Anuncios

Mar del Plata: atacaron con gas pimienta a un “Barco Pirata” lleno de chicos

Atacaron con gas pimienta a los pasajeros de un "Barco Pirata"
Atacaron con gas pimienta a los pasajeros de un "Barco Pirata"

Un insólito episodio sorprendió a los vecinos de Mar de Plata cuando un “Barco Pirata”, que suele trasladar a chicos y turistas por la Ciudad, fue atacado con gas pimienta. Todos los pasajeros y los animadores que se encontraban a bordo del vehículo, también conocido como “tren de la alegría”, debieron abandonarlo para tomar aire y recuperarse, según informaron medios locales.

El hecho se produjo ayer por la tarde, mientras un “Barco Pirata” circulaba por las inmediaciones de la Plaza Colón, en Mar del Plata. Según publicó La Capital, los animadores que se encontraban a bordo del trencito de la alegría comenzaron a toser por un ataque con gas pimienta.

El chofer explicó a la prensa que mientras realizaban la recorrida por la ciudad “una mujer manifestó que desde una moto habían arrojado como un spray”. Y tras ello agregó: ”De manera inmediata tomé la decisión de que bajen todos los ocupantes del vehículo para que puedan respirar mejor”.

La inesperada secuencia fue captada por uno de los pasajeros quien se encontraba filmando al momento del ataque. En cuestión de horas las imágenes se viralizaron en las redes sociales, dando cuenta del extraño ataque.

En el video puede verse el momento en que los animadores, disfrazados de Spiderman, Jack Sparrow y una vaca comienzan a descender del vehículo, bajo la advertencia de abandonar el “Barco Pirata”.

Tras ello, algunos pasajeros debieron ser asistidos, pero no se reportaron heridos. “Toda la gente que se bajó estaba descompuesta”, comentó Cristian Campi, el hombre que grabó el videó. “Nos picaba la garganta, no podíamos respirar bien”, agregó el pasajero en diálogo con TN.

Luego del episodio, la situación se normalizó y continuó el paseo normalmente, como se hace cada día por las calles de la ciudad balnearia.

El conflicto

Si bien en un primer momento se habló de una venganza por una “competencia comercial” de clientes en la Plaza Colón, lugar donde coinciden y tienen habilitado su punto de partida y llegada estos denominados “vehículos de fantasía”, quienes son parte de este mercado coincidieron en que la tensión se dio por una cuestión de pareja, en la que una integrante trabaja en una de las unidades y el otro en la competencia.

Según pudo saber LA NACION, no hay ninguna denuncia policial sobre el tema pero el municipio, que es quien los habilita, tomó intervención desde lo administrativo. El conductor del “Barco Pirata” concurrió al área de Tránsito y contó lo sucedido, pero dijo desconocer cómo se dio la situación del ataque con gas porque estaba manejando y de espaldas al pasaje.

Por su parte, Lautaro, encargado de tres de los siete vehículos que operan desde Plaza Colón, negó que la situación desatada estuviera relacionada con una disputa de pasajeros o precios. “Hubo una discusión entre familiares, novia y novio y una y otra suegra”, precisó el hombre, descatando cualquier tipo de problema interno entre prestadores del servicio.

Inicialmente se habría registrado una discusión entre familiares en la Plaza Colón, según pudo advertir en algunos videos captados por los propios pasajeros que habían contratado el paseo. Allí sí intervino una ambulancia porque una joven, vinculada a uno de estos vehículos, debió ser asistida por una crisis de nervios.

Poco después, a 20 cuadras del lugar, se produjo el ataque. En un video, grabado por un turista desde la última fila, se ve a todos disfrutando a bordo hasta que se perciben los síntomas del gas pimienta, por lo que el conductor detiene la marcha y los pasajeros bajan para tomar aire y recuperarse.

Informe de Darío Palavecino