Anuncios

Marcha 25N: mujeres salen a las calles una y otra vez; sostienen una jornada completa contra la violencia

undefined
undefined

Este 25 de noviembre, en el Día Internacional para Eliminar la Violencia contra las mujeres, víctimas, activistas, familiares y organizaciones salieron a las calles una y otra vez en lo que se convirtió en una jornada completa de movilizaciones en la Ciudad de México.

Ante un país en el que –denunciaron a gritos– la violencia contra mujeres y disidencias no cesa, sus derechos no son garantizados, los recursos para su salud, especialmente reproductiva y sexual, permanecen limitados, y los feminicidios y crímenes de odio continúan, no había protesta que fuera suficiente.

Las exigencias se extendieron incluso más allá de las fronteras de México: una buena parte de los contingentes se llenaron de colores negro, blanco, verde y rojo por las banderas en apoyo a Palestina, especialmente a mujeres y niños que están viviendo la violencia o perdiendo la vida en aquel país. 

Lee: Mujeres de Veracruz buscan borrar las cicatrices que la violencia de género les dejó

marcha 25N mujeres palestina
Foto: Erendida Aquino

Aun ante la confusión por los dos horarios convocados –algunos colectivos citaron a las 11:30 en la Glorieta de las mujeres que luchan, mientras otros a las 3:00 de la tarde en el Ángel de la Independencia—, muchas asistentes que se sumaron sin pertenecer a estos no cejaron en su decisión de insistir en las deudas de sociedad y autoridades ante las violencias que viven las mujeres.

Marchar para visibilizar violencias contra las mujeres, dice Alicia, de Tijuana

Ese fue el caso de Alicia, quien hace unos días llegó a la Ciudad de México desde Tijuana para asistir a un congreso sobre violencias de género en la Universidad Nacional Autónoma de México. Decidió aprovechar esta última jornada, antes de volver a su hogar, para participar en las movilizaciones del 25N.

Para ella, salir a las calles sigue siendo necesario para visibilizar, hacer presencia y dar seguimiento a lo ya avanzado, al tiempo de “seguir con fuerza y marchar para que todos se den cuenta de lo que está sucediendo”.

“Que hagamos alianzas, no trabajemos en solitario, sino en alianzas de sociedad, actores políticos, profesionistas y organizaciones de la sociedad civil”, dice mientras sostiene un cartel con la leyenda “Elementos de la Marina violan sexualmente a 2 de cada 10 mujeres que arrestan”, distribuido en la Glorieta por la asociación Data Cívica. 

Ahí, ese y otros colectivos antimilitaristas, el de Amnistía Internacional con su propia batucada y representantes de la agrupación “Sangre de mi sangre”, con su representativo tejido rojo, comenzaron a congregarse desde las 11:30, pero fue hasta pasadas las 12:00 que se juntaron las suficientes asistentes para salir rumbo al Zócalo, en un contingente mucho menos numeroso que en años anteriores. 

zocalo marcha 25n cdmx hoy
Foto: Elizabeth Larios

Las consignas de las mujeres en marchas 25N

“Ni una muerta más”, “Abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer; arriba el feminismo que va a vencer, que va a vencer”, “Mujeres contra la guerra, contra el capital, mujeres contra el machismo y el terrorismo neoliberal” y “Mujeres combativas, ni víctimas ni pasivas” fueron algunas de las consignas que se escucharon mientras los contingentes de la coordinación del 8M, contra la violencia vicaria y antimilitaristas encabezaban la vanguardia. 

Lee también: Da gobierno de AMLO más presupuesto para igualdad de género, pero se va a programas de bienestar

Entre el conteo para exigir justicia también por los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa frente a su antimonumento, el acto del Frente Nacional contra la Violencia Vicaria frente a los juzgados familiares y la manta “México Feminicida” desplegada frente a la Antimonumenta, la variedad de agendas destacaba pese a los reducidos contingentes, que sumaron mil 500 personas según el gobierno de la Ciudad.

marcha 25n mujeres
Foto: Marcela Nochebuena

No faltaban tampoco las motivaciones personales consecuencia de violencias todavía invisibilizadas. Mariana García reclama que su vida cambió por completo ante las violencias de un doctor y una clínica que siguen operando en la impunidad mientras sostiene un cartel que dice La violencia obstétrica me dejó sin útero”.

