lukaku fue vendido al Chelsea por 135 millones de dólares, según versiones de prensa.

Lukaku, autor de 30 goles la pasada temporada, fue el máximo anotador del Inter en sus dos campañas en el club y formó una fantástica sociedad con el argentino Lautaro Martínez — la dupla “LuLa”.

La nueva delantera del Inter podría recibir el apodo de “LaDz” luego que los Nerazzurri adquirieron a Edin Džeko, el veterano bosnio de 35 años, en un transferencia gratis procedente de la Roma.

El Inter compró en el andén barato del mercado, fichando a Hakan Çalhanoğlu y Denzel Dumfries. Pero la jerarquía de los futbolistas adquiridos no se acerca a la de los que se marcharon.

“Nuestros objetivos son los de siempre: hacer valer la camiseta y pelear por trofeos", comentó el director ejecutivo del Inter Giuseppe Marotta. “Es lo que exige la historia del Inter: este es un club con un pasado glorioso y triunfal".

En lugar de Conte, el Inter encontró a un joven técnico con una trayectoria de saber sacarle el máximo a sus planteles.

Simone Inzaghi ganó la Copa Italia y dos Supercopas italianas en sus cinco años en el banquillo de la Lazio, donde exhibió la misma determinación que su predecesor en el Inter.

“He llegado para consolidar el trabajo de los dos últimos años, que culminaron en un título”, dijo Inzaghi. “Debemos ser consistentes y creíbles si queremos alcanzar los objetivos que nos hemos planteado”.

“Quiero intensidad, un equipo que esté siempre enfocado", añadió. “Los equipos fuertes son los que saben reaccionar a la adversidad. Mis equipos siempre han jugado con intensidad hasta el último minuto”.

Los cambios también remecieron a varios de los pesos pesados de la Serie A, en particular la Juventus.

La Vecchia Signora viene de su primera temporada sin títulos desde 2011. Quedaron en el cuarto puesto de la tabla y estuvieron cerca de quedar fuera de la Liga de Campeones.

Una campaña para el olvido precipitó el despido de Andrea Pirlo y el retorno de Massimiliano Allegri, quien hace apenas dos años fue despedido como entrenador del club de Turín.

Allegri encadenó cinco scudettos con los Bianconeri, incluyendo la conquista de cuatro dobletes liga-copa y alcanzó un par de finales de la Liga de Campeones. La contratación del entrenador de 54 años es uno de los factores que avalan que la Juventus inicie la temporada como favorito para volver al trono.

Pero el ex técnico Fabio Capello opina que Cristiano Ronaldo y sus compañeros deben ponerse las pilas y no atribuir el fracaso de la pasada temporada a su tercer técnico en tres años.

“Juventus es el favorito por todos los jugadores que el Inter ha vendido", dijo Capello. “Todas las expectativas se enfocan en Allegri y lo digo con franqueza: no será fácil repetir los éxitos del previo ciclo”.

El Milan y Atalanta quedaron segundo y tercera, respectivamente, en el pasado curso y vuelven a la carga.

Y las miradas también estarán puestas en la capital italiana. Maurizio Sarri reemplaza a Inzaghi en la Lazio, pero el interés se concentra en la Roma, donde José Mourinho retorna al calcio.

Mourinho fue el técnico que llevó al Inter a un memorable triplete hace más de una década, en su única experiencia italiana.

“Será el campeonato de los técnicos", resumió Capello. “Tenemos una baraja completa: Mourinho, Allegri, (Luciano) Spalletti, Sarri”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.