María Belén Bernal: detienen a Germán Cáceres, sospechoso de matar a la abogada que desapareció en una escuela de policía en Ecuador

María Belén Bernal, en una imagen publicada en sus redes sociales.
María Belén Bernal, en una imagen publicada en sus redes sociales.

Las autoridades ecuatorianas informaron que el teniente de la policía Germán Cáceres, esposo de la abogada María Belén Bernal y el principal sospechoso por su asesinato, fue capturado este viernes en Colombia y será trasladado a Quito.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, informó que Cáceres, "buscado por el femicidio de María Belén Bernal", fue detenido en Colombia, y prometió que cuando llegue a Ecuador "recibirá todo el peso de la ley".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El caso de Bernal, de 34 años, conmocionó a Ecuador el 11 de septiembre pasado, cuando la abogada desapareció después de ingresar a la Escuela Superior de Policía, en el centro norte de Quito, para encontrarse con su esposo.

La primera en denunciar la desaparición de Bernal fue su madre, Elizabeth Otavalo, quien desde entonces inició una campaña para encontrar a su hija, además de denunciar la supuesta negligencia de parte de las autoridades.

"¿Dónde está María Belén Bernal?", cuestionaban los medios y coreaban manifestantes en las calles, en su mayoría mujeres, mientras la Fiscalía revelaba que Cáceres se había fugado.

Días después, el cuerpo de Bernal fue encontrado sin vida a pocos metros del edificio policial.

Manifestantes portan una pancarta con el rostro de María Belén Bernal.
Manifestantes habían reclamado respuestas a la Policía.

La policía ecuatoriana, el cuerpo para el que trabajaba Cáceres, precisó que el sospechoso fue encontrado en Palomino, una localidad ubicada en La Guajira colombiana.

"Que le pongan en buen recaudo, no vaya a ser que luego se nos suicide o a lo mejor se nos escape nuevamente", declaró la madre de Bernal a la prensa local luego de conocer la noticia.

Lasso llegó a ofrecer una recompensa para quien ofreciera información que permitiera ubicar a Cáceres, y ordenó reforzar el operativo de búsqueda para resolver un caso que sembró dudas sobre la actuación de la policía y volvió a poner el foco en la violencia contra las mujeres.

Protestas en las calles de Quitos
Centenares de personas protestaron en las calles de Quito para protestar por la muerte de Bernal.

Abogada respetada

María Belén Bernal tenía 34 años, era originaria de Quito y había estudiado derecho en la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central, además de completar una maestría en Litigación Oral en la California Western School of Law.

Había logrado convertirse en una respetada litigante, en un ámbito en el que se la reconocía por su gran conocimiento de los procedimientos penales.

Uno de los casos más conocidos que le tocó enfrentar fue la representación de la familia de Alejandro Páliz, quien murió en marzo de 2021 después de ser atropellado por una patrulla de la Agencia Metropolitana de Tránsito de Quito.

En ese caso, de acuerdo a medios locales, Bernal logró demostrar la responsabilidad que habían tenido los agentes, con una maniobra intempestiva que impidió la reacción de Páliz para evitar el accidente.

En el momento de su desaparición, la abogada trabajaba para la firma Defensa Penal Group y era parte del grupo de seis mujeres que llevan casos enfocados mayormente en materia penal.

Bernal había llevado también casos de agresión sexual, violencia de género, defensa a policías, pensiones de alimentos y otros, según señaló en su momento el diario ecuatoriano El Universo.

Bernal era consciente de que su labor como penalista le había ganado enemigos.

De hecho, a mediados de este año, mediante una publicación en la red social TikTok, había dado dos nombres a los que responsabilizaba de antemano si algo le llegaba a pasar.

Sin embargo, tan pronto se conoció su desaparición, la Fiscalía ecuatoriana descartó los dos nombres que ella había señalado en el video, después de que estableció que el principal sospechoso en el caso era su esposo, el teniente Cáceres.

Según medios locales, Cáceres y Bernal se habían casado en 2017.

La pareja vivía en la zona de Conocoto, en el sur de Quito, con Issac, de 13 años, hijo de una relación anterior de Bernal.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.