Miembro original de "SNL" visita su pasado con humor

LYNN ELBER
·4  min de lectura

LOS ANGELES (AP) — Si Laraine Newman narrara sólo su experiencia como miembro del elenco original de “Saturday Night Live” — que incluía a Gilda Radner y John Belushi — tendría mucho material para un libro de memorias.

Pero la comediante tenía otras experiencias que compartir en “May You Live in Interesting Times”, de lo estrafalario — estudió pantomima en París con Marcel Marceau— a lo cuestionable, incluyendo un encuentro de adolescencia con el músico Johnny Winter.

A dondequiera que Newman nos lleva en su nuevo audiolibro, lo hace con humor, amor y una bondad indefectible incluso hacia quienes recuerda que alguna vez fueron antipáticos con ella. Pero es cándidamente dura consigo misma al describir su adicción a las drogas en la juventud o un breve pero embarazoso encuentro con un ídolo de la música.

“El hecho de que me tiré un pedo frente a Prince” debería servir de motivación para escucharlo, dijo Newman con tono irónico. “Y ese es tan sólo uno de los momentos maravillosos de mi vida”.

Newman, de 69 años, está en un buen momento para mirar atrás. Se ha mantenido sobria durante décadas, y está ocupada haciendo actuación de voz en una variedad de proyectos, entre ellos “Despicable Me” (” Mi villano favorito”), “American Dad!” y “Doc McStuffins”, además de algún papel ocasional en pantalla. Y está orgullosa de sus hijos Hannah y Spike Einbinder, ambos actores profesionales.

Revisitar su pasado, dijo, le permitió celebrar los entrañables sketches durante sus años en “Saturday Night Live”, de 1975-80, y develar detalles de su creación. En una entrevista con The Associated Press, la artista conversó sobre el modo en que abordó el libro de Audible Original, el historial de “SNL” con las mujeres y un sketch de “Coneheads” memorable. Las declaraciones fueron editadas para mayor claridad y brevedad.

AP: Cuando escribiste tus memorias, que incluyen encuentros con celebridades de Fred Astaire a Robert De Niro, ¿te parecieron aún más extraordinarios esos eventos en retrospectiva?

NEWMAN: El libro ha pasado por muchas razones para su existencia, pero al final a lo que llegué fue al hecho de que, “epa, yo estuve ahí, yo lo viví”. Aun cuando se trata en gran medida sobre mi vida personal, también es el privilegio de haber tenido un asiento en primera fila en muchos de los momentos de la cultura pop estadounidense.

AP: ¿Qué esperas dejarle a los escuchas en cuanto ti y tus lecciones de vida?

NEWMAN: Soy la menos indicada para impartir cualquier lección de vida. Pero lo otro que realmente quería hacer, porque nunca lo había visto en una biografía, es apoyarme en el hecho de que he tenido muchos fracasos. Creo que la gente envuelve sus biografías con lazo rosado y es importante reconocer que uno puede vivir muchos fracasos. Simplemente hay que seguir adelante.

AP: ¿Tu momento favorito en “Saturday Night Live”?

NEWMAN: Tengo tantos, pero el que me viene de inmediato a la memoria es sobre comida. Estábamos haciendo el sketch de los “Coneheads” y había una parte en la que comíamos aislamiento de fibra de vidrio, que en realidad estaba hecho de papel de arroz y algodón de azúcar. Pensé, “qué genial este trabajo”. Pero hubo tantos momentos, cosas que simplemente te hacían orinar de risa.

AP: Por años, “SNL” fue criticado por no tener suficientes mujeres y minorías en su reparto. ¿Qué opinas al respecto?

NEWMAN: En cuanto a nuestro programa, teníamos 13 guionistas — tres mujeres, 10 hombres — y era una meritocracia. Digan lo que digan. Lorne (Michaels, el creador de la serie,) era muy igualitario respecto a lo que pasaba en el programa. Se transmitía lo que era chistoso. No importaba quién lo escribió o quién actuaba. Pero la sensibilidad que el programa adquirió con Tina Fey cuando ella era la guionista principal... se volvió más centrado en la mujer probablemente porque tenían muchas más mujeres escribiendo.

AP: Has dicho que tuviste que aprender a ser una actriz de voz. ¿Has encontrado satisfacciones inesperadas en este trabajo?

NEWMAN: Cuando estás en la cabina de grabación y al otro lado del vidrio ves a la gente en la sala de control, los guionistas y el director, abriendo la boca y reír al unísono, es sumamente gratificante. Y si haces un programa con todo el elenco presente, es como hacer radioteatro. No existe gente más alentadora y compasiva que la comunidad de la animación.

AP: ¿Qué ves ahora en la TV que te haga reír?

NEWMAN: No veo mucha comedia. Si preguntas, la mayoría de los comediantes ven dramas de crimen. Sólo voy a decir que en este momento no soy la excepción. Veo dramas de crimen y terror.