Mansión de Shaquille O’Neal cerca de Orlando recibe un “makeover” luego de tres años en el mercado de bienes raíces

Orlando Sentinel Staff, Orlando Sentinel
·7  min de lectura

Durante años, una estatua de Superman de tamaño natural se mantuvo al final de un muelle que sobresalía de la orilla este del lago Butler, un toque característico de Shaquille O’Neal, la superestrella de la NBA, dueño de la mansión con vista al lago.

El mes pasado, la estatua fue removida, dejando solo dos huellas oxidadas donde una vez estuvo. “Estoy des-Shaquificando la casa”, dijo Benjamin Hillman.

Hillman, quien labora para Sotheby’s International Realty, es el último agente de bienes raíces en hacerse cargo de la cotización de la propiedad de $16.5 millones ubicada en el 9927 Giffin Court en Windermere, la antigua casa de la leyenda del baloncesto.

O’Neal puso la casa en el mercado en 2018. Después de tres años y tres agentes anteriores que intentaron vender la “Mansión de Shaq”, Hillman decidió adoptar un nuevo enfoque. “Esa estrategia obviamente no ha funcionado”, dijo.

“El problema es que las personas que pueden comprar una casa multimillonaria han ganado tanto dinero como Shaq y probablemente más”, agregó Hillman. “Es posible que encuentres a un tipo que quiera decir que compró la casa de Shaq y se de golpes de pecho, pero eso es raro”.

“Es muy grande”

La mansión de 12 habitaciones y 11 baños se encuentra en 3.9 acres, incluidos 700 pies de frente al lago. La casa aislada de la calle y con acceso controlado en el Isleworth Golf and Country Club fue construida originalmente por Razia y Nur Ullah Khan, dueños de tiendas de regalos que emigraron de Inglaterra, quienes compraron el terreno $300,000 en 1986.

“Tuvieron muchas fiestas grandes y esas cosas allí”, dijo su hijo, Nadeem Khan, cuyos padres murieron en 2009. “Mi mamá puso todo su corazón en esa casa”.

Tiffany Pantozzi es la agente de bienes raíces que manejó la propiedad justo antes de que Hillman se hiciera cargo en febrero. En su opinión, uno de los mayores puntos de venta de esta casa es su enormidad. “La casa es magnífica”, dijo. “Es muy grande”.

El tamaño de la mansión blanca y azul impresiona a los visitantes. Desde la puerta principal, no se puede ver el otro extremo de la propiedad.

O’Neal, de solo 21 años en ese momento, compró la casa en 1993 por $3.95 millones, un año después de que llegó al Orlando Magic como la primera selección general del draft de la NBA. Durante las siguientes tres décadas, el Novato del Año apodado Superman agregó su propio sentido de dinamismo.

Un recorrido reciente de la mansión realizado por un reportero y fotógrafo del Orlando Sentinel descubrió que muchas partes de la casa no muestran rastro absoluto de Shaq. ¿O sí?

Por ejemplo, una piscina de 90 pies de largo y 15 pies de profundidad con una bañera de hidromasaje incorporada y una cocina al aire libre completa en el patio podría ser para cualquier persona. ¿Verdad?

Cualquiera puede necesitar una caja fuerte o tres garajes con azulejos capaces de albergar hasta 17 autos.

¿Y quién no querría un tanque de anguilas donde nadan una morena de $ 7,000 y una morena manchada de $ 12,000?

Transformando la casa

Otras características importantes que agregó O’Neal no se pueden eliminar fácilmente, admitió Hillman. Logotipos de Superman aparecen sorpresivamente por toda la casa. Aparecen al encender las luces de una sala de cine con 10 asientos. Hay otro en el garaje de la sala de exposición con espejos. Algunos incluso están tejidos en la alfombra.

Shaq Center está escrito en el piso de la cancha de baloncesto cubierta de 6,000 pies cuadrados, que cuenta con gradas retráctiles con capacidad para más de 100 personas.

