El primer mensaje de Florencia Kirchner tras salir de la internación

·2  min de lectura
Florencia Kirchner utilizó Instagram para agradecer a quienes se preocuparon por su estado de salud
Instagram @florenciakf

Florencia Kirchner, que fue internada por un foco infeccioso en el sanatorio Otamendi y luego dada de alta, publicó una historia de Instagram para agradecer al personal del centro de salud y a todas las personas que se preocuparon durante las horas que estuvo en observación médica.

“Gracias al sanatorio Otamendi y a todo el equipo de medicxs, enfermerxs y personal auxiliar que me atendió tan atentamente”, escribió la hija de la vicepresidenta en la historia dividida en tres partes. Además, se refirió con mucho cariño a todas las personas que le enviaron “mensajes y ese tanto amor” (sic). También criticó el tratamiento de la noticia por parte de algunos medios: “Me estoy recuperando bien por el momento. No fue Covid-19 como informaron falsamente (para variar) algunos medios”.

Por último, le dedicó un mensaje especial a Nora, la enfermera que también atendió el nacimiento de su hija Helena, fruto de su relación con su expareja Camilo Vaca Narvaja: “También se encontraba cuando nació Hele, le tejió el sueter de recién nacida en su momento y me dejó esta escarapela hecha por ella que usaré con mucho cariño”.

“El Sanatorio Otamendi informa que la paciente Florencia Kirchner se encuentra cursando su segundo día de internación general por proceso infeccioso. Su estado de salud es bueno y evoluciona favorablemente”, afirmó ayer el texto firmado por la directora médica del lugar, Marisa Lanfrancono. Asimismo, la médica aseguró que la joven no presentó ningún síntoma compatible con coronavirus.

Cristina Kirchner estuvo el martes pasado por la noche en el sanatorio junto a su hija, según informaron a LA NACION fuentes de su entorno.

Temas de salud

Esta no es la primera vez que la hija de Cristina Kirchner, de 30 años y madre de una niña, es noticia por sus problemas de salud. En el año 2019 la cineasta, hermana menor del diputado Máximo Kirchner, estuvo meses internada en Cuba, donde se trató por una fuerte depresión y por un linfedema en las piernas.

El año pasado, en una de las pocas entrevistas que brindó tras su vuelta al país, afirmó: “Me persiguieron, me volvieron loca, me enfermaron. Utilizaron casi todas las herramientas posibles para hacerme pelota a mí y a mi madre”.

Tanto ella como su hermano están involucrados en las causas judiciales Hotesur y Los Sauces, donde se los investiga por supuesto lavado de dinero. Semanas atrás, tras permanecer bajo el control de tres intervenciones judiciales, ambos recuperaron la administración de sus propiedades: cuatro hoteles, dos sociedades y más de 30 inmuebles entre Santa Cruz y Buenos Aires.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.