Anuncios

Los republicanos siguen sin acuerdo para desbloquear la Cámara Baja de EE.UU.

Washington, 4 ene (EFE).- El ala derechista del Partido Republicano frenó este miércoles de nuevo el nombramiento del republicano Kevin McCarthy como presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, institución que seguirá bloqueada hasta que no se elija a un nuevo "speaker".

Aunque el expresidente Donald Trump (2017-2021) había pedido a sus acólitos que cerraran filas con McCarthy, el político californiano no pudo garantizarse en la cuarta votación los 218 votos necesarios para presidir la Cámara Baja, como pasó ayer en las tres primeras.

El líder de la bancada republicana obtuvo solo 201 votos porque un grupo de 20 congresistas díscolos de su partido postularon la candidatura alternativa de Bryon Donalds, de Florida, y la congresista conservadora Victoria Spartz se abstuvo.

Por su parte, los 212 legisladores del Partido Demócrata votaron por unanimidad a su candidato, Hakeem Jeffries, de Nueva York, quien tampoco tiene los números suficientes para asumir el cargo.

Los republicanos rebeldes agrupados en el ultraconservador Freedom Caucus desoyeron las palabras de Trump, quien horas antes del pleno había pedido a sus seguidores que cerraran filas con McCarthy.

"Republicanos, no conviertan un gran triunfo en una derrota gigante y vergonzosa", expresó el exmandatario, quien confió en que McCarthy puede hacer "un gran trabajo" en sustitución de la demócrata Nancy Pelosi al frente de la Cámara Baja.

También se expresó al respecto el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien calificó de "vergonzoso" el bloqueo de la Cámara Baja por las divisiones entre republicanos y advirtió a los conservadores de que "el resto del mundo los está mirando".

El martes, en la apertura de la 118 legislatura, McCarthy perdió tres votaciones para convertirse en presidente de la Cámara de Representantes, a pesar de que su partido ostenta la mayoría parlamentaria suficiente para hacerlo, gracias a los resultados de las elecciones de medio mandato de noviembre.

El reglamento no contempla otra alternativa a que se sigan repitiendo votaciones hasta que alguien logre la mayoría necesaria.

El líder de la Cámara de Representantes es la tercera autoridad del país, después del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y de la vicepresidenta, Kamala Harris, quien también preside el Senado.

Los ultraconservadores afean a McCarthy no haber negociado con ellos una reforma del reglamento de los debates ni los nombres para liderar los comités del Congreso en la nueva legislatura.

McCarthy, hasta ahora líder de la oposición republicana, ha arremetido contra los compañeros que piensan más en "cargos para ellos mismos que en el país".

(c) Agencia EFE