Anuncios

Vidal anunció que no será candidata presidencial y que tampoco competirá por el gobierno porteño

María Eugenia Vidal disertó ante empresarios en Córdoba.
María Eugenia Vidal disertó ante empresarios en Córdoba.

La diputada y exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal siguió los pasos del expresidente Mauricio Macri y anunció esta noche que no competirá como precandidata a presidenta de Pro en las primarias de Juntos por el Cambio . Con esta decisión, la oferta electoral del partido para las próximas elecciones se reducirá a solo dos postulantes: el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y a la exjefa de Pro Patricia Bullrich.

“‘No se peleen. Estén unidos’, me dijeron en cada recorrida. Por eso, porque los escuché y porque los entiendo, decidí que esta vez no voy a ser candidata a Presidenta de la Nación”, fue la frase con la que se bajó en una publicación en Twitter.

Luego, en declaraciones a la señal TN, Vidal anticipó que tampoco competirá por la sucesión de Rodríguez Larreta en la ciudad. “La ciudad es de los porteños -enfatizó-. Para mí es importante que el equipo de Pro siga gobernando la ciudad. Es un equipo que mostró transformaciones en sus cuatro gestiones. Yo quiero que este equipo continúe. Hay dos candidatos de Pro y hay otros tres de otras fuerzas. Si yo estoy diciendo que quiero sumar, que quiero fortalecer a Juntos por el Cambio, no voy a ser la sexta.”

La decisión de la exgobernadora bonaerense de bajarse de la contienda electoral tomó forma el fin de semana pasado, cuando se reunió a solas con el expresidente Macri en su quinta Los Abrojos.

Al relatar ese encuentro, Vidal comentó que Macri entendió sus razones. “El ya venía acompañando este proceso. Lo hablé con Horacio y con otros dirigentes de Pro. Esta es una decisión que favorece a todos. Es una decisión mía pero el PRO acompaña”, enfatizó, al tiempo que insistió en que seguirá trabajando por la unidad de la coalición opositora.

“Siento que no es un momento que las múltiples candidaturas ayuden, por el contrario, confunden. Los argentinos no quieren ver confrontándonos. Hay que escuchar a la gente. Este es mi aporte a la unidad. Esto no significa que no seguiré trabajando, seguiré recorriendo el país. La semana próxima estaré en Tierra del Fuego y en Tucumán”, indicó la exgobernadora bonaerense.

Con su decisión de declinar su candidatura presidencial, la oferta electoral de Juntos por el Cambio quedará en seis candidatos. Además de Bullrich y Rodríguez Larreta, también se anotaron en la contienda los radicales Gerardo Morales y Facundo Manes; Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, y Miguel Pichetto, de Encuentro Republicano Federal.

Al ser consultada sobre si prefiere a Rodríguez Larreta o a Bullrich a la presidencia, Vidal evitó pronunciarse. “Si de verdad digo que quiero contribuir a la unidad de Juntos por el Cambio y de Pro, no sería coherente que hoy diga mi voto”, sostuvo, aunque sí fue contundente al respaldar a Cristian Ritondo en sus aspiraciones a la gobernación bonaerense.

“Yo sea o no candidata a presidenta, él siempre va a ser mi candidato a gobernador en la medida en la que él quiera seguir compitiendo. Están las PASO en Buenos Aires, tiene derecho a presentarse y creo que sería el mejor gobernador para la provincia”, enfatizó, al tiempo que alentó que haya primarias en el distrito. “Hoy hay cinco candidatos de Pro en Buenos Aires; hay que ordenar, pero creo que es legítimo que tanto Diego Santilli como Cristian Ritondo quieran competir”, dijo.

La alternativa porteña

En la reunión que mantuvo con el expresidente Macri se analizó la alternativa de que Vidal compitiese como candidata a jefa de gobierno porteño en una suerte de “prenda de unidad” de Pro para evitar que el radicalismo le arrebate al macrismo su bastión. Sin embargo, esta posibilidad comenzó a desdibujarse en los últimos días. Antes de viajar a los Estados Unidos Macri envió señales claras en favor de la candidatura de su primo Jorge Macri ; en la misma sintonía se mostró Bullrich, otro de los pilares de la postulación del actual ministro de gobierno porteño e intendente de Vicente López en uso de licencia.

También Rodríguez Larreta sugirió que Vidal no sería de la partida para competir por su sucesión. Pocas horas antes de que la exgobernadora anunciara que no competiría en estas elecciones, el jefe de gobierno porteño insistió de que Pro solo tiene dos candidatos en la ciudad de Buenos Aires.

En rigor, Rodríguez Larreta promueve, bajo cuerda, a su ministro de Salud Fernán Quirós; de hecho, designó a un hombre de su máxima confianza, el diputado Álvaro González, como su jefe de campaña y encargado de hacer crecer a Quirós en las encuestas. La candidatura del ministro cuenta, también, con el apoyo de la Coalición Cívica.

Vidal entendió el mensaje. Anoche, en declaraciones televisivas, confirmó que no se postularía como jefe de gobierno porteño y que pondrá “su mayor esfuerzo” en que su espacio, Pro, mantenga su predominio en la ciudad. “Voy a poner mi mayor esfuerzo, mi mayor empeño para que el equipo del PRO siga gobernando y para que nuestros candidatos ganen”, enfatizó, sin exhibir preferencia por Macri o por Quirós.

De todas maneras, aclaró que si el ganador de la pulseada interna en la ciudad fuese Martín Lousteau, de Evolución Radical -socio de Juntos por el Cambio- hará lo posible para que triunfe en las elecciones generales de octubre. “Somos parte de una coalición política y lo apoyaré en su campaña”, enfatizó.

Paulatinamente, la grilla porteña se va despejando. El martes pasado la ministra de Educación Soledad Acuña anticipó que no competiría por la sucesión de Larreta, por lo que la oferta de Pro para las primarias de agosto quedará limitada a Jorge Macri y Quirós. Sus rivales de Juntos por el Cambio serán Martín Lousteau, por la UCR; Graciela Ocaña, por Confianza Pública y Ricardo López Murphy por Republicanos Unidos.