Anuncios

Meteorólogos de EEUU ven una mayor probabilidad de La Niña en verano boreal

14 mar (Reuters) -Un centro de meteorología de Estados Unidos proyectó que las condiciones del fenómeno El Niño posiblemente terminarán en la primavera boreal pero estimó una probabilidad del 62% de que se desarrolle entre junio y agosto el fenómeno de La Niña, caracterizado por temperaturas inusualmente frías en el océano Pacífico.

Existe un 83% de posibilidades de que haya una transición de El Niño a ENSO-neutral para abril-junio de 2024, seguida de un cambio hacia La Niña, dijo el jueves el Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos.

"Aunque los pronósticos durante la temporada de primavera (boreal) tienden a ser menos confiables, existe una tendencia histórica de que La Niña siga a fuertes eventos de El Niño", dijo el NOAA.

El actual patrón climático de El Niño seguirá alimentando temperaturas superiores al promedio en todo el mundo, dijo la semana pasada la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

El Niño alcanzó su punto máximo en diciembre y pasaría a ser una de las cinco apariciones más intensas de la historia, afirmó.

El Niño del año pasado, que siguió a tres años de La Niña, provocó un clima cálido y seco en Asia y lluvias más intensas en partes de América que impulsaron las perspectivas de producción agrícola en Argentina y las llanuras del sur de Estados Unidos.

India, el mayor proveedor de arroz del mundo, restringió las exportaciones del alimento básico luego de un monzón pobre, mientras que la producción de trigo en Australia, el segundo exportador, recibió un golpe. Las plantaciones de palma aceitera y las plantaciones de arroz en el sudeste asiático recibieron menos lluvias de lo normal.

La alta probabilidad de que La Niña se presente con intensidad este año ha puesto en alerta a los productores de granos en Argentina, donde el fenómeno climático suele traer tiempo seco con menores precipitaciones.

"Como se espera que el fenómeno de El Niño termine este año, 2025 podría no tener un comienzo tan optimista, aunque probablemente también aumentarán las lluvias que alimentan el canal de Panamá y potencialmente aliviarán la congestión", dijo el corredor naval Allied en una nota.

(Reporte de Swati Verma en Bengaluru, editado por Manuel Farías y Marion Giraldo)