Marchan en Tokio a favor de modificar plan de urbanización

Personas forman una cadena humana afuera del Ministerio de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología el domingo 17 de septiembre de 2023, para exigir que revise un controversial plan de urbanización del parque Jingu Gaien en Tokio. (AP Foto/Mari Yamaguchi) (ASSOCIATED PRESS)

TOKIO (AP) — Manifestantes en Tokio formaron el domingo una cadena humana para exigir al gobierno rescatar miles de árboles modificando su plan para urbanizar un popular parque en el centro de la ciudad.

Los manifestantes, muchos de ellos con camisetas verdes y letreros que decían “Rescaten Jingu Gaien”, exigieron al Ministerio de Educación tomar medidas pese a que una de sus agencias forma parte de los propietarios.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, aprobó el plan en febrero, una medida que permite que la promotora —conformada por la empresa inmobiliaria Mitsui Fudosan, el santuario Meiji Jingu, Itochu Corp. y el Consejo Deportivo de Japón con afiliación ministerial— construya dos rascacielos de 200 metros de altura (650 pies) y una torre de 80 metros (260 pies).

Para ello, se tendrían que talar casi 3.000 árboles en Jingu Gaien, una de las áreas verdes más históricas y populares de Japón. El plan también derribará un histórico estadio de béisbol en donde jugó Babe Ruth para reconstruirlo, y cambiará un campo de rugby a uno con césped artificial.

También están en riesgo 150 famosos árboles gingko alineados en un paseo centenario construido para conmemorar al emperador Meiji, el bisabuelo del emperador Naruhito. Los críticos y activistas medioambientales afirman que los árboles gingko corren riesgo con cualquier construcción a su lado.

“Simplemente tuve que venir y hacer algo para detener la tala de árboles que podría comenzar este mes”, dijo Nahoko Shirakawa, que sostenía un letrero hecho a mano. “No puedo simplemente sentarme y ver la destrucción de árboles gingko de 100 años”.

Rochelle Kopp, una de los líderes de movimiento que opera una empresa de consultoría administrativa de Tokio, dijo que el Ministerio debería proteger a Gaien como un sitio de patrimonio cultural natural. Agregó que el Ministerio también debería designar el área como un sitio escénico como medio para protegerla.