Una misión del OIEA visitará la central de Zaporiyia, mientras Rusia bombardea el Dombás

·5  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Vista aére de la planta nuclear de Zaporiyia

Por Pavel Polityuk y Max Hunder

KIEV, 29 ago (Reuters) - Un equipo del organismo de control nuclear de la ONU se dirigía el lunes a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, dijo el jefe de la agencia, mientras Rusia y Ucrania intercambiaban acusaciones de bombardeos en sus alrededores, alimentando el temor a un desastre nuclear.

Capturada por las fuerzas rusas en marzo, pero operada por personal ucraniano, la central de Zaporiyia se ha convertido en uno de los puntos más calientes del conflicto, que se ha convertido en una guerra de desgaste que se libra principalmente en el este y el sur de Ucrania, seis meses después que Rusia iniciara la invasión del país.

"Debemos proteger la seguridad de la mayor instalación nuclear de Ucrania y de Europa", dijo en Twitter Rafael Grossi, jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Un equipo del OIEA dirigido por Grossi está de camino a la central del sur de Ucrania y llegará a finales de esta semana, dijo Grossi.

Las Naciones Unidas y Ucrania han pedido que se retire el equipo y personal militar de la central nuclear para garantizar que no sea un objeto de ataques.

Las dos partes llevan días intercambiando acusaciones de estar provocando un desastre con sus ataques.

Ante el temor de que se produzca un accidente nuclear en un país que sigue atormentado por la catástrofe de Chernóbil, las autoridades de Zaporiyia están repartiendo pastillas de yodo y enseñando a los residentes a utilizarlas en caso de fuga de radiación.

Las fuerzas rusas dispararon contra Energodar, la ciudad en la que se encuentra la planta, dijo a última hora del domingo el jefe de gabinete del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, adjuntando un vídeo de bomberos intentando sofocar varios coches en llamas.

"Provocan y tratan de chantajear al mundo", dijo Andriy Yermak.

El ejército ucraniano informó previamente de bombardeos en otras nueve ciudades en la orilla opuesta del río Dniéper.

"RADIACIÓN NORMAL"

El Ministerio de Defensa ruso informó de más bombardeos ucranianos en la planta durante el fin de semana.

Nueve proyectiles disparados por la artillería ucraniana cayeron en los terrenos de la planta, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov.

"En estos momentos, el personal técnico a tiempo completo está supervisando el estado técnico de la central nuclear y garantizando su funcionamiento. La situación de la radiación en la zona de la central nuclear sigue siendo normal", dijo en un comunicado.

La agencia estatal de noticias rusa citó a las autoridades diciendo que habían derribado un dron ucraniano que planeaba atacar el almacén de residuos nucleares de la planta.

Dos de los reactores de la central quedaron desconectados de la red eléctrica la semana pasada debido a los bombardeos.

La empresa nuclear ucraniana Energoatom dijo que no tiene nueva información sobre ataques a la planta, mientras que Reuters no pudo verificar las distintas versiones.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el domingo que Rusia no quiere reconocer el grave riesgo de la central, afirmando que Moscú ha bloqueado un proyecto de acuerdo de no proliferación nuclear ante la mención de tales riesgos.

"RESPUESTA A LOS ATAQUES"

Las autoridades ucranianas dijeron que las fuerzas rusas también mantuvieron sus bombardeos en el Dombás, el motor industrial del este de Ucrania.

Zelenski prometió el domingo en un vídeo que "los ocupantes sentirán sus consecuencias: en las acciones posteriores de nuestros defensores".

"Ningún terrorista se quedará sin respuesta por los ataques a nuestras ciudades. Zaporiyia, Orykhiv, Járkov, el Dombás: recibirán una respuesta por todas ellas", añadió.

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero en lo que llama una "operación militar especial", afirmando que su objetivo era desmilitarizar a su vecino del sur. Ucrania y sus aliados occidentales lo han rechazado como un pretexto infundado para una guerra.

La invasión de Ucrania ha desencadenado el conflicto más devastador de Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Miles de personas han muerto, millones han sido desplazadas y numerosas ciudades han quedado en ruinas. La guerra también ha amenazado la economía mundial con una crisis de suministro de energía y alimentos.

Los bombardeos rusos han desplazado a más civiles en el este, donde tres cuartas partes de la población han huido de la región de Donetsk, en primera línea de fuego, dijo el gobernador regional.

En Donetsk, las fuerzas rusas bombardearon infraestructuras militares y civiles cerca de Bajmut, Shumy, Yakovlivka, Zaytsevo y Kodema, dijo el ejército ucraniano a primera hora del lunes.

Los ataques rusos mataron a ocho civiles en la región de Donetsk el domingo, dijo el gobernador de la región, Pavlo Kyrylenko.

Rusia niega haber atacado a la población civil.

Estados Unidos y sus aliados han impuesto amplias sanciones a Rusia por su invasión y han enviado miles de millones de dólares en ayuda de defensa al Estado ucraniano.

Moscú ha dicho que las sanciones nunca le harán cambiar su posición y que los suministros de armas de Occidente sólo alargan el conflicto.

El Ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, viajará esta semana a Suecia y República Checa para impulsar más sanciones contra Rusia, incluida la prohibición de visados para los ciudadanos rusos en toda la Unión Europea.

Es poco probable que los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, reunidos esta semana, respalden unánimemente la prohibición de visados a todos los ciudadanos rusos, dijo el jefe de la política exterior de la UE a la televisión austriaca ORF.

(Información de Max Hunder y Pavel Polityuk en Kiev y las redacciones de Reuters; escrito por Himani Sarkar; edición de Robert Birsel; traducción de Darío Fernández)