Anuncios

Mauricio Macri “celebró” la presentación de Larreta pero no lo “ungió”: “Creo profundamente en la competencia”

La foto que el expresidente Mauricio Macri compartió junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta
La foto que el expresidente Mauricio Macri compartió junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta - Créditos: @Instagram Mauricio Macri

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, continuó hoy con la presentación pública de su precandidatura a presidente dentro del espacio de Juntos por el Cambio, esta vez a través de un video difundido a través redes sociales en el que afirma que “los únicos que se benefician con la grieta son los que la abrieron”.

Tras la difusión del video en el que, por primera vez, el Jefe de Gobierno porteño se lanza oficialmente de cara a las elecciones de octubre, quien apoyó con “peros” la decisión fue Mauricio Macri que celebró el anuncio pero advirtió que habrá una competencia transparente y sana.

A través de sus redes sociales, Macri dijo: “Celebro y apoyo que Horacio haya presentado hoy oficialmente su precandidatura. Yo creo profundamente en la competencia. Creo que de la tensión que produce la voluntad de ganar, siempre salimos favorecidos. Esto aplica a la oportunidad de una candidatura, a la competencia deportiva, a la lucha de los productos por liderar el mercado, a la competencia por la innovación, o al esfuerzo silencioso de un estudiante para tener las mejores notas y ganar una beca”.

El expresidente subió el posteo junto a una foto con Rodríguez Larreta y sumó: “Los dirigentes del PRO se presentan ahora dispuestos a competir de forma transparente, para que sean los votantes quienes decidan quién será su representante. Como fundador del espacio, me siento orgulloso de esta energía. Confiemos en la competencia y en los ciudadanos ”.

El lanzamiento desde el “kilómetro 0″

Rodríguez Larreta formalizó hoy su precandidatura a presidente con un fuerte discurso antigrieta y agitó la pelea interna en Pro por la estrategia para reconquistar el poder en las próximas elecciones. Sin identificar el blanco de sus dardos y en momentos en que Cristina Kirchner y Macri preservan el protagonismo en las dos coaliciones dominantes, el jefe de gobierno porteño apuntó contra los polarizadores del escenario político en un video de campaña que utilizó para oficializar su lanzamiento presidencial.

“Los únicos que se benefician con la grieta son los que la abrieron, los que se aprovechan de ella. Los que la usen, son unos estafadores. O terminamos con la grieta o la grieta termina con la Argentina”, enfatizó el Jefe de Gobierno porteño, quien difundió un mensaje grabado en el kilómetro 0 de la Ruta 40, en el Cabo Vírgenes, en Santa Cruz. Esa puesta en escena fue ideada para reforzar la identidad que el jefe porteño pretende darle a su modelo y redoblar su apuesta por alejar a Juntos por el Cambio de los extremos. El contenido del discurso estuvo a cargo de Federico Di Benedetto, principal estratega electoral de Rodríguez Larreta.

El referente de Juntos por el Cambio optó por una campaña digital para confirmar que se suma a la carrera por la sucesión de Alberto Fernández: anoche, difundió un tuit en el que sugirió que se anotaba en la contienda nacional y, finalmente, publicó este mediodía un spot en sus redes sociales para confirmar su ambición de disputar la Presidencia. Un formato enlatado de proselitismo similar al que utilizó en los últimos comicios porteños.

Tal como habían anticipado sus colaboradores, Rodríguez Larreta se lanzó con una convocatoria al diálogo y a la unidad nacional, un mensaje con el que busca diferenciarse de los sectores más combativos del macrismo. También hizo un llamado a lograr acuerdos para sacar a la economía argentina del movimiento pendular que primó durante las últimas décadas. En la pieza audiovisual que grabó en el Sur, el porteño dijo que quiere “ser un buen presidente” y llamó a “terminar con el odio e iniciar el camino de la transformación que la Argentina necesita”.

La chicana de Bullrich en la previa

Ayer, Patricia Bullrich, la principal competidora interna de Larreta, se anticipó al lanzamiento del jefe porteño y salió a cuestionar su modelo acuerdista: “No hay lugar para respuestas tibias ante la triste realidad que sufren los argentinos” , resaltó. La ofensiva de Bullrich -que se produjo después de los cruces por el uso de las pistolas Taser en la Ciudad- generó malestar en el laboratorio electoral de Uspallata: acusan a la titular de Pro de haber intentado “tapar” el anuncio de Rodríguez Larreta. A Macri, que se reunió hoy con Néstor Grindetti y el radical Gustavo Valdés tras su visita al nuevo búnker de María Eugenia Vidal, otra dirigente con aspiraciones presidenciales, le preocupa la escalada interna entre sus herederos en Pro.

Cuando faltan seis meses para las PASO, Rodríguez Larreta decidió acelerar su marcha para posicionarse con miras a la compulsa. En la oficialización de su candidatura ratificó su fórmula para llegar a la Casa Rosada. Atento a los indicadores de hartazgo social con la clase dirigente por las disputas internas que marcan las encuestas, el jefe porteño pretende resaltar su perfil dialoguista y moderado. Además, no cree en la efectividad de la estrategia de confrontación política para darle sustentabilidad a un plan de reformas estructurales. Quienes lo rodean repiten que la “lógica de amigo-enemigo” es un “obstáculo” para lograr un “cambio duradero”. De hecho, sus asesores subrayaron que, con su video de lanzamiento presidencial, Rodríguez Larreta reafirma que pretenden “transitar un camino que integre a los argentinos, sin divisiones, con unión y diálogo en un país federal”.

En paralelo, Rodríguez Larreta, uno de los siete referentes de JxC que se anotan en la disputa por la Casa Rosada, remarcó que “la presidencia tiene que ser el principio del camino de la gran transformación”. “No la van a hacer un grupo de iluminados o un líder carismático. Llevamos años y años de carisma y miren cómo estamos. Los argentinos queremos ya iniciar el camino hacia vivir mejor”, señaló.

Ya lanzado en la carrera presidencial, Rodríguez Larreta lidia con el desafío de contrarrestar el crecimiento de Bullrich -que apela a un discurso más belicoso para diferenciarse del kirchnerismo- en las encuestas y contener el avance en el tablero opositor de Macri, que activó un operativo desgaste de la figura del jefe porteño tras las legislativas de 2021. Pese a que sufrió esos embates, Rodríguez Larreta aún confía en su estrategia: machaca con que la elección se gana en el centro. Bajo la sombra de su mentor, apuesta a la construcción territorial y al poder de fuego de maquinaria porteña. El mensaje de hoy de Macri, sirve para bajar tensiones.