Anuncios

Miami la conoció como una de ‘las chicas de Alexis’. Hoy triunfa como diseñadora de moda

El atelier de Daya Omdaya, el nombre profesional de esta santiaguera alta y ligera como “una mariposa”, como la describían sus compañeras del show de Alexis Valdés, en Mega TV, es uno de esos inusuales paraísos de la moda en el sur de Miami, en la avenida 72, donde tradicionalmente se ubican casas de antigüedades y boutiques que venden joyería y ropa artesanal.

Hay que ir con tiempo y deseos de vivir una experiencia, porque Omdaya habla despacio y con dulzura, y a medida que te va mostrando sus colecciones, es como si la presión bajara y el estrés se fuera, un poco equivalente a una sesión de yoga.

“Mis cortes son muy fluidos y favorecedores a cualquier tipo de cuerpo”, dice Omdaya, que se inspira en la mujer y crea para ellas piezas que puedan usar diariamente, sin fajas, sin zípers, sin nada que las limite en el movimiento, y que a la vez resalten las mejores cualidades de todo tipo de figura.

Omdaya quiere decir “compasión universal” y es el nombre perfecto para la ropa que crea Dayamí Sánchez, a quien Miami conoció como cantante, formando parte de ese trío de mujeres mágicas, además integrado por Marleni Ramos “Avana” y Mónica Sierra, que acompañaron al grupo musical de Esta noche tu night, el show que conducía Valdés.

La diseñadora Dayami Sánchez “Daya Omdaya” viste uno de sus diseños. Ella misma crea los estampados y enfatiza la comodidad de las telas.
La diseñadora Dayami Sánchez “Daya Omdaya” viste uno de sus diseños. Ella misma crea los estampados y enfatiza la comodidad de las telas.

“Estuve siete años con las chicas y con Alexis, y aprendí a vestir a tres mujeres con cuerpos muy diferentes, y conseguí que luciéramos parejas”, recuerda.

Cuando una cantante se lanza a los negocios

En el 2011 Omdaya me habló por primera vez en una entrevista para el Nuevo Herald de su otro lado creativo, el diseño de modas, y me mostró cómo creaba las ropas que llevaban ella y sus colegas en el programa.

“Estuve desde los 14 hasta los 40 años ‘cosiendo y cantando’, como decía El Pible”, rememora Omdaya, sobre lo que decía el humorista de Miami, uno de los fijos en el desaparecido Esta noche tu night.

“La pregunta siempre era: ‘¿Si dejas una, cuál sería?’ Hasta ese momento era ninguna “, recuerda.

Un día, sin embargo, sintió que estaba lista para dejar el canto. Podía extenderse más allá del cuarto de su apartamento de Midtown y crear un negocio, lanzarse sola, “hacerse responsable de sí misma”, reconoce.

“Como empresaria estoy aprendiendo mucho, es una responsabilidad muy grande asumir un lugar como este. Hace tres años que estoy aquí”, dice, indicando que tuvo que hacer una inversión inicial en la reestructuración del espacio.

Hoy ha logrado ampliar su alcance a otros lugares, como Puerto Rico, y tiene cinco empleados, entre ellos su asistente, las costureras y el diseñador gráfico, que crea las telas con ella.

“He tenido que experimentar muchas cosas nuevas, me he dado tropezones, he llorado, he reído, pero al final estoy superagradecida”, reconoce la diseñadora cubana.

¿Y no extrañas cantar?

“Sigo amando el canto, y si aparece algo, lo hago, pero disfruto tanto el día a día en el diseño de modas, y cuando quiero, canto sola”, dice Omdaya.

Ahora vuelca su lado más creativo en el diseño, que practica siguiendo la técnica de sublimación textil, para imprimir en poliéster.

Ese es uno de los fuertes de sus piezas. “Son telas muy duraderas, muy amables, que puedes lavar y secar en la secadora, para la mujer práctica que no quiere parar en una lavandería, que quiere tenerla lista para viajar”, dice.

Una tienda de moda personalizada

En su atelier se practica la atención personalizada. Además de ofrecerles a sus clientas un café, un té, una buena conversación, es la misma Omdaya quien les mide la ropa. Si el diseño de una pieza o su caída –uno de los aspectos que destacan de su arte– las cautiva, pero por otra parte, no les gusta tanto la tela, hay opciones para hacer la pieza a su gusto.

