Anuncios

El primer ministro Kishida traslada a Biden sus condolencias por el accidente del Osprey

Tokio, 6 dic (EFE).- El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, trasladó hoy al presidente estadounidense, Joe Biden, sus condolencias tras el accidente la semana pasada del avión militar Osprey en costas japonesas en el que murieron sus ocho tripulantes.

"Estamos profundamente entristecidos por la noticia del fallecimiento de ocho personas. En nombre del gobierno japonés y del pueblo japonés, nos gustaría expresar nuestras más sentidas condolencias a las familias de quienes perdieron la vida", expresó Kishida en un mensaje a Biden recogido por la cadena pública NHK.

El primer ministro nipón agradeció también la dedicación de los tripulantes fallecidos, así como "el arduo trabajo día y noche, lejos de sus lugares de origen y familias, para mantener la paz y la seguridad en Japón y la región".

El mensaje de Kishida llega horas después de que Biden se pronunciase sobre el accidente. "Nuestra nación entera lamenta esta trágica pérdida", dijo el mandatario estadounidense antes de destacar la cooperación en las operaciones de búsqueda y rescate del Gobierno nipón.

La ministra de Asuntos Exteriores japonesa, Yoko Kamikawa, se sumó a las condolencias a través de un comunicado en el que señaló: "Es lamentable que los miembros de la tripulación no hayan podido regresar sanos y salvos a pesar de la búsqueda colectiva y del esfuerzo de rescate entre nuestros dos gobiernos".

El miércoles de la semana pasada una aeronave Bell-Boeing V-22 Osprey de las Fuerzas Armadas estadounidenses se estrelló frente a la costa de Yakushima, al suroeste de Japón.

Las ocho personas a bordo del Osprey, de entre 20 y 30 años, fallecieron en el accidente, que tuvo lugar durante un entrenamiento rutinario y cuyas causas se están investigando todavía.

Hasta el momento se ha confirmado la muerte de seis de los ocho integrantes de la tripulación de la aeronave, cuyos restos mortales han sido localizados, pero dos soldados siguen desaparecidos.

La aeronave accidentada es capaz de despegar y aterrizar como un helicóptero y de volar como un avión, por lo que es considerada híbrida, lo que hace que sea más propensa a accidentes.

(c) Agencia EFE