¿Quién mató a este joven en Florida? Casi 50 años después, el misterio no se resuelve

FDLE

James Norris viajó desde California por avión a Miami en 1974 y dijo a su familia que regresaría en unos días. Nunca más lo vieron. Casi dos años después un operador de excavadora encontró restos óseos que luego se confirmaría que eran de él.

El Departamento de Cumplimiento de la Ley de Florida (FDLE) sigue buscando pistas sobre el homicidio del joven de 24 años que viajó a este estado para presuntamente comprar marihuana de calidad colombiana. Se cree que es uno de los casos de homicidio activo más antiguos de Florida y es más antiguo del condado Dixie.

Los investigadores creen que las personas que viven en el Condado Citrus, en Panama City y en Miami pueden tener información que podría ayudar a resolver este caso.

Norris llegó en un vuelo comercial a Miami procedente de San Francisco y viajó bajo el alias de Richard Gunning, la mañana del 4 de octubre de 1974. Llevaba una gran cantidad de dinero en efectivo con la intención de comprar marihuana, dijo el FDLE.

En la tarde, Norris envió una postal a su familia desde Inglis, en el Condado Levy, fronterizo con el Condado Citrus, en la costa del Golfo en Florida. Ese fue el último contacto que su familia tuvo con él.

Caso dos años después de su desaparición, el 16 de abril de 1976, un operador de excavadora que trabajaba en una zona boscosa a la salida de la carretera U.S 19 en el norte del Condado Dixie, cerca de la línea fronteriza con el Condado Taylor, en el noroeste de Florida, encontró restos óseos.

Los restos no fueron identificados hasta que el agente especial del FDLE, ahora supervisor, David Wilson reconoció que los avances recientes en las pruebas de ADN podrían arrojar algunos resultados positivos.

Debido a la antigüedad de los restos, los científicos forenses del FDLE recomendaron que se enviaran a la Universidad del Norte de Texas (UNT) para su análisis. En 2010, la UNT logró obtener un perfil de ADN pero no fue suficiente para ingresarlo en el el sistema combinado de ADN (CODIS) del FBIque sirve para las bases de datos de ADN.

Los resultados se entregaron a otro agente especial del FDLE , también ahora supervisor, Mike Kennedy con la recomendación de la UNT de que el caso se ingresara en el Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas (NamUS).

NamUS proporciona tecnología, servicios forenses y apoyo de investigación para resolver casos de personas desaparecidas y restos no identificados.

Al revisar la sección de personas desaparecidas del sitio web de NamUS, Kennedy observó que Norris figuraba como desaparecido en la Florida aproximadamente 18 meses y a 100 millas de donde se descubrieron los restos óseos.

Además, NamUS señaló que la familia de Norris había archivado su ADN en el Departamento de Justicia de California (DOJ) para usarlo como comparación.

Kennedy solicitó que los perfiles de ADN con el Departamento de Justicia de California se enviaran a la UNT para compararlos. La universidad confirmó que los restos eran de Norris y se inició una investigación activa por homicidio.

En abril de 2011, los familiares de Norris volaron a Florida para reclamar sus restos.

La investigación muestra que Norris viajó a Citrus para comprar marihuana de una organización que operaba en ese condado y las autoridades descubrieron los nombres de los miembros de esa red.

En un sitio en internet de la familia de Norris, se publicó un extenso relato sobre lo que sufrieron sus familias tratando de saber qué había sucedido y cómo descubrieron el verdadero motivo de su viaje a Florida.

La madre del joven presentó un informe de personas desaparecidas en San Francisco y se puso en contacto con las agencias policías de Florida y el FB.

“Pero no había mucho que nadie pudiera hacer para ayudar. Nadie parecía demasiado preocupado por este joven de California que desapareció de la faz de la tierra. En todos los lugares a los que mi madre acudía en busca de ayuda, sus preguntas eran respondidas con ‘Aparecerá’ ”, se indica en el website.

Después de aproximadamente un mes sin noticias de Norris, su padre contrató a un investigador privado.

El investigador comenzó a indagar con los amigos del joven hasta que finalmente revelaron el verdadero propósito del viaje: “habían reunido su dinero y James fue a Florida a comprar una gran cantidad de marihuana. Su plan era traerla de regreso a San Francisco para venderla”.

Si alguien tiene información sobre el asesinato de Norris, comuníquese con FDLE Tallahassee al (800) 342-0820.

Veterano del ejército mintió para recibir beneficios. Sus propias redes sociales lo delataron

Arrestan a mujer por arrojar una ‘bola de fuego’ a casa en Florida ¿Qué la enfureció?

Familia sin hogar en Florida es víctima de un tiroteo cuando dormía en un auto alquilado