Millones de personas sufren la ola de calor en la poblada cuenca del río chino Yangtsé

·3  min de lectura
Ola de calor en Shanghái

PEKÍN, 13 jul (Reuters) - Una abrasadora ola de calor en China asolaba el miércoles las ciudades densamente pobladas de la vasta cuenca del río Yangtsé, desde Shanghái, en la costa, hasta Chengdú, en el corazón del país.

Más de 90 alertas rojas, las más graves de un sistema de alerta de tres niveles, estaban activas en toda China a las 14:30 horas hora local (0630 GMT), la mayoría de ellas en la cuenca del Yangtsé, que abarca casi 2.000 km de longitud.

Shanghái emitió su segunda alerta roja en cuatro días, advirtiendo de temperaturas de más de 40 grados Celsius. La construcción y otras actividades al aire libre deben reducirse o incluso detenerse bajo la alerta roja.

China se prepara para un verano de extremos este año, desde olas de calor abrasadoras hasta aguaceros prolongados e intensos. Las ciudades al sur del río Yangtsé se han visto especialmente afectadas por el intenso calor y las precipitaciones récord.

"Esta mañana me he levantado temprano para hacer algunas tareas y me he puesto a sudar incluso con el aire acondicionado puesto", dijo un residente de Nanjing, una ciudad de más de 9 millones de habitantes cercana a Shanghái.

"La temperatura de estos días oscila entre los 30 y los 40 grados, pero te sientes como si hubiera 50 grados ahí fuera", dijo este hombre de 47 años, que declinó ser nombrado.

El 'hashtag' #Golpedecalor fue tendencia en las redes sociales chinas, con 2,45 millones de visualizaciones en la aplicación Weibo, en publicaciones que muestran desde personas ingresadas en el hospital hasta los efectos perjudiciales de la exposición al calor a largo plazo.

En Chengdú, capital de la provincia suroccidental de Sichuan, un apagón programado y la actualización de su red eléctrica la semana coincidieron con el clima cálido, lo que provocó fuertes protestas de algunos de sus 21 millones de residentes en las redes sociales.

"Se trata de un apagón a gran escala", dijo un internauta en la popular microblog Weibo.

"Los residentes no tienen garantizado el suministro eléctrico. Nadie está haciendo nada al respecto".

"VAPORERA DE ALIMENTOS"

En la ciudad de Yanjin, también en el suroeste de China, las temperaturas alcanzaron el lunes los 44 grados centígrados, las más altas desde que se empezaron a registrar en 1959, según informó la televisión estatal a última hora del martes.

Las olas de calor también empiezan a regresar al centro de China, después de que una racha de lluvias interrumpiera la ola de calor desde junio.

En la provincia central de Henan, los trabajadores de mantenimiento de trenes limpiaban y revisaban los aires acondicionados de los trenes que pasan por su capital, Zhengzhou, un centro de transporte en el corazón de China.

La temperatura en algunas partes de Henan alcanzó recientemente los 41 grados centígrados.

Para Wang Mian, trabajador de mantenimiento de trenes, la temperatura más alta que ha experimentado sobre el techo de un tren fue de 79 grados centígrados.

"Aquí arriba hace mucho calor, es como una vaporera de alimentos", dijo Wang a la televisión estatal

"Nuestra ropa se moja todos los días. A veces no se secan nunca".

(Información de Ryan Woo, Albee Zhang y Bernard Orr; información adicional de la redacción de Pekín; edición de Jacqueline Wong y Louise Heavens; traducción de Darío Fernández)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.