Anuncios

Mexicano en Qatar ya toma medicamento contra VIH: SRE

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 1 (EL UNIVERSAL).- Manuel Guerrero Aviña, mexicano detenido en Qatar por ser homosexual el pasado 4 de febrero, ya comenzó a tomar su medicamento de manera regular contra el VIH, luego de que le fuera negado al estar en una cárcel ubicada en la ciudad catari de Doha.

En el marco de diversas manifestaciones por la liberación del connacional de 44 años de edad, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que Manuel Guerrero, también de nacionalidad británica, reinició su tratamiento antirretroviral de manera regular.

La SRE, a cargo de Alicia Bárcena, dijo en días pasados que daría seguimiento al caso de Guerrero Aviña y este viernes 1 de marzo informó que ya se intercambiaron actualizaciones con el hermano del mexicano, Enrique Guerrero.

"La Secretaría de Relaciones Exteriores agradece las gestiones y atención que han brindado funcionarios consulares de las embajadas de Reino Unido en Qatar y en México".

"Ambos países mantendrán comunicación y acompañamiento para la atención del caso de Manuel y su estado de salud", destacó la Cancillería.

Cabe señalar que gracias a la presión internacional, a Manuel se le concedió ingresar en días pasados los medicamentos para el VIH que tenía en su casa.

"Sin embargo, el estado de Qatar no le ha realizado los estudios de gabinete especializados para personas con VIH+ necesarios para reiniciar su terapia antirretroviral (TAR) y resta asegurar disponibilidad gratuita y permanente de medicamentos, por lo que su salud y vida siguen en grave riesgo", informó el comité Manuel Guerrero.

Manuel fue detenido con engaños a través de una app de citas para detenerlo por su orientación sexual, la policía catarí usó un perfil falso de Grindr, una aplicación de citas, para contactarlo e invitarlo a participar en una reunión con otras personas de las poblaciones LGBT+.

El comité describió que Manuel Guerrero se quedaría de ver el 4 de febrero con la supuesta persona con la que acordó la cita en la aplicación de citas, pero "encontró a oficiales de la policía que lo esperaban para detenerlo de manera arbitraria". Se denunció que durante la detención le sembraron metanfetaminas para incriminarlo en el delito de posesión de drogas

"Desde el momento de su detención, Manuel ha sido víctima de tratos crueles, inhumanos y degradantes, así como actos de tortura psicológica: autoridades intentaron forzarlo a identificar en sus contactos telefónicos a más integrantes de la comunidad LGBTTTIQ+, y le obligaron a presenciar el sufrimiento de otras personas también detenidas mientras eran azotadas", señaló el comité en defensa del mexicano.

Añadieron que ha sido aislado y amenazado, además de privarlo de alimentos y agua. Le han negado también su derecho a tener un abogado y lo obligaron a firmar documentos en árabe sin una persona traductora presente.