Hillman dijo que quien compre la casa tendrá la opción de remodelarla. “Esto podría convertirse en una cancha de tenis o un estudio de baile”, dijo. “Gimnasio en casa. Realmente, cualquier cosa que quieran hacer con él“.

Símbolos famosos al estilo Shaq, han sido eliminados por Hillman.

Entre estos la cama redonda personalizada de 15 por 30 pies en el dormitorio principal del segundo piso, como se ve en un episodio de “MTV Cribs” a principios de era del 2000.

Ahora la habitación cuenta con una cama tamaño king normal y un sofá frente a la chimenea y un televisor de pantalla grande. Se han quitado las cortinas de las ventanas para dejar entrar la luz y mostrar la vista del lago Butler.

“Realmente queríamos alegrar las cosas”, dijo Michelle Bondi de Nest Luxury Living, con sede en Daytona Beach, quien organizó la casa para Hillman.

En el transcurso de tres días, Bondi y su equipo volvieron a pintar varias de las habitaciones de gris pardo a blanco y trajeron muebles de montaje por valor de casi $200,000. Utilizaron una variedad de estilos y temas.

“Queríamos que [los compradores potenciales] tuvieran una idea de lo que es posible”, dijo.

Hillman dijo que entre la puesta en escena, la renovación del paisaje descuidado y el lavado a presión del exterior, gastó más de $40,000 preparando la casa para ser mostrada.

Precio para la venta

Pantozzi, el tercer agente de bienes raíces en manejar la propiedad, también trató de enfocarse en las posibilidades más allá de Shaq, produciendo representaciones de cómo se verían las diferentes remodelaciones.

“Mi objetivo era un enfoque global”, dijo. “Tenía que asegurarme de estar frente a la mayor cantidad de compradores posible”.

Pantozzi también redujo el precio a sus $16.5 millones actuales de $19 millones, la cuarta vez que se redujo drásticamente desde que ingresó al mercado en $28 millones hace tres años. “Una casa solo vale lo que alguien esté dispuesto a pagar por ella”, dijo.

Hillman está de acuerdo en que el precio es la clave. “No quería la lista cuando pedían $ 28 [millones]”, dijo. “Estaba esperando hasta que cayó”.

A principios de este año, Pantozzi se convirtió en el primer agente en conseguir la casa bajo contrato, aunque el trato finalmente fracasó por razones no reveladas en febrero. Después de eso, ella y Shaq se separaron y Hillman intervino.

Pero Pantozzi no rehuyó las famosas raíces de la casa. En cambio, trató los elementos vinculados a Shaq de la casa como parte del estilo de vida grande y lujoso con el que un comprador podría conectarse.

Para un anuncio de video, Pantozzi contrató nadadores sincronizados para la piscina, y un wakeboarder profesional y un hidroavión para mostrar la orilla del lago. También mantuvo los jerseys enmarcados de O’Neal en las paredes y hace hincapié en mostrar la sala de recuerdos.

“Imagínense poder decir que compró la casa de Shaq”, narra. “Eso por sí solo es todo un trofeo”.

Hillman también produjo un video en el que solo menciona el nombre de O’Neal una vez. Atrás quedaron los recuerdos y las camisetas. También desaparecieron el hidroavión y los nadadores, reemplazados por actores que simplemente disfrutaban de la piscina, la oficina de madera de cerezo con vista al lago y el bar de puros y el salón de póquer de arriba.

Aún así, Hillman está lejos de haber eliminado todo rastro del dueño reconocible de la casa. En una pared de dos pisos en la sala familiar hay un mural que muestra a Shaq conduciendo un camión (una referencia a su alter ego como DJ Diesel).

Hillman sacó la parte delantera sobresaliente de la camioneta que solía tener un acuario donde debería estar el motor, pero la sonrisa de confianza del jugador All-Star sigue siendo una presencia dominante en la sala.

Dando un vistazo rápido al mural, Hillman dijo: “Lo dejé, por ahora”.

*La historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Trevor Fraser. La traducción al espñol fue realizada por Ingrid Cotto, reportera de El Sentinel Orlando. Para contactarla escribe a icotto@orlandosentinel.com.