Anuncios

Mapa congresual de DeSantis favorece a republicanos y probablemente reduce representación afroamericana

El gobernador Ron DeSantis cumplió el miércoles su promesa y propuso un mapa de modificación de distritos que dinamita los actuales distritos congresuales del estado, crea cuatro escaños adicionales de tendencia republicana y elimina al menos dos distritos que ahora están en manos de demócratas afroamericanos en el norte y el centro de la Florida.

El mapa crearía 20 distritos de tendencia republicana y ocho de tendencia demócrata y se espera que sea aprobado rápidamente por la Legislatura controlada por los republicanos la próxima semana cuando se reúna en un período especial de sesiones convocado por el gobernador. La división actual de la delegación del Congreso de la Florida es de 16 republicanos y 11 demócratas, y el estado obtiene un distrito adicional debido a su crecimiento demográfico.

Si se aprueba, se espera que el mapa sea rápidamente impugnado en los tribunales estatales y federales con denuncias de que infringe las estipulaciones contra la manipulación de distritos de la Constitución de la Florida y las estipulaciones sobre el derecho al voto de la ley federal.

Según la propuesta, los republicanos tendrían ventaja electoral en 20 distritos, frente a los 16 actuales, y los demócratas tendrían ventaja en ocho: un distrito en la región de Tampa Bay , dos en la zona de Orlando y cinco en el sur de la Florida.

DeSantis vetó un plan congresual de compromiso aprobado por los legisladores en marzo, declarando que su intento de crear un escaño para las minorías en Jacksonville era una “manipulación racial” ilegal. Volvió a convocar a los legisladores a un período especial de sesiones para que aprobaran un plan que contara con su anuencia y usó su influencia política para incidir en los legisladores, especialmente en los republicanos que enfrentan desafíos en las primarias.

Apoyándose en lo que los líderes de la Cámara de Representantes de la Florida llamaron una teoría legal “novedosa”, DeSantis y Ryan Newman, su asesor general, argumentaron que las decisiones recientes de los tribunales han determinado que la raza no debe tener prioridad sobre las disposiciones de la Enmienda 14 de la protección de la igualdad y que eran necesarios cambios en el mapa de la Legislatura.

“Debido a estos ajustes, el nuevo plan de distribución propuesto elimina las deficiencias constitucionales federales identificadas por el gobernador y mejora en varias métricas en relación con los mapas aprobados por la Legislatura’‘, escribió Newman en una carta que acompañó a la presentación del mapa.

El nuevo mapa fue elaborado después de que el personal del gobernador consultara con el personal de modificación de distritos del Senado y “refleja las normas que el Senado puede apoyar”, dijo el presidente de la Comisión de Reasignación del Senado Ray Rodrigues, republicano de Estero, en un memorando a los senadores. Rodrigues añadió que presentará el mapa como un proyecto de ley para ser considerado por el Senado.

El tercer mapa de DeSantis

Este es el tercer mapa presentado por el gobernador, quien rompió con la tradición en enero y presentó dos de sus propios mapas congresuales, solo para que los legisladores los rechazaran por violar potencialmente las estipulaciones de Distritos Justos de la Constitución de la Florida. Estas estipulaciones prohíben a los legisladores trazar distritos que favorezcan a los titulares o a los partidos políticos o que reduzcan la fuerza del voto de las minorías raciales y lingüísticas.

Newman dijo en la carta a Rodrigues que el nuevo plan “elimina las versiones racialmente manipuladas del Distrito 5 del Congreso”, el distrito del norte de la Florida creado en 2015 por los tribunales al unir las comunidades a lo largo de los antiguos territorios de las plantaciones. Está ocupado por el representante federal Al Lawson, un demócrata afroamericano.

En el sureste de la Florida, Newman dijo que la propuesta del gobernador “mantiene la configuración exacta” de los distritos propuestos por la Cámara y el Senado y hace lo mismo en el Panhandle de la Florida al oeste de Tallahassee. Pero el gobernador revisa los distritos congresuales en y alrededor de la región de la Bahía de Tampa “para que se alinee más estrechamente” con la propuesta original del gobernador, dijo.

En Orlando, el mapa del gobernador desmantela el actual Distrito 10, que une a las comunidades afroamericanas e hispanas y que ahora está representado por la representante federal Val Demings, una demócrata afroamericana.

Demócratas dicen que ‘es alarmante’

El presidente del Partido Demócrata de la Florida, Manny Díaz, respondió de inmediato que el mapa, que deja solo dos distritos que confiablemente elegirían a candidatos negros, será impugnado en los tribunales.

“Es alarmante, pero no sorprendente, que la Legislatura Republicana haya abdicado de su deber constitucional de elaborar y aprobar los mapas congresuales en favor del gobernador”, dijo Díaz en un comunicado.

“Como lo demuestra el mapa propuesto que se dio a conocer hoy, el gobernador DeSantis está empeñado en eliminar los escaños del Congreso donde las comunidades minoritarias de la Florida tienen la capacidad de elegir representantes de su elección y está imponiendo sus propias preferencias políticas partidistas en el mapa del Congreso de la Florida”.

Advirtió que el mapa viola las normas de Distritos Justos de la Constitución de la Florida, las estipulaciones contra la manipulación de distritos destinadas a prohibir a los legisladores la aprobación de mapas que reduzcan la capacidad de los votantes minoritarios a elegir a los candidatos de su elección.

“Si se promulga este mapa, se demandará a la Florida”, tuiteó Marc Elías, un abogado electoral del Partido Demócrata que representa a los votantes que ya han presentado una demanda en un tribunal federal.

En la carta a Rodrigues, Newman dijo que el mapa propuesto “es producto de la colaboración y la consulta con los líderes de la Cámara y el Senado y se basa en los mapas que fueron aprobados recientemente por la Legislatura”.

Según los documentos presentados por el gobernador, fue trazado por J. Alex Kelly, subjefe de personal del gobernador que era director de la Comisión de Modificación de Distritos de la Cámara de Representantes en 2010.

En declaraciones a los periodistas a principios de esta semana, DeSantis justificó su decisión de eliminar los distritos que han elegido a candidatos negros citando Cooper vs. Harris, un caso de 2017 en que la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó por 5-3 que la Asamblea General de Carolina del Norte incurrió en “manipulaciones de distritos raciales inconstitucionales” al basarse demasiado en la raza cuando trazó dos distritos congresuales después del Censo de 2010.

El Censo de 2020 mostró que el porcentaje de floridanos que se identifica como de más de un grupo racial o étnico aumentó drásticamente en los últimos 10 años, mientras que el porcentaje de personas que se identifica como blancas disminuyó.

Para asegurarse de que la modificación de los distritos de la Florida representaba de forma justa la composición minoritaria del estado, la Cámara y el Senado realizaron un análisis funcional, para revisar cómo votaba un distrito en las elecciones generales y evaluaron la composición demográfica de las elecciones primarias para determinar si la población minoritaria podía elegir un candidato de su elección, tal y como exige la Constitución de la Florida.

Sin embargo, la propuesta del gobernador no incluía un análisis funcional para determinar si protegía adecuadamente la fuerza de voto de las minorías.

La portavoz del Senado, Katie Betta, dijo que “el personal del Senado llevará a cabo el análisis funcional cuando sea necesario” para los mapas del gobernador e incluirá los resultados en el paquete de la reunión cuando la comisión de modificación de distritos se reúna el martes.