Anuncios

Manu Ginóbili, el primer argentino en ingresar al salón de la fama de la NBA

Manu Ginóbili celebró con la bandera de Argentina cada logro que tuvo en los Spurs. (Foto: JEFF HAYNES/AFP via Getty Images)
Manu Ginóbili celebró con la bandera de Argentina cada logro que tuvo en los Spurs. (Foto: JEFF HAYNES/AFP via Getty Images)

La National Basketball Association (NBA) es una de las competencias que más estrellas ha visto brillar y Manu Ginóbilli es una de ellas. El pasado sábado 11 de septiembre fue ingresado al Salón de la Fama, lo que lo convierte en el primer y único basquetbolista argentino en ingresar a esta exclusiva lista.

Nacido en Bahía Blanca, Argentina el 28 de julio de 1977, y jamás pensó que se convertiría en una de las 100 figuras más influyentes de la NBA según ESPN.

Para muchos, Ginóbili es el mejor jugador que ha dado Argentina y toda Latinoamérica, y no es para menos, quien lo vio jugar sabrá que sus habilidades como escolta no eran poca cosa. El propio Kobe Bryant reconoció que si el argentino no hubiera llegado a la NBA, él se habría ganado 10 anillos de campeón, de ese calibre es su legado.

El único equipo al que defendió Emanuel David Ginóbili en la NBA fueron los Spurs de San Antonio; llegó en 2002 a Estados Unidos como un campeón europeo, pero es bien sabido que eso no es garantía de trascendencia en la mejor liga del mundo. Después de una carrera de 16 temporadas se retiró en 2018 y dejó una huella para toda la comunidad hispana amante del deporte y del baloncesto.

Los Spurs retiraron el número que uso durante todo su camino, el 20; sin embargo, su lugar sigue estando en San Antonio. Actualmente se desempeña en un puesto directivo, específicamente como asesor de operaciones y desarrollo de jugadores de la franquicia, por lo que en sus manos está parte importante de la reestructuración de cara al futuro.

Durante sus años como jugador de San Antonio ganó 4 anillos de campeonato (2003, 2005, 2007, 2014); fue elegido al All Star Game en 2 ocasiones (2005 y 2011); le otorgaron el premio al mejor sexto hombre de la liga en 2008; promedió 13.3 puntos y 3.8 asistencias por juego en temporada regular, mientras que en Playoffs sus marcas fueron de 14 unidades, 3.8 asistencias y 4.0 rebotes, según Basktetball Reference.

Manu Ginóbili durante la ceremonia de ingreso al Salón de la Fama clase 2022 (Foto: Maddie Meyer/Getty Images)
Manu Ginóbili durante la ceremonia de ingreso al Salón de la Fama clase 2022 (Foto: Maddie Meyer/Getty Images)

Las leyendas más grandes de la NBA lo admiraron, quien no reconociera su importancia estaba mirando otro deporte. A él se le recuerda como el pionero del “Eurostep”, movimiento infaltable en la nueva generación de basquetbolistas de la NBA.

Ya sabemos qué fue lo que le hizo acreedor a un lugar en el olimpo de los basquetbolistas, pero él no olvida de dónde viene y las raíces que corren por su sangre. Durante su discurso de agradecimiento por ingresar al Salón de la Fama, Manu Ginóbili reconoció la importancia de sus primeros pasos en Argentina.

Sus mismos tenis son un homenaje tanto a los San Antonio Spurs como a su tierra natal. En la parte delantera el gris con negro predomina, mientras que el celeste combinado con blanco y dorado se roban toda la atención de sus Air Force 1.

Cuando llegó el momento de recordar las bases sudamericanas, el ex escolta cambió de inglés a español y no contuvo las lágrimas. Recordó a sus primeros ídolos, sus hermanos mayores; también a su primer gran admirador, su padre; y agradeció el amor que le brindó su madre así como los sacrificios que hizo para brindarle lo mejor a él y su familia.

El amor por Argentina

La relación con su patria tuvo que ser a distancia desde que era tan solo un joven. Con tan solo 20 años cambió de aires; pasó de la competencia de su tierra a Liga Italiana en la que también brilló: la forma de demostrar su amor por la Argentina era en la duela.

Ginóbili fue el abanderado de la delegación Argentina en los Juegos Olímpicos de 2008. (Foto: Phil Walter/Getty Images)
Ginóbili fue el abanderado de la delegación Argentina en los Juegos Olímpicos de 2008. (Foto: Phil Walter/Getty Images)

El ex jugador defendió la camiseta celeste siempre que tuvo la oportunidad; su aventura como seleccionado comenzó en 1998 y conformó “la generación dorada”: la misma que derrotó al temible Dream Team en dos ocasiones.

Con la Selección Argentina pudo ganar:

  • 2 campeonatos FIBA Américas 2001 y 2011.

  • 1 Medalla de plata Campeonato Mundial de Baloncesto de 2002. (MVP)

  • 1 Medalla de oro Juegos Olímpicos Atenas 2004. (MVP)

  • 1 Campeonato FIBA Diamond Ball 2008.

  • 1 Medalla de bronce Juegos Olímpicos Beijing 2008.

Fue Manu, quien comandó al equipo que expuso que el Dream Team de Estados Unidos no era invencible; primero los vencieron en el mundial de 2002 y después en los Olímpicos de 2004: ambos en semifinales.

Ni siquiera jugadores como Allen Iverson, Tim Duncan o el propio Lebron James pudieron frenar al combinado sudamericano. Finalmente se retiró del equipo nacional tras finalizar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016: el mundo se puso a sus pies, incluso los miembros del conjunto norteamericano.

Manu Ginóbilli no se caracteriza por ser un hombre de muchas palabras o como alguien que disfrute tener los reflectores y micrófonos encima, difícilmente se le oirá dando largos discursos sobre su orgullo latino, pero eso no impide que todo un país lo idolatre, no por nada lo comparan con Diego Armando Maradona. Al bahiense lo apodaron Manudona.

Hasta el propio Lionel Messi ha reconocido el tamaño de su leyenda. Siendo él uno de los mejores deportistas argentinos de todos los tiempos, no dudó en recomendar que lo llamen “el Ginóbili del fútbol”.

Múltiples figuras han halagado a Manu y una de ellas fue Pau Gasol, su compañero en San Antonio, quien aseguró que es un deportista que despierta el orgullo argentino.

"Es un jugador único, un genio del básquetbol, que le ha dado mucho al deporte, no solo al de su país…. Ginóbili es uno de esos deportistas que te hacen sentir orgullo de ser argentino, español o de donde seas. Espero que esto les permita sacar nuevos talentos y que los jóvenes lo tengan a él como el faro. Que ellos puedan decir ese es el modelo de deportistas que quiero ser”, apuntó en entrevista para La Nación.

Fuera del mundo del baloncesto, Ginóbilli también ha expresado su amor por Argentina a través de los viajes. En sus redes sociales se puede apreciar que es un alma aventurera, una que gusta por los destinos turísticos.

No importa que haya nacido en la tierra de las pampas, siempre se da la oportunidad de visitar sus orígenes y nunca deja de maravillarse ante ella.

MÁS HISTORIAS DE ESTE TEMA:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Viva México: detenido por policías por un lugar en la fila de pollos rostizados