Así es Maria Bakalova, la estrella revelación de la secuela de 'Borat'

Dave Itzkoff
·6  min de lectura

Puede que Sacha Baron Cohen sea la estrella de la película “Borat Subsequent Moviefilm”, pero es Maria Bakalova quien ha surgido como su heroína.

En esta estridente comedia llena de bromas, disponible en Amazon, Bakalova interpreta a Tutar Sagdiyev, la oprimida hija de 15 años del periodista kazajo que da nombre al filme, interpretado por Baron Cohen. Criada en un granero y maleducada por su inconsciente padre, Tutar se las arregla para acompañar a Borat en su último viaje a Estados Unidos, y se convierte tanto en el cebo como en la cómplice de los planes de su padre de entregarla al vicepresidente Mike Pence.

La actriz Maria Bakalova en West Hollywood, California, el 10 de noviembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)
La actriz Maria Bakalova en West Hollywood, California, el 10 de noviembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)

A través de numerosos encuentros incómodos con personajes desprevenidos —incluyendo una entrevista ahora famosa con Rudy Giuliani— Tutar descubre su valor mientras dirige la atención a la misoginia silenciosa (y a veces no tanto) que la rodea.

Se trata de una actuación revelación para Bakalova, una actriz búlgara de 24 años cuyo trabajo previo en cine y televisión (incluyendo un drama policiaco para la televisión italiana, “Gomorra”) aún no le había ofrecido el tipo de reconocimiento que se obtiene por interpretar a una adolescente ingenua que no sabe que las mujeres pueden leer, conducir o masturbarse.

Como explicó Bakalova durante una conversación por Zoom el martes, considera que la secuela de “Borat” es fundamentalmente la historia de la educación y la liberación de Tutar. “Es una película de cómo una niña puede y debe crecer”, dijo, hablando desde Los Ángeles, donde vive actualmente. “Se trata de la manera en que la gente puede tratarte como si no fueras igual porque eres mujer y qué tipo de opciones tienes”.

Para Bakalova, un papel destacado en una película estadounidense importante también es una oportunidad satisfactoria para honrar a su país natal.

“Cosas así no les suceden a personas como nosotros, los búlgaros”, dijo. “La mayoría de las veces, en algún momento hay un pequeño papel de extra en una película, dos o tres frases como prostituta o mafioso. Siempre estaré muy agradecida con Sacha por darle esta plataforma a una persona europea del este, de interpretar a un personaje fuerte y complicado que no es una sola cosa”.

Bakalova habló más sobre su trabajo con Baron Cohen y aquella escena, objeto de tanto escrutinio, con Giuliani. A continuación, los fragmentos editados de la conversación.

La actriz Maria Bakalova en West Hollywood, California, el 10 de noviembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)
La actriz Maria Bakalova en West Hollywood, California, el 10 de noviembre de 2020. (Elizabeth Weinberg/The New York Times)

P: ¿Cómo llegaste a ser elegida para participar en la secuela?

R: Un amigo me dijo que había una convocatoria para el papel principal en una película hollywoodense. Yo pensé: “Eso no es posible. Somos búlgaros. Nadie puede vernos en los papeles principales”. Envié videos que yo misma grabé y luego me llamaron para hacer una prueba frente a las cámaras en Londres. Pero el proyecto era tan confidencial que pensé: “¿Esto realmente es un proyecto?”. Estaba segura de que sería una situación de tráfico de personas. No tenía idea de que iba a conocer a Sacha; fue una sorpresa.

P: Al empezar a filmar la película, ¿cómo te describió Sacha el personaje de Tutar?

R: Sacha explicó que Tutar debía estar tan loca como Borat, tal vez incluso más loca. Debía estar completamente desorientada —en cuanto a lo que está bien o mal— y, a través de ese viaje, debía aprender a ser una persona normal. Es una película satírica, es exagerada, pero me hizo pensar en cómo sería vivir esa vida, aunque sea falsa. Él me preguntaba: “¿Serías feliz si la gente te tratara de esta manera, si todo el propósito de tu vida fuera casarte y vivir en una jaula?”.

P: ¿Y cómo se vería deformada su perspectiva por un manual sexista que la desinforma sobre su propio cuerpo?

