Anuncios

Mila Kunis, que abandonó Ucrania cuando era niña, lanzó una recaudación de fondos para los refugiados

Cuando la actriz Mila Kunis tenía siete años, su familia abandonó Ucrania, su país natal, y se mudó a Estados Unidos.

Kunis, quien ahora comenzó una recaudación de fondos para apoyar a los refugiados ucranianos, dijo a Los Angeles Times en 2008: “Fue justo en la caída [de la Unión Soviética]. Era muy comunista, y mis padres querían que mi hermano y yo tuviéramos un futuro, así que renunciaron a todo. Llegaron con US$250”.

Kunis nació en 1983 en la ciudad de Chernivtsi, en el suroeste de Ucrania, y sus padres son Mark y Elvira Kunis, un ingeniero mecánico y una profesora de física respectivamente.

Una vez en los EE.UU., su padre “hizo trabajos ocasionales: pintar casas, instalar baños y repartir pizzas, mientras que su madre trabajaba en la trastienda de una farmacia Thrifty”, informó el LA Times.

Kunis ha dicho que inicialmente tuvo problemas para adaptarse a los EE.UU. cuando era niña. Su idioma nativo era el ruso y no hablaba inglés cuando su familia emigró.

“Al final, me adapté bastante rápido y bastante bien”, explicó Kunis al LA Times. “Pero debe haber sido difícil, porque bloqueé completamente el segundo grado. No tengo ningún recuerdo de ello. Siempre hablo con mi mamá y mi abuela al respecto. Era porque lloraba todos los días. No entendía la cultura. No entendía a la gente. No entendía el idioma”.

Más tarde describió la experiencia en un ensayo que escribió para ingresar a la universidad, e instó al lector a “imaginar ser ciego y sordo a los siete años”.

“Así es como se siente mudarse a los Estados Unidos”, agregó Kunis en su conversación con LA Times. “Pero lo superé bastante rápido”.

Kunis tomó clases de actuación cuando era niña y obtuvo su primer crédito televisivo en 1994 en la telenovela Days of Our Lives. Siguieron apariciones en programas como Baywatch y 7th Heaven, y en 1998 se unió al elenco de That ‘70s Show. (También protagonizó la serie Ashton Kutcher, con quien Kunis se casó en 2015).

Ashton Kutcher y Mila Kunis en una gira de prensa el 16 de enero de 2004 en Hollywood (Kevin Winter/Getty Images)
Ashton Kutcher y Mila Kunis en una gira de prensa el 16 de enero de 2004 en Hollywood (Kevin Winter/Getty Images)

Kunis también forjó una carrera en el ámbito cinematográfico, que ha incluido papeles en Forgetting Sarah Marshall (2008), Black Swan (2010), Friends with Benefits (2011) y The Spy Who Dumped Me (2018). Interpretará el papel principal en la próxima adaptación de Netflix de la novela más vendida de Jessica Knoll, Luckiest Girl Alive.

En un vídeo publicado el jueves, Kunis anunció que ella y Kutcher habían lanzado una recaudación de fondos para apoyar a Ucrania en medio de la invasión rusa del país.

Dice que siempre se ha considerado “una estadounidense orgullosa. Amo todo lo que este país ha hecho por mí y mi familia, pero nunca me había sentido tan orgullosa de ser ucraniana como hoy”.

“Los ucranianos son personas respetables y valientes que merecen nuestra ayuda en su momento de necesidad”, escribió en un comunicado. “Este ataque injusto contra Ucrania y la humanidad en general es devastador y el pueblo ucraniano necesita nuestro apoyo”.

Kunis y Kutcher igualarán las donaciones al fondo recién creado hasta US$3 millones.

“Si bien somos testigos de la valentía de los ucranianos, también somos testigos de la carga inimaginable de aquellos que han elegido la seguridad”, agregó Kunis. “Innumerables cantidades de personas han dejado atrás todo lo que conocen y aman para buscar refugio. Con nada más que lo que podían cargar, estos refugiados ucranianos necesitan vivienda y suministros de inmediato”.

Las donaciones se destinarán a dos organizaciones: Flexport.org, que coordina los envíos de suministros a refugiados en Polonia, Rumania, Hungría, Eslovaquia y Moldavia; y Airbnb.org, una organización independiente sin fines de lucro que trabaja con Airbnb para proporcionar alojamiento gratuito a corto plazo a los refugiados que huyen de Ucrania.

La recaudación de fondos tiene un objetivo declarado de 30 millones de dólares. Había recaudado US$3,4 millones hasta el viernes en la mañana.