Miguel Barbosa, ¿un héroe contra la 4T en medio de la pandemia o un necio que enloqueció de poder?

FOTO ARCHIVO: MIREYA NOVO /CUARTOSCURO.COM

Las recientes expresiones y determinaciones del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, indican que es un político que sigue su propia “agenda” y que interpreta lo que sucede en el país de manera diferente, extraña, de tal forma que sus hechos parecen contradecir lo hace el gobierno de López Obrador, lo que llevaría a que algunos, en la 4T, lo consideren un héroe y otros un necio y hasta loco.

Cuando empezaba la crisis sanitaria en México y aún no se registraba ningún contagio en Puebla, el gobernador Barbosa dijo en conferencia de prensa que había sido contraída la enfermedad solo por gente rica. “La mayoría son gente acomodada eh, ¿sí lo saben o no? Si ustedes son ricos tienen el riesgo, si ustedes son pobres, no, los pobres somos inmunes”.

La afirmación de Barbosa fue calificada en redes sociales como estupidez, se cuestionó que se considerara inmune por ser pobre, porque ni estaba exento de contagio, ni mucho menos es pobre.

Es un hecho que las actividades productivas fueron detenidas en el mundo para prevenir los contagios por COVID-19 y proteger la integridad de los trabajadores. En algunos países los contagios han disminuido y por ello determinaron reactivar su economía.

En México las autoridades sanitarias aprobaron a la industria automotriz reiniciar sus actividades, cuidando la salud de los trabajadores, lo que hicieron de inmediato en los estados en los que operan algunas armadoras, excepto en Puebla.

Mediante un decreto el gobernador Barbosa, manifestó que “aún no existen condiciones para reanudar las actividades de la industria automotriz debido al avance de la pandemia de coronavirus en la entidad.”

Su determinación fue interpretada como contraria a lo dispuesto por las autoridades federales, e inconveniente por enfrentar intereses de la más importante industria establecida en Puebla, así como por incumplir compromisos establecidos en tratados internacionales.

El decreto de Barbosa fue rechazado por la industria automotriz. Representantes de armadoras y fabricantes de autopartes pidieron al gobernador dar por terminada la vigencia de su decreto. La empresa Volkswagen comentó que permanecería atenta a “las opciones que conforme a derecho le permitan llevar a cabo sus actividades”. (El Sol de Puebla, 26 de mayo de 2020)

El mensaje que envío al mundo la determinación del gobernador Barbosa fue de no respetar las decisiones federales y obstaculizar la reactivación de la economía local, nacional e internacional. Su actitud corresponde al de un opositor al gobierno de López Obrador.

No parece tener reposo el gobernador Barbosa; el pasado 11 de mayo envió a la Comisión permanente una propuesta para reformar la Ley de Educación de Puebla, la cual fue dictaminada y presentada al pleno el 14 de mayo, la aprobaron por mayoría, con cambios mínimos, los legisladores de Morena.

Al día siguiente manifestaron su alarma rectores de instituciones educativas privadas de Puebla, calificaron la reforma educativa de “ambigua y peligrosa”.

La Ley de Educación plantea imponer multas que van de los 8 mil 688 a los 86 mil 880 pesos a las escuelas privadas por condicionar el servicio público de educación a la adquisición de uniformes, material educativo y actividades extraescolares, expulsar, segregar o negar la educación a personas con discapacidad, o que presenten problemas de aprendizaje y otros. (Expansión, 25 de mayo de 2020)

El artículo de la ley más cuestionado es el que señala que los muebles e inmuebles destinados a la educación, incluyendo los particulares, forman parte del Sistema Educativo Estatal.

En redes sociales se interpretó como un ensayo que el gobierno de López Obrador lleva a cabo para proceder a nivel nacional, si logran vencer la oposición, para una “expropiación” de mayor tamaño de los bienes del sector educativo privado en el país.

En los próximos días, según anunciaron, se manifestarán masivamente en las calles directivos, profesores y estudiantes del sector educativo privado que considera la reforma de Barbosa como muy peligrosa para Puebla y para el país, porque podría ser el inicio de expropiaciones de otro tipo de bienes.

En su defensa, el gobernador Barbosa afirmó que la ley no es para expropiar universidades, pero advirtió que las cosas en Puebla ya cambiaron.

Con sus dichos y determinaciones el gobernador Barbosa despertó polémica y oposición de importantes grupos sociales, empresariales y educativos de Puebla.

Sus planteamientos se oponen a los dispuesto y hecho por su protector lo que hace pensar que es un político necio, que por el poder perdió la razón o que en los hechos es un opositor al gobierno de López Obrador.

Aunque es posible plantear la pregunta ¿Lo que hizo fue por su iniciativa o cumplió una consigna de Ya Sabes Quién?

En política quien se equivoca tiene que rectificar. No hay excepciones.


Te puede interesar:

Suspenden a cuatro funcionarios del IMSS en Hidalgo por compra de ventiladores a hijo de Bartlett

AMLO prevé retomar giras el 2 de junio para inaugurar tramos de obras del Tren Maya

Cuando las medidas sanitarias son inaplicables: la COVID-19 en un asentamiento de Ecatepec