Melania Trump se quita los tacones en su cita con las primeras damas

Las esposas de los líderes mundiales más importantes también se encuentran este fin de semana en Biarritz, lugar en el que se celebra la cumbre del G7. Una cita de relevancia mundial que nos ha dejado uno de los duelos de estilo más esperados del fin de semana, el de Melania Trump y Brigitte Macron. Si la mujer del presidente de Estados Unidos llegaba ayer al aeropuerto ataviada con un vestido amarillo de Clavin Klein, su color amuleto para los eventos más importantes, ha sido el blanco el que ha protagonizado los dos looks que ha elegido para coincidir con la esposa del presidente francés. Pero quizá, lo más llamativo, es que esta mañana ha renunciado a uno de sus imprescindibles: los stilettos.

melania-trump-1z

Durante una visita en la que las primeras damas han podido conocer algunas de las tradiciones más arraigadas de la localidad francesa, tanto Melania como Brigitte han optado por diseños muy favorecedores y con siluetas que es fácil encontrar en sus guardarropas. La esposa de Trump ha elegido un total look blanco, compuesto por un vestido sin mangas midi y, como ya es habitual en sus estilismos, un cinturón del mismo tono con el que resaltar aún más su silueta. Quizá lo más llamativo es que, en esta ocasión, Melania ha sustituido sus habituales stilettos por unas bailarinas sin tacón, con las que caminar resulta más cómodo.

melania-trump-3z

Brigitte, por su parte, se ha decantado por un sencillo vestido rojo con un detalle de tendencia: el escote. La primera dama francesa, cuyo estilo se caracteriza por ser extremadamente minimalista, ha optado por una prenda que dejaba al descubierto sus hombros, uniéndose así a la tendencia off-shoulder que, un verano más, ha vuelto a conquistar a las más entendidas del mundo de la moda. El vestido, recto y cortado a la altura de la rodilla, resaltaba su broceado. La esposa de Macron no ha renunciado a los zapatos con altura, aunque ha elegido un modelo de tacón cómodo, con el que estilizar la figura y poder aguantar muchas horas de pie.

melania-trump-2z

Pero la renuncia de Melania solo ha sido esta mañana. Anoche, en una cena celebrada en el faro de Biarritz, a la que acudieron Donald Trump y Emmanuele Macron junto a sus mujeres, Melania eligió un vestido midi de crepé de la firma italiana Gucci. Un diseño valorado en 2.000 euros que estaba decorado con un maravilloso cinturón joya. Como no podía ser de otro modo, la primera dama completó el look con unos altísimos Louboutin con los que estilizó aún más su figura. Fiel a su estilo, Brigitte sorprendió con un sencillo vestido de Louis Vuitton confeccionado a medida. Un diseño minimalista de silueta recta, que se cortaba justo a la altura de la rodilla. Dos looks con los que vuelven a conseguir el empate en el duelo de estilo.

melania-trump-4z