Anuncios

“Es como partir la Mona Lisa en dos”: la creciente tensión entre Grecia y Reino Unido por la devolución de los frisos del Partenón

Frisos del Partenón en el Museo Británico
Una de las principales atracciones del Museo Británico son los frisos del Partenón

Es una disputa entre dos países aliados que lleva décadas sin resolverse: los frisos del Partenón, las esculturas de mármol que decoraban la fachada del antiguo templo ateniense, la mitad de las cuales se encuentran en el Museo Británico desde el siglo XIX y que Grecia constantemente reclama su devolución.

Un acta de 1963 prohíbe el retiro de artefactos en la colección del Museo Británico y, aunque Londres dice no tener planes de cambiar la ley, ha contemplado la sugerencia de “prestar” temporalmente los frisos a Grecia.

El objetivo de Atenas, sin embargo, es el retorno permanente de su patrimonio nacional, un argumento que ha adquirido fuerza en un mundo poscolonial.

La buena relación entre Grecia y Reino Unido ha sobrevivido las firmes posturas opuestas de ambos gobiernos sobre los frisos, pero ahora el tema ha generado un enredo diplomático para el primer ministro británico, Rishi Sunak, tras cancelar una reunión con su homólogo griego, Kyriakos Mitsotakis.

El gobierno británico dice haber tenido garantías de que Mitsotakis no abordaría públicamente los frisos del Partenón -conocidos también como los mármoles de Elgin- durante su visita a la capital británica.

Pero el domingo, el mandatario griego le dijo a la BBC que tener parte de ese tesoro histórico en Londres y la otra en Atenas “es como partir la Mona Lisa en dos”.

A última hora, el despacho de Sunak canceló la reunión con Mitsotakis programada para este martes.

Una fuente del gobierno griego negó que se hubieran dado garantías a los británicos que su primer ministro no hablaría de los frisos mientras estaba en Reino Unido.

Aseguró que las discusiones previas a la reunión con Rishi Sunak se habían desarrollado sin contratiempos hasta el lunes en la tarde, mucho después de la entrevista que Mitsosakis concedió a la BBC.

"Perplejo y molesto"

El primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis
El primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, se manifestó profundamente decepcionado por la cancelación de la reunión.

El altercado ha generado un problema diplomático para el gobierno británico, así como revuelo a nivel interno. El opositor partido Laborista tildó la situación de “patética”.

Kyriakos Mitsotakis rechazó la oferta de una reunión alterna con el viceprimer ministro británico, Oliver Dowden, y fuentes que conocen el entorno del gobierno griego señalan que está tanto “perplejo” como “molesto”.

La profesora Irene Stamatoudi, exmiembro del comité de asesoría del Ministerio de Cultura de Grecia, dijo que el altercado “no hace ver a Rishi Sunak nada mejor que el propio Lord Elgin”, el diplomático del siglo XIX a quien acusó de traficar los artefactos “para decorar su casa campestre en Escocia”.

Hablando en el programa de radio Today de la BBC, Stamatoudi resaltó que “no era posible” que el primer ministro griego no respondiera las preguntas sobre los frisos del Partenón que le hicieron los medios.

Sunak está ansioso por perfilarse como un defensor de la permanencia de los frisos en Londres. Una alta fuente del Partido Conservador, al que pertenece el primer ministro, declaró: “Nuestra posición es clara; los mármoles de Elgin son parte de la colección permanente del Museo Británico y pertenecen aquí”.

Pero Mitsotakis dijo a los periodistas el lunes en la noche que estaba “profundamente decepcionado por la cancelación abrupta” de la reunión, que debía tomar lugar al mediodía del martes.

“Aquellos que creen firmemente en la exactitud y justicia de sus posturas nunca dudan en participar en argumentos y debate constructivos”, afirmó.

La opinión pública a favor del retorno

En su entrevista con la editora en jefe de la BBC, Laura Kuensberg, el primer ministro griego hizo un llamado para la devolución de las esculturas.

Dijo que los frisos habían sido “esencialmente robados” pero instó a una cooperación con el Museo Británico para que la gente pudiera “apreciar” las obras “en su entorno original”.

Este martes en la mañana, el portavoz del gobierno griego, Pavlos Marinakis, comentó al canal noticioso griego SKAI TV que “la actitud de Reino Unido no muestra respeto por el primer ministro y nuestro país”.

Añadió que aunque la cancelación de la reunión no era algo “común”, el gobierno griego no quería “intensificar el problema con un país con el que tenemos buenas relaciones”.

Hay un continuo debate sobre el lugar de los museos y sus colecciones en un mundo poscolonial, con el primer ministro Sunak aparentemente posicionado a un lado de la discusión.

Pero el ex ministro de Cultura británico, Lord Vaizey, comentó a la BBC que la pareció “raro” que Sunak hubiese cancelado la reunión.

Vaizey, que preside la junta asesora del Proyecto Partenón, dedicada al retorno de los frisos a Grecia, indicó que la actitud del primer ministro está ligada a una tradicional guerra cultural “donde cualquiera que diga que la historia británica no fue perfecta, de alguna manera no es un patriota”.

Según él, “por lo que veo, cada sondeo del público británico dice que creen que los fríos deberían ser retornados”.

Línea
Línea
El Museo del Partenón en Atenas
El nuevo Museo del Partenón en Atenas

Qué son los frisos del Partenón

  • Los frisos y esculturas decoraban el templo del Partenón en Atenas, construido entre 447-432 a. C.

  • La mitad de los mármoles que conformaban los frisos (unos 75 metros) más 17 estatuas de tamaño natural fueron extraídos a Reino Unido

  • Casi todas las esculturas sobrevivientes están aproximadamente divididas entre Atenas y Londres

  • El nuevo Museo del Acrópolis se inauguró en Atenas en 2009. Está diseñado para exhibir todas las esculturas en su despliegue original

  • Entre las personalidades involucradas en la campaña de retorno de los frisos está la desaparecida actriz y exministra de Cultura Melina Mercouri

  • Lord Elgin, un amante del arte, afirmó que las esculturas estarían mejor protegidas en Reino Unido que en el entonces dilapidado Partenón

  • En 1801, dijo haber negociado con el Imperio Otomano -que entonces controlaba Atenas- para remover las estatuas del templo clásico, causando daños a las ruinas.

  • Fragmentos individuales del Partenón terminaron en 10 países europeos, o se perdieron

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Sicilia devuelve un fragmento del Partenón a Grecia después de dos siglos