Anuncios

"Las matemáticas de chicas" era una broma divertida en las redes sociales. Luego se complicó

(CNN) -- El problema con los chistes internos en las redes sociales es que no son divertidos por mucho tiempo. Alguien los toma demasiado en serio, luego se convierten en comentarios exagerados sobre la sociedad en su conjunto, y luego un medio de comunicación escribe sobre ellos y lo arruina todo.

El concepto de "matemáticas de chicas" ("girl math" en inglés) se encuentra actualmente en este proceso. La tendencia presenta a mujeres intercambiando bromas sobre los cálculos internos que hacen para explicar su comportamiento tonto, pero que a veces no es tan tonto. Es menos “matemática” y más, digamos, una lógica femenina interna, a menudo opaca pero siempre divertida. Algunos ejemplos de “matemáticas femeninas” incluyen:

Programar el momento del lavado de cabello para que coincida con los planes del fin de semana. Gastar lo suficiente para obtener envío gratis, porque de lo contrario estás perdiendo dinero, ¿verdad? Reconocer que si usas un lindo atuendo, pero nadie importante lo vio y no tomaste una foto, en realidad no usaste ese lindo atuendo. Planificar una velada en torno a una reserva y revisar cada paso de tu rutina para saber cuándo debes comenzar a prepararte. (La respuesta a esta ecuación siempre es más temprano a lo que uno podría pensar).

“Las matemáticas femeninas son esencialmente el reconocimiento de que el tiempo, la conveniencia y el dinero son monedas intercambiables”, escribió la influenciadora de los derechos de las personas con discapacidad Imani Barbarin en X, la plataforma antes conocida como Twitter.

Se supone que es una broma y, como todas las bromas, no es para todos. O entiendes el concepto de matemáticas femeninas o no, y no vale la pena enfadarte demasiado si estás en el último campo. No necesariamente es necesario conocer todo lo que implica; que llegue durante una temporada marcada por Barbie en 2023, o inmediatamente después de la tendencia de la “cena de niñas”, o que se haga eco de un lema de las redes sociales de 2021 que plantea, simplemente: “Las chicas que lo entienden, lo entienden”.

¿Y qué pasa con "matemáticas de chicos"?

Desafortunadamente, los axiomas identificables de las matemáticas de chicas llegaron a partes de internet que, bueno, no lo entendieron. Grupos de personas comenzaron a criticar estos chistes inocentes, como si una sola broma sobre el misterioso deseo de envío gratuito indicara un profundo analfabetismo financiero o como si la lógica tortuosa que las mujeres admiten usar muy ocasionalmente afectara todas las decisiones importantes de sus vidas.

"Las 'matemáticas de chicas' son simplemente ignorar nuestras responsabilidades momentáneamente", escribió alguien en X. "Y todos tienen que convertirlo en una cuestión de derechos civiles".

Naturalmente, las “matemáticas de chicas” también entraron en el léxico de las marcas y los grandes nombres que se sumaron a la última tendencia. (“Cena de chicas”, un término esencialmente para una tabla de embutidos personal o bocadillos del tamaño de un bocado al azar del refrigerador, atrajo un revuelo similar durante el verano boreal).

“Lo llamas matemáticas de chicas, nosotros lo llamamos rebajas del Día del Trabajo”, decía una promoción reciente de la marca de ropa Lane Bryant.

A partir de esta maraña de críticas demasiado serias y de la interferencia de marcas, la idea de las “matemáticas de chicas” se extendió mucho más allá de su intención original. Finalmente, en las redes sociales cambió la tendencia. Después de todo, si existen las “matemáticas de chicas”, ¿qué son las “matemáticas de chicos”?

"Creo que el gran equivalente de las matemáticas de chicas por las matemáticas de chicos es el hecho de que todos nosotros pensamos que podríamos aterrizar un avión", postuló un hombre en un popular video de TikTok. (Esto también podría ser una extensión interesante del discurso del Imperio romano, que comenzó cuando muchos hombres admitieron que pensaban en el Imperio romano de manera sorprendentemente regular).

La representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York es uno de los grandes nombres que se sumó a la tendencia de las "matemáticas femeninas".
(Kevin Lamarque/Reuters)

Algunos ejemplos de matemáticas para chicos eran un poco menos, digamos, alegres.

"El chico matemático quiere una esposa tradicional pero te llama cazafortunas porque te tiene que mantener".

“Matemáticas de chicos es decir que 1,77 m son 1,82 m”.

Cuando el comediante Dane Cook, de 51 años, se casó con su novia Kelsi Taylor, de 24 años, la respuesta en las redes sociales estuvo llena de burlas de "matemáticas de chicos".

La representante demócrata de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez utilizó esta permutación a finales de septiembre para criticar al representante republicano Kevin McCarthy antes de que fuera destituido de su cargo como presidente de la Cámara de Representantes.

"En las matemáticas de chicos se necesitan 15 intentos para contar los votos correctamente para convertirse en presidente y luego cerrar el Gobierno 9 meses después", escribió en X, para consternación de algunos comentaristas masculinos que describieron eso como sexismo.

"Las chicas simplemente estaban haciendo tonterías y burlándose de sí mismas con chistes de matemáticas sobre chicas, pero todos querían ser groseros sin ninguna razón. Mírense, el problema de las matemáticas de chicos es interminable", escribió un comentarista en X.

De repente, una broma alegre se convirtió en mucho más: un comentario sobre género y estereotipos, una referencia oscura a través de la cual se podían observar incluso conversaciones políticas serias.

Los significados más profundos de las matemáticas de chicos y chicas

Una vez que una tendencia es mutilada y reanimada en el discurso, es hora de traer a un experto. Mary Louise Adams, experta en Sociología y profesora asociada de Kinesiología y Estudios de Salud en la Universidad de Queens en Kingston, Ontario, ofreció valientemente su opinión sobre lo que pueden significar “matemáticas de chicas” y “matemáticas de chicos”, si queremos que signifiquen algo.

"Lo que leo a través de esta tendencia es que la gente todavía siente que vive en un mundo profundamente diferenciado por el género", le dijo a CNN por correo electrónico. “Asumen, y su experiencia se lo confirma, que las mujeres y los hombres abordan el mundo desde posiciones muy diferentes”.

Parte de la incomodidad en torno al chiste de las “matemáticas de chicas” se debe al uso del término “chica” o "niña", que algunas personas encuentran denigrante cuando se usa para describir a mujeres adultas, y su aparente versión del falso estereotipo de que las mujeres son menos capaces matemáticamente que los hombres.

"Algunas mujeres están tratando de hacer bromas basándose en el hecho de que las diferencias entre hombres y mujeres todavía se consideran fundamentales en la forma en que vive la gente", dijo Adams. “¡En la década de 1970, las feministas definitivamente habrían pensado que ya estaríamos superando esto!”.

Sin embargo, la experta dijo que los chistes sobre las “matemáticas de chicas” podrían ser una recuperación humorística de estos estereotipos. Ese humor, afirma, es una forma de vínculo natural y puede producir una identidad compartida. A través de esta lente, los chistes sobre gastar dinero para ahorrarlo, o cómo administrar el tiempo mientras se intenta cumplir diferentes roles sociales, sirven como una subversión de estas expectativas codificadas como "niñas" en lugar de una reiteración.

“El deseo de identidad no se trata sólo de las 'matemáticas', por supuesto, sino tal vez de resistir un mayor menosprecio cultural de los hábitos de consumo de las mujeres y las suposiciones persistentes de que las mujeres no pueden ser tan buenas como los hombres en matemáticas y otras cosas técnicas", dijo Adams.

"Podrían ser mujeres burlándose de las personas que intentan devaluarlas".

En ese momento, se trata menos de “matemáticas de chicas” y más de cálculo femenino o teoría de juegos femeninos. Tiene sentido para quienes lo necesitan. Para todos los demás, es una ecuación que no deberían molestarse en resolver.