“En julio un doctor me hizo un legrado y me perforó el útero. Yo le expresé que tenía mucho dolor, él me dijo que yo estaba somatizando por el dolor, me dio de alta y a los tres días tuve que volver al hospital con peritonitis y perdí el útero con dos perforaciones a los 29 años”, relata.

Feminicidios, violencias laborales y falta de recursos

Durante la jornada del 25N, tampoco faltaron las intenciones políticas en plena época electoral. Un contingente de mujeres afines a la 4T anunció que se uniría a la cita de las 3 de la tarde en el Ángel de la Independencia con la presencia de la candidata de Morena a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Clara Brugada, aunque después no se le vio en la marcha. Algunas colectivas condenaron en redes sociales ese intento. 

Unas horas antes, cuando los contingentes que partieron pasadas las 12 de la Glorieta de las Mujeres llegaron a un templete en el Zócalo, habían hecho énfasis en que los movimientos de mujeres deben mantenerse independientes, no politizados y anticapitalistas, y que las mujeres candidatas, en la coyuntura electoral actual, no los representan.

Te puede interesar: “Lo que usted hizo, se llama violencia”, responde Mariana Rodríguez a Fox por llamarla “dama de compañía”

Desde ese foro también señalaron que las violencias contra las mujeres no han cesado, con 690 casos de feminicidios este año, que muchas veces, además, son investigados como homicidios dolosos. “No permitamos que sigan minimizando nuestras muertes”, se oyó desde el micrófono. 

De la misma manera, destacaron la violencia y desigualdad laboral, pues las mujeres siguen ganando menos por los mismos trabajos, aunado a que son más susceptibles a vivir acoso y hostigamiento. El 45.9 por ciento de las mujeres en condiciones de trabajar, dijeron, pueden hacerlo, mientras en el caso de los hombres es el 73.3.

En la plaza capitalina mencionaron igualmente las más de 70 carpetas abiertas contra quienes han participado en marchas, denunciaron la profundización de la militarización mientras el presupuesto de salud y cultura no crece, y los programas que atienden la salud materna, sexual y reproductiva reciben menos del 1% de los recursos del ramo.

Exigieron más presupuesto para trabajo, educación, salud y vivienda. “Queremos hospitales, no militares. Este no es el ejército del pueblo”, se escuchó. Al mismo tiempo, recordaron que nuestro país conserva uno de los primeros lugares con más asesinatos contra poblaciones LBGT, por lo que se sumaron a la exigencia de justicia para le magistrade Ociel Baena, asesinade en Aguascalientes.

marcha 25n cdmx hoy
Foto: Elizabeth Larios

“Hoy tenemos siluetas, porque nos faltan nuestras hijas”

Maricruz, madre de Karla Yesenia, asesinada en 2018 de Chiapas, salió junto con el contingente de madres de mujeres víctimas de feminicidio que encabezó las movilizaciones convocadas a las 3 de la tarde en el Ángel de la Independencia.

Explicó que sus compañeras hoy son sus hermanas porque la han abrazado con el amor y el sangrado que traen en el alma, porque en el momento que les arrebatan a sus hijos, también ellas mueren como familia. Llamó al Estado feminicida y corrupto, que ha hecho y deshecho con sus carpetas lo inimaginable.

“Estoy por mi hija, por Karla, por Estefania, por Paola alzando la voz. Y no nos importa que nos hayan puesto estas vallas: si las tenemos que derribar, las vamos a derribar”, dijo ante una movilización en la que había más elementos policiacos que asistentes. 

Ni una más, ni una asesinada más”, “Si fuera tu hija… tu hermana… tu amiga… tu alumna… estarías aquí conmigo, gritaban las madres mientras llevaban por lo alto las siluetas en cartón morado de sus hijas ausentes. Se dijeron madres que siguen luchando ante la indolencia del gobierno.

Lee también: Agenda de género, frenada pese a paridad: expertas critican parálisis legislativa en el Sistema Nacional de Cuidados

Frente al Hemiciclo a Juárez, pararon para hablar sobre las consecuencias y falta de justicia en casos de violencia vicaria. Después, nombraron a las hijas, hermanas, esposas y amigas representadas en esas siluetas moradas, que mostraban distintos mensajes en el dorso:

“Somos el grito de las que ya no están. Fernanda Cadena. Cada noche rezo por ella, cada día pienso en ella, porque desde que murió mi corazón se quebró. 21-abril-2017” o “Justicia Leylani Danae Chamorro. 21 años. 13/nov/23. García N.L”. 

