Anuncios

Montserrat Caballero se distrae hablando sobre Bad Bunny mientras violencia en Tijuana continúa

La alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero se pronunció el pasado miércoles 04 de enero del presente año, a través de sus redes sociales, sobre los escándalos mediáticos del reggaetonero Bad Bunny y sus agresiones en contra de una fanática.
En un vídeo improvisado, grabado desde la oficina de Palacio Municipal en Tijuana, la primera edil se dirigió a los tijuanenses para referir temas de interés popular, en específico sobre infraestructura y sobre los desastres que han provocado las lluvias.

Sin embargo no dejó pasar la oportunidad para promocionar al Instituto Municipal de la Mujer (IMMUJER), pero lo hizo de una forma muy particular, fiel a su estilo. Lo hizo en medio de un discurso improvisado, lleno de interrupciones, en donde, para promover la protección e integridad de las mujeres, primero aprovechó para atacarlas.
Montserrat Caballero se refirió a los colectivos feministas en medio de reproches, acusándolas de no actuar en contra del cantante Bab Bunny luego de que éste hubiera agredido a una fanática.
Montserrat Caballero se refirió a los grupos feministas, a los cuales calificó de grupos radicales, que rayan paredes y dañan inmuebles pero que no actúan en contra de la violencia que sufren las mujeres, cuando el agresor es una figura pública. Momento después, sin ahondar más en dicho tema, de forma abrupta, Montserrat Caballero comienza la promoción del IMMUJER.
Las declaraciones que la alcaldesa ha hecho no asombran, y no lo hacen porque se trata de una constante de la primera edil. No hace falta recordar las veces que se ha equivocado cuando se le cuestiona, o cuando quiere hacer acto de presencia como figura de relevancia. Montserrat Caballero ha pasado de la promoción de las drogas, a delimitar los espacios para delinquir; ahora ha promocionado al Instituto Municipal de la Mujer reprochando a las mujeres por quedarse en silencio, en un claro acto de misoginia e indiferencia.

Todo esto lo ha dicho en un momento en que la ciudad de Tijuana padece las consecuencias de los malos manejos administrativos de su gobierno. A nadie le puede interesar la vida privada o pública de un artista como Bad bunny, y si interesase, tal interés no tendría ningún peso en el mejoramiento de la ciudad fronteriza.
La alcaldesa ha encontrado otra manera, cuando parecían agotadas, de comprometerse públicamente y sobre todo de no hacer lo que tiene qué hacer. Cuando se trata de encontrar culpables, la señora Caballero, siempre delega responsabilidades; cuando no es culpa del Estado o de la Federación, la violencia, en este caso, en materia de género es culpa de las feministas que se callan los abusos sufridos por hombres como Bad Bunny.
Tijuana finalizó el 2022 como uno de los municipios más violentos de México, llegando a los 2 mil 211 casos de homicidio doloso que se tienen registrados; durante este 2023 se han registrado por lo menos cinco casos nuevos.
Sobre la violencia acaso desmedida de la ciudad, la señora Caballero lo tiene muy claro: a su administración le compete la seguridad preventiva de la ciudad. Habrá que explicarle, que en ningún caso las autoridades han prevenido que sucedan los hechos. Las autoridades que deberían procurar orden y seguridad, a través de elementales labores de patrullaje, se presentan siempre con retraso, nunca antes o durante los hechos, sino por el contrario, cuando los daños son irreversibles. Esa es responsabilidad de Montserrat Caballero.
La situación que acontecen en la ciudad fronteriza son un espejo de las labores administrativas de la alcaldesa Caballero. Sus declaraciones, que reflejan únicamente su incapacidad de ideas para resolver lo que le compete a un alcalde municipal, va de la mano con las operaciones en materia de seguridad de sus oficiales. Siempre llegan tarde y actúan mal.
VIDEO: Alcaldesa Montserrat Caballero cuestiona a "feministas radicales" por polémica de Bad Bunny