Anuncios

Mendoza: rupturas, alejamientos y el desembarco de Milei inquietan a Juntos por el Cambio

Encuentro que tuvieron anoche el gobernador de Mendoza,  Rodolfo Suárez; Mauricio Macri; el diputado nacional, Alfredo Cornejo; y el diputado nacional, Omar De Marchi. La cena fue en las bodegas Lagarde
Encuentro que tuvieron anoche el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez; Mauricio Macri; el diputado nacional, Alfredo Cornejo; y el diputado nacional, Omar De Marchi. La cena fue en las bodegas Lagarde

MENDOZA.- El principal actor ya mostró sus cartas, pero el resto se resiste a definir su juego, estirando los plazos para ganar tiempo, lo que genera incertidumbre, confusión y preocupación en el oficialismo mendocino. Así, los movimientos de los dirigentes de los diversos partidos políticos camino a los comicios provinciales inquieta al candidato del radicalismo: Alfredo Cornejo.

El exgobernador y senador nacional lidera las encuestas para volver al sillón de San Martín, pero siente las amenazas de una inminente ruptura de su contrincante dentro del frente Cambia Mendoza, el diputado nacional Omar De Marchi, líder de Pro, quien no descarta conformar una tercera fuerza, bajo el rechazo de Juntos por el Cambio y la atenta mirada de su referente nacional: Horacio Rodríguez Larreta.

Ni clamor ni que se vayan todos: solo resignación

También, en las puertas de las elecciones municipales adelantadas, se suma en la comuna de San Carlos, la salida de la alianza gobernante del partido que comanda Jorge Difonso, vinculado a Massa, quien también podría postularse a la gobernación, bajo otro frente, aunque no descarta incluir a De Marchi. Además, en los últimos días, se concretó la personería jurídica del Partido Libertario, lo que significa el desembarco en tierra cuyana del candidato presidencial Javier Milei, quien buscará un postulante para el máximo cargo provincial, por lo que no ven con malos ojos a De Marchi. En tanto, con este escenario de fondo, aparece el peronismo, que busca recuperarse y mostrarse unido, por lo que en el oficialismo local temen el posicionamiento de un eventual postulante que se termine “metiendo por el medio”, aunque desde el kirchnerismo ya dejaron en claro que no hay lugar para De Marchi. Los ojos se centran en uno de los intendentes justicialistas de peso.

Todo está por verse, pero las indefiniciones molestan al Gobierno provincial que conduce Rodolfo Suarez, quien semanas atrás inició el “operativo clamor” para el regreso de Cornejo. A comienzos de febrero, el ex mandatario mendocino finalmente acabó con el misterio sobre su candidatura. Tras desistir del camino presidencial, se envalentona con protagonizar un hecho inédito en la democracia mendocina: regresar al máximo cargo ejecutivo en una provincia que no permite la reelección. Su decisión también fue una manera de acelerar los tiempos y definiciones del resto de los competidores, atento al adelantamiento de los comicios municipales, en su mayoría en comunas justicialistas, previstos para el 30 de abril, las PASO, y el 3 de septiembre los generales. Así, le dio un ultimátum a De Marchi para que decidiera el 15 de febrero si seguía adentro de Cambia Mendoza. Del otro lado, la respuesta fue otra: no respetar ese plazo, estirarlo hasta el primero de marzo, como establece la Justicia electoral, para finalmente dar “libertad de acción” a los hombres del PRO que quieran jugar dentro de la alianza en las contiendas comunales. En ese sentido, De Marchi volvió a patear la pelota para adelante, al poner como fecha límite de su respuesta el 12 de abril, en cuanto a la conformación de frentes provinciales, tal como estipula el cronograma electoral.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, impulsa el regreso del ex mandatario Alfredo Cornejo en la pelea interna que mantiene la UCR con Pro en el distrito
El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, impulsa el regreso del ex mandatario Alfredo Cornejo en la pelea interna que mantiene la UCR con Pro en el distrito

No solo esa situación preocupa a los radicales, sino el portazo que dio esta semana Unidad Popular en San Carlos, en el Valle de Uco. Allí, este partido que integraba el oficialismo en la provincia, decidió romper con Cambia Mendoza luego de una asamblea, con el objetivo de ir en búsqueda de nuevos aliados, bajo un nuevo frente que se denominará Encuentro por San Carlos. Los líderes de la agrupación, el diputado provincial Jorge Difonso y el intendente de ese departamento, Rolando Scanio, fueron los principales críticos de la gestión provincial, principalmente por no ser tenidos en cuenta en la mesa de discusión; algo similar a lo que reclama De Marchi. Casualmente, el hombre del Pro, tiene buenos vínculos con Difonso, por el pasado demócrata de ambos, por lo que queda abierta la puerta a un eventual acuerdo, con miras a las elecciones provinciales.

Justamente, en relación al Partido Demócrata, que podría ser un jugador clave en una eventual alianza para armar una tercera fuerza, aparece la figura de Javier Milei, quien ya venía teniendo respaldo de esa agrupación en tierra cuyana. La novedad es que el postulante a la Presidencia dio un paso más y logró la personería jurídica del Partido Libertario en Mendoza, lo que no sólo le permitirá asociarse a otras fuerzas sino que podrá arrancar las negociaciones con candidatos propios. De todas maneras, en este caso también aparece la chance de que De Marchi sea una de las opciones. “En todos los frentes y acuerdos posibles, las conversaciones están a full; por ahora no hay nada definido, pero De Marchi está en el radar”, comentó a LA NACION una fuente que coquetea con ambos partidos.

Donde quedó en claro que no hay lugar para el lujanino es en el Frente de Todos, al menos es la visión que llega desde el kirchnerismo, luego de los llamativos acercamientos entre De Marchi y varios intendentes del PJ que no pueden ir por la reelección. “Desde hace tres meses que vienen hablando y coqueteando. Lo seducen, lo alientan a romper con el radicalismo pero nadie se anima a poner la cara. Por eso, a esto ya le dimos un corte. El límite para nosotros es De Marchi”, expresó a LA NACIÓN un dirigente kirchnerista. En este sentido, en el peronismo, que comenzó a tener reuniones definitorias en el seno del partido, se prepara para ir las PASO provinciales con varios candidatos, con el objetivo de mostrar una “reactivación”, más allá de una eventual lista de unidad y sin descartar alianzas electorales con otras fuerzas políticas. Es más, consideran que en medio de la tensión y preocupación en la interna de Cambia Mendoza, tienen más chances de lograr una sorpresiva performance en las urnas. “La gente está harta de las peleas y los personalismos; nosotros discutimos internamente, y hay entusiasmo”, indicaron desde el PJ. En este sentido, aparece, principalmente, la figura del intendente de San Rafael, Emir Félix, como un potencial candidato fuerte a dar pelea final frente a Cornejo, pero los temores a perder también inciden a la hora de animarse, más allá de ser el “mejor” postulante.

En Mendoza, las PASO provinciales se realizan el 11 de junio, mientras que las elecciones generales están previstas para el 24 de septiembre, de ahí que el 12 de abril será la fecha de las alianzas, donde ya se conocerá finalmente cómo jugará el resto. Por ahora, el nerviosismo se apodera de Juntos por el Cambio, y no cesan las presiones para acelerar las definiciones.