Anuncios

Miembro de la Guardia Nacional de Texas dice que no está claro cómo se disparó el arma que hirió a un inmigrante

(CNN) -- El miembro de la Guardia Nacional de Texas que disparó a un inmigrante durante un forcejeo en enero desenfundó su pistola y la pasó de la mano derecha a la izquierda antes de que el arma de fuego se disparara, dando al migrante en el hombro, según su declaración jurada.

En la declaración obtenida por CNN a través de una solicitud de información, el miembro de la Guardia Nacional describió el altercado con el inmigrante.

"Bajo la amenaza de lesiones corporales graves, desenfundé mi pistola M17 para mostrar que estaba armado, pero él continuó lanzando golpes corporales hacia mi torso", dice la declaración jurada del miembro de la Guardia Nacional. "Cambié mi M17 de la mano derecha a la izquierda en posición de 'preparado bajo', para tener un control más positivo sobre él y mantener una distancia entre él y yo, pero continuó forcejeando conmigo y pude sentir cómo intentaba derribarme al suelo con él".

El tiroteo se produjo en la madrugada del 15 de enero en el Valle del Río Grande, en el sur de Texas, según el informe del incidente. En ese momento, la Patrulla Fronteriza solicitó la ayuda de la Guardia Nacional de Texas en la búsqueda de inmigrantes que habían traspasado el muro fronterizo, según la declaración jurada del miembro de la Guardia Nacional.

Este fue el primer incidente conocido en el que un miembro del servicio dispara y hiere a un inmigrante desde que la Operación Lone Star de Texas comenzó en marzo de 2021, informó previamente CNN.

El nombre del miembro de la guardia está redactado, pero el informe del incidente indica que el hombre caucásico tenía autorización de seguridad secreta y estaba asignado a la Compañía D, 3er Batallón, Regimiento de Infantería 141. En su declaración jurada, dice que él y su compañero siguieron a un agente de la Patrulla Fronteriza, con un K-9, hasta una casa abandonada y gritaron a los inmigrantes tanto en español como en inglés que "se detuvieran y se entregaran".

Dice que con la ayuda de un faro vio a un individuo que intentaba salir por una ventana y se acercó a él.

El inmigrante entonces empezó a golpearlo, dice la declaración jurada. En la refriega, el miembro de la Guardia Nacional intentaba mantener el equilibrio, según declara, mientras el inmigrante golpeaba su placa pectoral delantera.

"Mientras le sujetaba con la mano izquierda toqué mi funda para comprobar si mi pistola M17 seguía allí, pero él trató de agarrarme por la muñeca, así que di un paso atrás sin dejar de sujetarle con una mano", dice la declaración.

El miembro de la Guardia Nacional desenfundó su arma para demostrar que iba armado, perdió el equilibrio, cayó de espaldas y el inmigrante cayó encima de él, según la declaración jurada.

"Durante la conmoción, mi M17 descargó accidentalmente una ronda. No sé si fui yo o el inmigrante el que causó el disparo. Me arrodillé lo antes posible y enfundé inmediatamente la pistola. Con la otra mano sujeté al inmigrante, le pregunté si estaba bien y empecé a comprobar si había recibido algún impacto", continúa el comunicado.

El inmigrante al que dispararon es un hombre de El Salvador que no fue identificado por las autoridades, según informó previamente CNN. Recibió un disparo en el hombro y fue dado de alta del hospital el mismo día.

A través de una solicitud de información, CNN obtuvo copias del informe del incidente, la política de uso de la fuerza, las declaraciones juradas de dos miembros de la Guardia Nacional, la política relativa a los miembros del servicio que prestan ayuda de emergencia a los inmigrantes, y la política relativa a la capacidad y la autoridad de un miembro del servicio para aprehender o detener a los inmigrantes.

La declaración jurada del segundo miembro del servicio afirma que estaban dentro de la casa abandonada con su compañero cuando oyeron "un disparo".

"Cuando llegué a [nombre] estaba de espaldas con el inmigrante encima y [le] pregunté y les pregunté si estaban bien", dice la declaración jurada.

Autorizan a la Guardia Nacional a usar la 'fuerza mínima necesaria'

CNN también obtuvo una copia de la política relativa a la capacidad y la autoridad de la Guardia Nacional para aprehender o detener a los inmigrantes.

Una parte de la política está redactada, pero la parte no redactada establece que los miembros del servicio "están autorizados a utilizar la fuerza mínima necesaria para aprehender o detener" a los inmigrantes y están autorizados a hacerlo cuando están dirigidos "por un oficial de la ley (LEO, por sus siglas en inglés)) o en respuesta a las solicitudes de asistencia de los LEO".

Los documentos obtenidos por CNN no indican que el inmigrante estuviera armado. Según la política de uso de la fuerza obtenida por CNN, los miembros de la Guardia Nacional pueden utilizar "solo el MÍNIMO nivel de fuerza necesario para controlar la situación y para defenderse a sí mismo o a otros", y "disparar un arma es siempre fuerza mortal".

El relato del miembro del servicio cuya arma se disparó no explica cómo y cuándo se accionó el interruptor de seguridad del arma.

"La M-17 es una versión militar de la SIG Sauer P320 equipada con un mecanismo de seguridad que quien dispara debe desactivar manualmente con el pulgar antes de que el arma pueda disparar", dijo Josh Campbell, corresponsal de seguridad de CNN y ex agente especial supervisor del FBI. "En este caso, solo pudo ocurrir una de dos cosas para que el arma pudiera dispararse: o bien el seguro se desactivó accidentalmente durante el altercado físico, o bien el vigilante colocó a propósito su arma en posición lista para disparar".

"La fuerza 'mínima' autorizada para detener a alguien puede escalar rápidamente a fuerza mortal si un guardia cree razonablemente que un individuo representa una amenaza inminente de muerte o lesiones graves", dijo Campbell. "Pero la política de la Guardia Nacional de Texas indica que un guardia debe agotar todos los demás medios disponibles para controlar una situación antes de recurrir a la fuerza letal". "Según los protocolos de la agencia, el simple hecho de estar en una pelea física con alguien no es justificación suficiente para dispararle", explicó.

Los Texas Rangers, una división del Departamento de Seguridad Pública de Texas, están investigando el caso. CNN se ha puesto en contacto con la agencia para obtener información actualizada sobre la investigación y no ha recibido respuesta inmediata.

El gobernador Greg Abbott puso en marcha la Operación Lone Star en respuesta al aumento de la inmigración indocumentada. El estado ha destinado más de US$ 4.000 millones a financiar este esfuerzo, que incluye el despliegue de miles de miembros de la Guardia Nacional de Texas y de agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas en la frontera entre Texas y México.