El Miami Heat lo intenta con siete hombres en Washington pero al final se queda corto

Nick Wass/AP

El Heat llegó a la Capital de la Nación este viernes 18 de noviembre con un hospital ambulante, lo cual hacía presagiar lo peor ante unos Wizards con hambre de triunfo.

Este era el parte. A las bajas de Tyler Herro (tobillo) y Bam Adebayo (rodilla) se le unieron las de Jimmy Butler (rodilla) y Gabe Vicent (rodilla), Dewayne Dedmon (enfermedad) y Duncan Robinson (mano derecha). Eso sin contar que ya tiene fuera a Victor Oladipo (rodilla) y Omer Yurtseven (tobillo)

Ni siquiera Miami puso contar con Udonis Haslem ( personal) y tuvo que vestirse Vicent para completar los ocho, de modo que con solo dos suplentes se afrontó el partido, que sin dudas fue una oportunidad para ver a los jóvenes como Nikola Jovic de centro titular, a Jamal Cain y hacer debutar al recién llegado Orlando Robinson con 14 puntos y 7 rebotes., formando ests dos últimos la segunda unidad

El quinteto de la Capital del Sol a punto estuvo de completar su hazaña en tiempo extra pero falló a la hora buena y los Wizards se llevaron el triunfo 107-106.

Así que al Heat de nada le valió el esfuerzo, o el casi, el resultado fue otra derrota y ahora con 7-9 cayó al 11no puesto del Este.

Lo mejor fue que al no estar Butler, Herro y Adebayo, la oportunidad que tuvieron los siete jugadores de desarrollar su juego. Lo peor es que una vez más Miami falló en la jugada final tirando un triple cuando se necesitaban dos puntos y el tiempo extra terminó con un ridículo 3-2 favorable a Washington.

Algo debió pasarle a Jovic porque después de marcar 18 puntos, siendo el tercer mejor anotador, no jugó ni al final del encuentro ni en el tiempo extra; yy si no tenía nada, el entrenador Erik Spoelstra debe cargar con esta otra derrota. De hecho fue el mejor jugador con un +6.

Kyle Lowry (el otro que se fue positivo +4) se puso la capa de superhéroe llevando al equipo en volandas terminando con un gran triple doble de 24 puntos (4 triples), 10 rebotes y 15 asistencias; además de un robo y dos tapones que ejemplifican su entrega defensiva, jugando además 45 minutos.

Max Strus, aunque falló el triple final, fue el segundo mejor anotador con 22 puntos (3-11 en triples).

Haywood Highsmitd se fue con un doble-doble de 12 puntos y 13 rebotes, incluyendo un importante triple al final del juego, después de fallar sus primeros seis intentos.

En tanto Caleb Martin todo corazón volvió arrancar bien pero tras llegar a 12 puntos volvió a estancarse.

Por Washington destacaron Bradley Beal con 27 puntos, Kyle Kuzma con 21, Kristaps Porzingis con 20 más 17 rebotes, Corey Kispert con 17 y Rui Hachimura con 13.

Juego

La primera mitad terminó favorable a Miami 69-57 tras una gran rebelión en el segundo cuarto protagonizada por Strus, Jovic y Lowry, quienes terminaron con 16, 15 y 14 puntos respectivamente, ante unos Wizards que tuvieron a Porzingis con 14, a Hachimura con 13 y Beal con 10 como sus mejores hombres.

El primer cuarto terminó con toda justicia 33-31 a favor de Washington, después de mantenerse delante casi todo el parcial, en el que Heat no le perdió ni pie ni pisada. Pero en el segundo el quinteto de la Capital del Sol son sendas corridas puso tierra de por medio con un parcial de 38-24 para irse a descansar con 12 puntos de ventaja.

El tercero fue una pelea de perros con el parcial 15-15 con 4:13’ en el reloj y Robinson llegando a 14. Los Wizards con un rally de 6-0 consiguieron una pequeña ventaja en el cuarto que ganaron finalmente 24-19 apoyándose en un Kuzma que llegó a 17 puntos, acercándose en el marcador 88-81.

Washington con una nueva corrida de 9-0 al inicio del último cuarto remontó el marcador, pero después el Heart recuperó el mando llegando a estar arriba por cinco al final del parcial, pero los Wizards consiguieron empatar con un triple de Kuzma, que mandó el juego al tiempo extra con un empate 104-104 luego de ganar el cuarto 23-16.

El Heat anotó una sola canasta en los cinco minutos de desempate y aun así tuvo la posibilidad de ganar el juego, pero innecesariamente lanzó un triple en vez de asegurar con un tiro más cercano cuando solo faltaban 2.8 segundos y dejó escapar el triunfo. Washington ganó el tiempo extra 3-2 y ganó el juego.