Anuncios

Mates por un dólar y un Papá Noel libertario, el centro de Buenos Aires estalla con Milei

Buenos Aires, 10 dic (EFE).- Frente a la sede del Congreso de la Nación, una plaza abarrotada de banderas albicelestes y símbolos libertarios recibe al nuevo presidente argentino, Javier Milei, en su primer acto público como mandatario del país suramericano.

Pasado el mediodía, con el centro de Buenos Aires bullendo por las elevadas temperaturas y la ilusión del gentío, un eufórico Milei saludó a las decenas de miles de personas presentes en la enorme plaza, uno de los extremos de la histórica Avenida de Mayo.

Algunos han hecho noche aquí para poder ocupar la primera fila frente a las escalinatas del Congreso, desde donde el presidente electo ha formulado su primera alocución al pueblo argentino. Algo inédito, ya que habitualmente los mandatarios pronuncian sus primeras palabras en el cargo ante la Asamblea Legislativa.

Horas antes del discurso de las 12.00 horas (15.00 GMT), los más jóvenes comentan a EFE cuáles son sus expectativas.

"Que no repita los mismos errores que Mauricio Macri tuvo", espera Matías, un joven empleado de seguridad de 21 años que votó al líder de La Libertad Avanza (ultraderecha) en el balotaje presidencial del pasado 19 de noviembre.

Para él y para su compañero Eduardo, de 19 años, a Milei "no hay nada que se le pueda 'tirar' (reprochar)". Al ser preguntados por los extravagantes modos del libertario no tienen dudas, prefieren a "alguien que insulta, pero dice la verdad" y no creen que la elección del ultraderechista sea un riesgo para la democracia argentina, que hoy celebra su cuadragésimo aniversario.

El espacio político libertario de Argentina se nutre principalmente de jóvenes votantes desencantados, pero este domingo la Plaza del Congreso era un crisol de procedencias y aspectos.

Además de la bandera argentina, Águeda porta consigo la enseña de Brasil, su país de origen.

Tras tres décadas viviendo en Argentina, esta votante confesa del expresidente Jair Bolsonaro (2019-2023) -presente en la asunción de Milei- considera que el desembarco del libertario es "una gran esperanza para un país que tiene que cambiar" y anhela que el cambio político en Argentina inspire a su país, gobernado actualmente por el izquierdista Lula da Silva.

Los minutos avanzan y los seguidores más característicos de Milei inundan poco a poco la plaza.

Hay disfraces de leones, máscaras con el rostro del presidente, pelucas, banderas con la serpiente libertaria y el lema "Don't Thread on Me" ("No me pises"), gorras en las que puede leerse "Las Fuerzas del Cielo" e innumerables vendedores ambulantes con mercadotecnia mileísta.

En su puesto, Tomás vende mates con la cara del nuevo presidente. Él mismo los ha impreso en su impresora en tres dimensiones.

"¡El primero de hoy lo he vendido por un dólar!", asegura a EFE mientras muestra a las cámaras el billete verde de la divisa estadounidense que Javier Milei dijo durante la campaña que quería implantar como moneda en el país suramericano.

A su lado, una pequeña fanfarria toca algunas de las canciones que se hicieron más populares durante la campaña electoral libertaria y alienta los gritos de quienes esperan el paso del automóvil de Milei en dirección al Congreso.

Suena "¡Viva la Libertad!" y se escuchan cánticos contra la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) y el presidente saliente Alberto Fernández (2019-2023).

El desfile de militantes libertarios prosigue. A Alejo, uno de ellos, no le importa el calor abrasador en el centro de Buenos Aires y está vestido con un traje rojo y blanco de Papá Noel.

A la espalda carga con un saco transparente lleno de Pochitas, el popular personaje del anime "Chainsaw Man" que representa a una pequeña motosierra antropomorfa y que se ha convertido ya en un icono entre los seguidores más jóvenes de Milei, que se hizo famoso por esgrimir esta herramienta como metáfora del recorte que pretende aplicar en el presupuesto público.

"Esta Navidad voy a traer mucha 'motosierra'", asegura el joven disfrazado del popular personaje navideño.

La hora prevista se cierne sobre la Plaza del Congreso y la comitiva de autos pasa por entre el mar de banderas argentinas. La multitud se traslada a unas pantallas gigantes donde es testigo de la transición presidencial.

Con Milei ya como presidente, los presentes en la plaza contienen el aliento ante la salida inminente del mandatario argentino a la Plaza del Congreso.

"¡Hola a todos!", se escucha a través de los altavoces y el centro de Buenos Aires entra en estado de éxtasis ante las primeras palabras de Javier Milei ya como presidente.

Juan Verano y Rafa Sanz del Río

(c) Agencia EFE