“Te damos la posibilidad de que puedas crear tu propia pieza, basada en el corte que te gusta”, comenta Omdaya, que se diseñó su primer vestido a los 7 años.

La diseñadora cubana Omdaya trabaja en el taller de su tienda en Miami, donde despliega una variedad de telas creadas por ella.
La diseñadora cubana Omdaya trabaja en el taller de su tienda en Miami, donde despliega una variedad de telas creadas por ella.

Las invita a pasar a la parte de atrás del taller y a escoger las telas e incluso se pueden mandar a hacer piezas de hace cinco años, señala.

“La edad promedio de una mujer Omdaya va desde los 19 o 20 años hasta los 70 o 75”, dice mientras enseña algunas de sus colecciones porque no quiere centrarse solo en modelos de 20 años a los que cualquier ropa le queda bien.

Memorias de Cuba y Argentina, y un desfile

Los anuncios de la Cuba de los 1940 y 1950 inspiran la colección Memories, que estrenó en octubre durante el mes de la Hispanidad.. Se unen en collages los rostros de cubanas de labios rojos, mujeres de otra época, que estuvieron en las anillas de los tabacos y en las etiquetas de las cajas de maderas del producto de la isla que fue el más vendido en el mundo.

También hay diseños más contemporáneos, que se materializan en piezas de la artista cubana Osy Milián, maestra en crear caras inolvidables y de aires modernos.

En Cuba le quitaron hasta los aretes. Hoy es líder de los negocios y las artes en Miami

En las fotos de su sitio online Omdaya es una de las modelos, y lleva una túnica, uno de sus diseños favoritos. Lo tiene en varios estampados y en colores vivos, y dan ganas de usarlas todo el tiempo. Pero el pantalón es donde brilla su maestría, al punto que ha recibido elogios de sastres.

Omdaya ya diseñaba con seriedad desde los 14 años, pero al mismo tiempo estudió y se preparó en la música. Se graduó en el Conservatorio Amadeo Roldán, dominando un arte que se murió con el avance de las computadoras. Se preparó para ser copista de partituras musicales.

“Cualquier libro de música que se fuera a editar en Cuba las copistas éramos las que hacíamos el dibujo. Fue una carrera bastante corta”, dice.

Pero ya para entonces había sido modelo –una mucho más curvilínea de lo que es hoy día, recuerda– y también se había ganado la vida cantando.

El canto la llevó a Argentina en 1993, donde sustituyó a Avana en el grupo de música cubana Son Caribe. Allí desarrolló un gusto por la moda europea, y también un estilo personal.

En Argentina aprendió a coser forros, bolsillos internos, y después de dominar la técnica, decidió que haría una línea que no tuviera zípers ni botones.

Aunque sigue a muchos diseñadores no le interesa lo que llama “el fast food de la moda” o la experimentación extrema, que se pasa muy rápido y queda en el olvido. Por eso apuesta por la comodidad y la calidad de las telas, que siempre serán favoritas, y al mismo tiempo busca dar un giro novedoso, como es el caso de su nueva colección Universe Awaits, que se inspira en la Astrología.

“Está enfocada en los días de la semana y en el color que los rige. Cada día responde a un planeta y ese planeta responde a un color”, dice.

El desfile de Universe Awaits se celebra el domingo 26 de febrero, de 4 a 8 p.m. en Omdaya Atelier, 4752 SW 72 Ave. (786) 260-1111, www.omdayaatelier.com y sales@omdayaatelier.com

La diseñadora cubana Dayami Sánchez “Omdaya” en su atelier de Miami, donde presentará el desfile de moda “Universe Awaits”, el 26 de febrero, de 4 a 8 p.m.
La diseñadora cubana Dayami Sánchez “Omdaya” en su atelier de Miami, donde presentará el desfile de moda “Universe Awaits”, el 26 de febrero, de 4 a 8 p.m.

Si conoce a una persona cuya historia de superación personal y profesional pudiera ser reflejada en esta serie de perfiles de el Nuevo Herald, se puede comunicar a smoreno@elnuevoherald.com o gguerra@miamiherald.com.