Tras meses de silencio, Angela Merkel criticó la invasión rusa a Ucrania, pero se cuidó de nombrar a Putin

·2  min de lectura
La canciller de Alemania, Angela Merkel, saluda durante un acto para conmemorar su salida del cargo, el 2 de diciembre de 2021, en Berlín. (Odd Andersen/Pool Foto vía AP)
La canciller de Alemania, Angela Merkel, saluda durante un acto para conmemorar su salida del cargo, el 2 de diciembre de 2021, en Berlín. (Odd Andersen/Pool Foto vía AP)

BERLÍN.- La excanciller alemana Angela Merkel, que durante su gobierno mantuvo una relación a veces tensa pero permanente con el presidente ruso, Vladimir Putin, expresó su solidaridad con Ucrania, “invadida y atacada por Rusia”.

En una velada de despedida en Berlín del presidente de la Federación Alemana de Sindicatos (GDB, por sus siglas en alemán), Reiner Hoffmann (quien dejó su cargo después de varios años) Merkel defendió el derecho de Kiev a defenderse y apoyó todos los esfuerzos de Occidente por “poner fin a esta bárbara guerra de agresión de parte de Rusia”.

La excanciller alemana Angela Merkel habla con Britta Hasselmann y Wolfgang Schmidt en la despedida del presidente de la DGB, Reiner Hoffmann. Photo: Basil Wegener/dpa
Basil Wegener


La excanciller alemana Angela Merkel habla con Britta Hasselmann y Wolfgang Schmidt en la despedida del presidente de la DGB, Reiner Hoffmann. Photo: Basil Wegener/dpa (Basil Wegener/)

En su primera declaración pública desde que dejó el liderazgo de Alemania en diciembre pasado luego de 16 años en el poder, calificó la invasión rusa de Ucrania como una “ruptura profunda” en la historia de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. ”Mi solidaridad se dirige a Ucrania invadida y atacada por Rusia y al apoyo de su derecho a la autodefensa”, dijo Merkel.

Luego, agregó que apoya todos los esfuerzos del gobierno alemán, el de Estados Unidos, la OTAN, el G-7 y las Naciones Unidas para “detener esta bárbara guerra de agresión de Rusia”.

Desde el inicio del conflicto en Ucrania, Merkel había sido cuestionada en varias ocasiones, sobre todo por quienes le pedían que comentara su pasada política exterior con el Kremlin y la relativa consolidación de la gran dependencia alemana del gas ruso. En efecto, si el pasado mes de diciembre Alemania despidió y celebró con todos los honores a Merkel, ahora el juicio sobre sus 16 años como canciller se tornó mucho más contradictorio.

En esta ocasión, la excanciller alemana subrayó, no obstante, que no quería hacer mayores valoraciones, pues ya no está en servicio. Pero también se refirió al “horror de la masacre de Bucha”, recordando que “nunca debemos dar por sentada la paz y la libertad”. Luego subrayó cuán fundamental es la estabilidad de la Unión Europea y elogió la recepción de refugiados ucranianos por parte de Polonia y Moldavia.

Al mismo tiempo, como señaló Süddeutsche Zeitung, durante su discurso Merkel se cuidó de nombrar directamente a Putin. El 7 de junio, se espera que Merkel asista a otra reunión presencial en el teatro Berliner Ensemble. Esta vez se tratará de una entrevista. Y, por lo tanto, podrá encontrarse en la posición de tener que discutir mucho más profundamente cuál fue su política exterior de 2005 a 2021.

Agencia ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.