Mattarella, un mensaje y una toma falsa que une a todos los italianos

Agencia EFE

Roma, 28 mar (EFE).- El jefe de Estado italiano, Sergio Mattarella, envió anoche un nuevo mensaje de ánimo a sus conciudadanos y un tirón de orejas a la Unión Europea y volvió a ganarse la estima de todos con una "toma falsa" en la que intentando domar un mechón rebelde reconocía que él tampoco va al peluquero.

Matterell, de 78 años, ya ha enviado tres mensajes a la nación para mostrarse cercano a sus ciudadanos y animarles en estos momentos difíciles con más de 9.000 muertos por el coronavirus, más de 60.000 contagiados y medidas de aislamiento desde hace tres semanas en todo el país.

El jefe de Estado, que es el líder más valorado por los italianos, volvió a aparecer ante las cámaras para mostrar su cercanía a aquellos que han perdido a sus seres queridos y han sufrido además "la tristeza de la imposibilidad de realizar, como era debido, la despedida de las comunidades de las que formaban parte".

Agradeció además a todos los que están trabajando "con una abnegación incansable", en alusión a los médicos, las enfermeras, todo el personal de salud, y "muchos han sido víctimas de sus generosos esfuerzos".

Y a todos aquellos que con su trabajo están manteniendo en funcionamiento las actividades esenciales del país.

Fue un discurso muy aplaudido en las redes sociales por los italianos.

Pero lo que más acercó al Jefe de Estado a los italianos fue la toma falsa del discurso subida por error en la página del Quirinale (la Presidencia italiana), y que aunque se eliminó inmediatamente se ha convertido en viral en las redes sociales.

En una de las interrupciones del discurso, el técnico pide a Mattarella que se alise un poco un mechón rebelde de la blanca cabellera del Jefe de Estado.

"Giovanni, no voy al barbero tampoco yo", dice Mattarella en este vídeo con un esbozo de sonrisa mientras intenta peinarse con la mano.

Un gesto que ha acercado al Jefe de Estado a la cotidianeidad de los italianos encerrados en sus casas desde ya tres semanas y más de un mes en el norte del país.

"También me gustaría agradecerles a todos los sacrificios de comportamiento que las medidas indicadas por el Gobierno requieren y que son aceptadas con gran sentido cívico, demostrado en gran medida por todos los ciudadanos", continuó Mattarella.

Pero, además, Mattarella aprovechó para lanzar un mensaje a Europa, después de la cumbre europea en la que Holanda y Alemania rechazaron tomar medidas económicas para paliar los efectos de la pandemia.

"Otras iniciativas comunes son indispensables, superando viejos patrones que ahora están fuera de la realidad de las dramáticas condiciones en las que se encuentra nuestro continente. Espero que todos entiendan completamente, antes de que sea demasiado tarde, la gravedad de la amenaza para Europa", explicó.

Y agregó: "La solidaridad no solo es requerida por los valores de la Unión sino que también es de interés común".

(c) Agencia EFE