Anuncios

Misiles Taurus en Ucrania y la polémica interceptación rusa a oficiales alemanes

Misiles Taurus en Ucrania y la polémica interceptación rusa a oficiales alemanes

La cadena de televisión rusa RT publicó en los últimos días una conversación entre generales alemanes en la que se discutía qué objetivos designarían las fuerzas ucranianas si recibían los esperados misiles de crucero alemanes Taurus.

La conversación interceptada es objeto de investigaciones"muy cuidadosas, muy intensas y muy rápidas", dijo el sábado el canciller alemán, Olaf Scholz, durante su visita al Vaticano.

Oficialmente, Berlín no ha confirmado la autenticidad de la grabación, pero los medios alemanes creen que es cierta. La publicación del audio provocó indignación entre los políticos alemanes: no solo porque la inteligencia rusa pudo interceptar conversaciones de tan alto nivel, sino también porque descubrió, si eran genuinas, que Olaf Scholz no fue del todo sincero cuando defendió su decisión de no enviar misiles a Kiev.

Misiles Taurus: Qué son

El Taurus es un misil de crucero lanzado desde aviones, que se dice que tiene un alcance de 500 kilómetros de manera original. Aunque se comenta que las versiones que exporta Alemania tendrían un alcance más corto de entre 300 y 400 km.

Ese rango de acción sería más que suficiente en un conflicto como el de Ucrania, pudiendo alcanzar varios objetivos importantes en Rusia. Kiev lo quiere como una herramienta de gran potencia y con gran flexibilidad de uso.

¿Se opone Alemania se opone al envío de tropas a Ucrania?

Uno de los argumentos del canciller alemán fue que el uso adecuado de las armas requiere la presencia de militares alemanes en suelo ucraniano, lo que sigue siendo impensable.

Pero los propios generales afirmaron en el audio exactamente lo contrario: no se necesita personal alemán para operar correctamente el Taurus. Sin embargo, el diario alemán FAZ afirma que Scholz no ha cambiado de opinión y sigue estando en contra del envío de misiles a Kiev.

Alemania es el segundo mayor proveedor, después de Estados Unidos, de armas y ayuda militar a Kiev. Desde el estallido de la guerra en Ucrania, ha estado invirtiendo cada vez más en sus fuerzas militares. Hace unos días, Berlín anunció el envío de 5.000 soldados a Lituania, el primer despliegue permanente de tropas en el extranjero desde la Segunda Guerra Mundial.