Anuncios

Messi brilla en Los Angeles y rescata al Inter Miami con un verdadero golazo ante el Galaxy

Lionel Messi, como tantas veces ha hecho a lo largo de su carrera, se vistió de héroe este domingo 25 de febrero y en una gran combinación con Jordi Alba, su mejor asistente en el Barcelona, anotó un golazo para rescatar un empate para el Inter Miami, que por lo visto en este juego ante el Galaxy se antoja como muy bueno.

Así, en un partido durísimo, el once de Miami igualó 1-1 con el club de Los Angeles ante una entusiasta afición que pagó boletos muy caros para ver a su equipo y también a un Messi que no defraudó.

Con este resultado el Inter (1-1-0), aunque dejó dos puntos en la carretera, recuperó el primer lugar de la Conferencia Este con 4 unidades.

Leo fue el faro del once del sur de la Florida con su ataque vertiginoso, sus pases medidos, su visión única del juego y sus grandes disparos a puerta. Su gol al minuto 92 coronó su notable actuación.

Por el Galaxy el más destacado fue otro ex del equipo azulgrana, Riqui Puig, aunque el que anotó el gol de su equipo fue Dejan Joveljic al 75’.

Miami, que mejoró mucho en el segundo tiempo, tuvo el control del balón (63.4%), pero fue el once de casa el que tiró más (24-11) y mejor (9-5 entre los tres palos) y al final el empate parece bastante justo.

El entrenador del Inter Miami Gerardo “Tata’’ Martino repitió su once con Drake Callender; DeAndre Yedlin, Tomás Avilés, Sergii Kryvtsov, Jordi Alba; Julian Gressel, Sergio Busquets, Diego Gómez; Leo Messi, Luis Suárez y Robert Taylor.







También jugaron David Ruiz, Leo Campana, Shanyder Borgelin, Lawson Sunderland en lugar de Taylor, Gómez, Gressel y Suárez.

Juego

El primer tiempo terminó 0-0, pese al acoso que el equipo de Los Angeles sometió al Inter Miami, tanto que se puede decir que salieron vivos en los primeros 45 minutos, en el que el juego fue cortado por continuas faltas.

A los 11 minutos Sergio Busquets tomó por el hombro dentro del área a Joseph Paintsil cuando este se escapaba y el árbitro pitó penalti a favor del Galaxy, sacándole además la tarjeta amarilla a Gressler por protestar.

Pero el portero de Miami Callender se lanzó bien a su izquierda y detuvo el lanzamiento de Puig.

Los primeros 22 minutos fueron un monólogo del equipo de Los Angeles de la mano de Puig, con varias ocasiones de gol desbaratadas por Callender.

El delantero del Inter Miami Luis Suárez realiza un disparo a puerta en el partido de la MLS contra el Galaxy, celebrado el 25 de febrero de 2024 en Los Angeles.
El delantero del Inter Miami Luis Suárez realiza un disparo a puerta en el partido de la MLS contra el Galaxy, celebrado el 25 de febrero de 2024 en Los Angeles.

Pero poco a poco Miami fue haciéndose con el control del juego y terminó con una mayor posesión (57.5%) y algunas pinceladas de Messi, aunque el Galaxy tiró más 13-2 (3-1 entre los tres palos).

El equipo visitante fue mejor en el segundo tiempo y amplió su control del partido ante el Galaxy que continuó llevando peligro con sus contragolpes a toda velocidad.

Por suerte para Miami algunos disparos se estrellaron en su defensa hasta que se cumplió aquello de “tanto va el cántaro a la fuente hasta que se rompe’’ y llegó el 1-0 para el once de casa.

En un contraataque Puig soltó un latigazo que Callender detuvo, pero le dejó el balón en los pies de Mark Delgado que entraba por derecha y este se la cedió a Jovelji, que a escasos metros de la portería empujó la pelota al minuto 75.

El delantero del Inter Miami Lionel Messi (izq.) conduce el balón ante la marca de Riqui Puig, del Galaxy, en el partido de la MLS celebrado el 25 de febrero de 2024 en Los Angeles.
El delantero del Inter Miami Lionel Messi (izq.) conduce el balón ante la marca de Riqui Puig, del Galaxy, en el partido de la MLS celebrado el 25 de febrero de 2024 en Los Angeles.

Miami trató de reaccionar y Messi, que ya había hecho varias acciones ofensivas que merecieron mayor premio, se puso en modo ataque hasta que consiguió su objetivo.

El astro argentino tiró dos paredes con Alba y en la segunda se lanzó por el suelo y remató de zurda a las redes el certero pase de su compañero en el Barcelona para empatar el partido 1-1.

No hubo más pese a que el Inter lo siguió intentando con más corazón que con fútbol, pero en verdad ante un buen Galaxy un empate es un buen resultado.