R: El manual es una metáfora de cómo la sociedad y el patriarcado nos piden que nos comportemos y las expectativas de la gente. ¿Debería avergonzarme de menstruar? ¿Debería avergonzarme de tener vello corporal? ¿Debería avergonzarme de ser una mujer? Eso es lo que Tutar ha creído desde el principio y Sacha quería mostrar que, en 2020, este es un momento en el que la gente debería empezar a tratarse como iguales.

P: Cuando conocemos a Tutar, está en un estado extremadamente degradado. ¿Cómo abordaste esas escenas?

R: Es como la hipnosis. Simplemente te atreves a hacerlo. De hecho, decidimos que me dejaría crecer el vello corporal real. En Los Ángeles hace calor casi todo el tiempo. Cada vez que tengo que usar un vestido o una blusa sin mangas, puedes ver el vello de mis axilas y mis piernas. Era algo asqueroso. Mi vello facial nunca crece. Hice lo que pude. Pero mis cejas nunca crecen. La parte facial fue posible gracias a mi maquilladora, Katy Fray, pero todo lo demás es completamente natural. Fue muy interesante cuando finalmente me afeité. Pude sentir el viento en mis brazos y mis piernas.

P: ¿Hay alguna persona por la que hayas sentido compasión? Jeanise Jones, la mujer contratada como niñera de Tutar, fue muy amable contigo. ¿Sentiste que la estabas engañando?

R: Pasamos tal vez cinco, seis horas con Jeanise, y ella es la persona que ves en la pantalla. Simplemente es increíble. No es actriz. Solo quería ayudar a Tutar y que ella se valorara, que siguiera sus sueños y se educara. Necesitamos gente como Jeanise. Es un ángel.

P: ¿Sabías quién era Giuliani antes de grabar la entrevista con él?

R: Sabía quién era, porque el 11-S es un suceso que todo mundo debe conocer. Es uno de los momentos más difíciles de la historia reciente. Pero no soy estadounidense; no me meto con la política estadounidense. No creo estar tan informada de la situación de Estados Unidos ni de su sistema político. Sacha ha estado viviendo aquí mucho tiempo. Confío en él.

P: ¿Cómo se prepararon tú y Sacha para filmar esa escena?

R: Habíamos estado hablando mucho sobre diferentes posibilidades. ¿Cómo debo actuar, de esta manera o de aquella? ¿Qué debo hacer? ¿Qué es más inteligente? Pero en todas las alternativas, tenía la seguridad de que Sacha me salvaría y rescataría la escena, así que no sería un desastre. Es mi ángel guardián.

P: ¿Aun así te sentías nerviosa por la filmación de la escena?

R: Sí. Estaba nerviosa. Mi corazón se aceleró. Pero Sacha me dijo: “Debes estar nerviosa en esta situación. Así que usa tus nervios. Transfórmalos y acéptalos, y te ayudarán en todo”.

P: Giuliani ha dicho que nunca fue inapropiado contigo y que se estaba metiendo la camisa, pero otros espectadores creen que estaba haciendo algo ilícito. ¿Qué pasó en esa escena?

R: (Risas) Yo vi todo lo que tú viste. Si viste la película, ese es nuestro mensaje. Queremos que todo el mundo vea la película y juzgue por sí mismo.

P: ¿Giuliani creía que Tutar tenía 15 años cuando aceptó hacer la entrevista?

R: Yo no estuve a cargo de contratar a nadie, así que cuando llegamos a la escena, solo la hice, sin decir quién era. No estoy segura de lo que él sabía o no sabía.

P: Giuliani ha sido objeto de muchas burlas y críticas por haber sido engañado por ti y por los cineastas de “Borat”. ¿Te sientes mal por eso?

R: Las películas como esta muestran la verdadera esencia de la gente. Mostrará la verdadera esencia de Jeanise. Va a mostrar el verdadero carácter de (Judith Dim Evans), la dama de la sinagoga. Va a mostrar el verdadero carácter de Rudy. Eres responsable de tus propias decisiones. Así que, no, no me siento mal.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2020 The New York Times Company

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Sacha Baron Cohen se pone serio con su comedia cáustica y un Borat en esteroides

La tensión entre Donald Trump y 'Borat': el presidente lo llama "farsante y "siniestro" y el comediante le responde

"Borat 2" muestra a Giuliani en situación incómoda en hotel

EN VIDEO: Las interpretaciones más inolvidables de Leonardo DiCaprio