Anuncios

El ministro de Exteriores sirio visita Egipto por primera vez desde 2011

El Cairo, 1 abr (EFE).- El ministro de Exteriores sirio, Faisal al Miqdad, llegó este sábado a Egipto en la primera visita a El Cairo de un alto cargo de Damasco desde el comienzo del conflicto en el país árabe en 2011, en una aparente reconciliación regional con Siria.

Al Miqdad fue recibido por su homólogo egipcio, Sameh Shukri, y ambos mantuvieron una reunión a puerta cerrada con sus respectivas delegaciones, según un comunicado del Ministerio de Exteriores egipcio.

El portavoz del Ministerio de Exteriores egipcio, Ahmed Abu Zeid, dijo que, "a la luz de la hermandad histórica que vincula los dos países y por el interés árabe conjunto y la solidaridad para hacer frente a los retos regionales e internacionales, las conversaciones abordaron las formas de ayudar al pueblo sirio a recuperar su unidad y soberanía sobre todo su territorio".

Por su parte, el ministro sirio destacó el papel de apoyo de Egipto a Siria a lo largo de los años y, en especial, después de los devastadores terremotos del pasado 6 de febrero en Turquía y Siria.

Asimismo, expresó "su aspiración para que la próxima fase (de las relaciones) sea la de la solidad árabe con Siria para que pueda sobrepasar su crisis y asumir su papel histórico", señala la nota.

El portavoz concluyó que ambos ministros acordaron "intensificar las vías de comunicación entre los dos países a todos los niveles durante la próxima fase para abordar los asuntos de interés de ambos pueblos".

Shukri viajó a Damasco el pasado 27 de febrero y fue recibido por el presidente sirio, Bachar al Asad, en la primera visita de un alto cargo egipcio a Damasco desde 2011.

El diplomático egipcio dijo durante esa visita que la relación entre los dos países es "sólida" y mostró su disposición a seguir proporcionando apoyo al país árabe.

Los seísmos han hecho que diversos países de Oriente Medio y el norte de África llevasen a cabo sus primeros contactos protocolarios con el Gobierno de Al Asad desde que buena parte de la región cortara relaciones con Damasco debido a su represión de las revueltas iniciadas en su contra en 2011.

Si bien sus lazos se habían enfriado, Egipto no estaba entre las potencias regionales que tomaron medidas drásticas contra el Ejecutivo sirio y El Cairo parece estar liderando algunos de los actuales esfuerzos para devolver a Damasco a la arena política de Oriente Medio.

Arabia Saudí, estandarte del repudio de la última década contra Damasco y considerado uno de líderes de la región, reconoció recientemente que el mundo árabe coincide en que su enfoque hacia Siria "no está funcionando" y hace falta un cambio en la forma de abordar el asunto.

Además, anunció que están dialogando para retomar los "servicios consulares" en ambos territorios.

(c) Agencia EFE