Carta astral de Trump, ¿será presidente o irá a la cárcel? | Opinión

Donald Trump, el primer expresidente condenado en la historia de Estados Unidos, cumplió 78 años el viernes 14 de junio. Trump, el actual candidato presidencial del Partido Republicano, tiene una carta natal que revela configuraciones específicas que proyectan luz sobre su comportamiento y personalidad pública.

Su Ascendente en los últimos grados de Leo, unido a Marte, significa que él ama captar la atención y afirmar su dominio en cualquier espacio. Esta fusión refuerza su inclinación a proyectar un ego excesivo en los demás.

En el núcleo de su carta natal se encuentra el Sol en Géminis, compartiendo vecindad con el Nodo Norte. Esta alineación astral favorece potencialmente la habilidad de Trump para seducir al público, utilizando su estilo de comunicación articulado y convincente. La destreza, inherente a Géminis, amplifica su capacidad para estimular y movilizar a las masas a través de una mezcla característica de discurso agresivo, pero atrayente.

La posición del Sol de Trump sugiere una esencia visiblemente marciana. Esta alineación describe a una persona determinada en sus creencias, e inflexible en la proyección de sus ideas. Este enfoque persistente, y rotundo de sí mismo, se alinea perfectamente con la imagen pública que transpira Trump, definida por una devoción inmutable a sus convicciones.

El futuro de Trump está empanizado de restricciones, sorpresas y traiciones. En particular, Saturno y Urano, por sus posiciones y aspectos, simbolizan temas de retraso, restricción y establecimiento de límites. La prominencia de Saturno en su vida personal también podría influir en sus relaciones, especialmente con su esposa, Melania.

La pregunta del millón es si a pesar de todo esto Trump ganará las elecciones. Trump tiene muchas alineaciones poderosas que incluyen a Júpiter que podrían darle una victoria, Júpiter rige sobre el poder. Trump tiene a Júpiter y el Sol en un aspecto súper afortunado, que es realmente un tránsito de ganadores, pero también posee aspectos desafiantes donde está envuelto Urano que pueden ocasionar obstáculos a su victoria, sin mencionar algunas lecciones kármicas. Yo veo a Júpiter, como un padre amoroso, entregándole a Trump el regalo de la victoria presidencial, pero luego veo a Urano y Saturno, entrando por la noche, como ladrones despiadados, llevándose todo, e incluso encerrando a Trump.

Prácticamente se podría declarar a Trump ganador solo por Júpiter transitando por Géminis, pero hay otros aspectos que enseñan que hay algo engañoso aquí, que hay poderes superiores haciendo todo tipo de artimañas. Él puede llegar hasta el final, pero a última hora, algo inesperado sucederá. Es como que Júpiter va a darle lo que quiere, pero de pronto aparecen Saturno y Urano y se lo arrebatan.

En síntesis, al acercarse las elecciones, la dinámica astrológica es compleja.

Júpiter, el gran benéfico, se opone a la Luna natal de Trump, mientras que la Luna en tránsito se opone a su Mercurio natal y Venus, regentes de su reputación y carrera. Urano, que simboliza los cambios imprevistos, coincide con su Medio Cielo el día de las elecciones, sugiriendo incertidumbre y posibles interrupciones.

La interpretación se inclina a Trump podría estar satisfecho con los resultados de las elecciones, pero los mantos del futuro complican cualquier predicción concluyente.

Con respecto a los problemas legales, y todas las acusaciones, hay que tener en cuenta que todos los Eclipses del 2024 golpean la casa #3 de Libra de Trump relacionada con demandas. Libra es la balanza de la justicia, y Aries en la casa #8, regida por Escorpión, que se ocupa del sexo, la muerte y los impuestos, realmente él puede tener deudas que pagar. Júpiter expandirá cualquier secreto revelado, y la cuadratura de Urano de Trump con Saturno significa que serán secretos impactantes.

Cuando Urano está involucrado no hay forma de saber qué va a pasar. Quirón también va a estar en cuadratura a Saturno en su Retorno Solar, un tránsito que trae obstáculos, desafíos y lecciones que conducen a sanar viejas heridas, pero por encima de todo Trump, con este aspecto, debería preocuparse más por su salud ya que podría sufrir un ataque cardíaco.