"Maple" acude a campamento, pero fue entregado incinerado

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 9 (EL UNIVERSAL).- La usuaria de redes sociales Adriana Mondragón, dueña de "Maple", un tierno perro al parecer Shiba Inu, denunció que su can fue incinerado luego de asistir a un campamento en la Ciudad de México, pero el hecho ha generado dudas y las respuestas no llegan.

A través de una publicación en Instagram, Adriana relató que "Maple" siempre estaba feliz, pero tenía problemas al interactuar con otros perros, por lo que le buscaron un entrenador para mejorar en su conducta.

Fue así que contactaron a Antonio Ávila López, quien aparecía en su perfil de Instagram como You can dog training.

En la publicación, la dueña de "Maple" escribió que tuvo varias sesiones "'Maple' estaba avanzando y un día nos ofreció llevarlo a su campamento, nos platicó que a través de una terapia de inundación iba a tener mejoría. Después de mucho pensarlo, aceptamos", explicó Adriana.

No obstante, el entrenador de "Maple" dijo que, aunque el perro había aprendido algunas cosas, necesitaba reforzar lo aprendido, por lo que le dijo a sus dueños que se lo llevaran dos semanas más de campamento y ellos aceptaron, señaló Adriana.

El domingo 10 de julio, "Maple" debía regresar a casa, con sus dueños, pero este viernes en la madrugada, Valeria Alejandra Juárez Torres, señalada por Adriana como la novia de Antonio, le dijo que éste "iba de camino al veterinario porque 'Maple' había chillado y creían que lo había picado una serpiente".

Luego apuntaron que "lo habían trasladado a una clínica porque no contaban con un antiviperino y que era muy difícil de conseguir", relató Adriana, quien les pidió dirección de la clínica, pero no se la otorgaron.

Pasaron dos horas y a las 3:26 horas Valeria escribió a la dueña de "Maple": "Adri, no me entra la llamada. Nos dijeron que por la edad y la mordida no resistió". Tras la noticia, Adriana asegura que no autorizó que su perro "Maple" fuera cremado. Por lo anterior, la joven salió a la dirección en donde se encuentra el campamento al que acudió el can, ya que, a pesar de pedirle en reiteradas ocasiones la dirección de la clínica donde fue llevado el perro, los sujetos a cargo del can se negaron a proporcionarla a sus dueños.

Alrededor de las 4:20 horas, Adriana se encontraba en el Deportivo Xochimilco, a petición de Antonio y Valeria, con el fin de entregarle lo que dijeron ser las cenizas de "Maple". "Se bajaron de su camioneta, pidieron perdón y nos entregaron sus cenizas en una urna", asegura Adriana.

Las peticiones de Adriana de ser llevada a la clínica donde fue atendido "Maple" no fueron atendidas, pues comenta que los supuestos entrenadores caninos se subieron a su camioneta, se fueron y la bloquearon de WhatsApp.

"No había fotos. No querían llevarnos con su veterinario. No sabemos si es real la manera en la que murió. No sabemos si se lo robaron o qué pasó. Ni siquiera nos entregaron su plaquita", escribió en la publicación la joven.

El caso circula en redes sociales, donde ha tenido apoyo de los usuarios, quienes utilizan el #JusticiaParaMaple y #DóndeEstáMaple para saber qué sucedió con el perro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.