Frente a Palacio Nacional, una vez que los últimos contingentes llegaron al Zócalo cerca de las 5 de la tarde, y después de entonar la “Canción sin miedo”, las siluetas se agruparon en un memorial sobre la valla que consignaba “México feminicida”.

marcha 25n mujeres
Foto: Elizabeth Larios

Acción global feminista por Palestina en el 25N

Entre pañuelos verdes y pancartas con mensajes feministas, asistentes a la marcha del 25N en la Ciudad de México ondeaban también banderas de Palestina en solidaridad con las víctimas que han dejado los ataques del ejército israelí.

“Este 25 de noviembre abrazamos el llamado a la Acción Global Feminista por Palestina y tomamos las calles en solidaridad con las mujeres e infancias que, desde el 7 de octubre, están siendo brutalmente masacradas”, reclamaron integrantes del colectivo Pan y Rosas, reunidas en un contingente mixto cerca de las 11:30 horas.

Acompañadas de cartulinas con mensajes en favor de la liberación del pueblo palestino, denunciaron que “el genocidio es la forma más brutal de violencia contra las mujeres, las infancias y los pueblos oprimidos, y está respaldado por los gobiernos que se sirven del patriarcado, el racismo y el colonialismo para perpetuar la división entre las clases trabajadoras, manteniendo así sus ganancias y privilegios para una minoría parasitaria”.

Ishtar, una de las asistentes del colectivo Mexiro, recordó que hasta el pasado 23 de noviembre los ataques de Israel en los territorios palestinos han dejado al menos 4 mil 77 mujeres y 8 mil infancias asesinadas bajo un discurso “totalmente misógino y racista”.

“El lavado rosa se ha usado como excusa del genocidio sionista: repiten el argumento patriarcal de que los derechos de las mujeres y disidencias son dádivas por las cuales agradecer y besar la mano del opresor blanco, hombre, hetero, cisgénero y occidental, mientras perpetua el exterminio de otros pueblos”, reclamó.

 

marcha 25n mujeres
Foto: Cuartoscuro

También expresó que “las vidas de todes les habitantes de Palestina importan: mujeres, infancias, disidencias, hombres y animales. Nadie es libre hasta que todes lo seamos, ser feminista interseccional va de la mano de la lucha anticolonial y antiracista, luchar por los derechos humanos no es posible de manera limitada a un género, identidad, etnia, clase o raza”.

Otro de los contingentes con banderas palestinas, de la colectiva Libres y Combativas, reclamó que pese a los esfuerzos de detener la violencia machista –que en México incluye la emisión de Alertas de Violencia de Género contra las mujeres en 23 estados y 643 municipios–, continúan siendo asesinadas al menos 10 mujeres al día, y se registran diariamente más de 200 casos de violencia sexual.

Ante este contexto, Libres y Combativas se pronunció contra el fortalecimiento que han tenido las Fuerzas Armadas y la militarización de la seguridad pública, que –dijeron– no han conseguido frenar la violencia feminicida y han sido un instrumento impulsado históricamente por el Estado para la represión de la lucha por nuestros derechos.

“Con la intromisión de la Guardia Nacional en las calles, ahora están llenas de figuras que representan una amenaza latente para nosotras, a quienes el mismo gobierno que se autoproclama “el más feminista de la historia” nos ha criminalizado por nuestro movimiento”, afirmaron en un pronunciamiento compartido en la protesta.

Para las manifestantes, el llamado “tiempo de mujeres” –por la candidatura de mujeres para la presidencia y la paridad alcanzada en términos políticos en México– se queda en palabrería si no demuestra en hechos un interés por abordar la problemática de la violencia de género “desde su raíz”.

Entre consignas como “No es una guerra, es genocidio” y “No más muertes de inocentes, infancias y mujeres”, avanzaron hasta el Zócalo, donde exigieron un cese definitivo al fuego, y que el Estado mexicano rompa relaciones con el gobierno de Israel.