"Mank" retrata el drama y la ficción de "Ciudadano Kane"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 24 (EL UNIVERSAL).- La historia sobre el guionista Herman J. Mankiewicz en "Mank", que es interpretado por el afamado actor Gary Oldman, se impone con 10 nominaciones en los premios Oscar, entre ellas la de Mejor película.

El filme fue dirigido por el cineasta estadounidense David Fincher, y está basado en un guion que fue hecho por su padre Jack Fincher, quien falleció a los 72 años en 2003. Fue producida por Ceán Chaffin, Douglas Urbanski y Eric Roth.

Entre las nominaciones se encuentra la de Mejor dirección, lamentablemente a pesar de ser la película que está en varias ternas, se quedó afuera de Mejor guion original, lo cual hubiera cumplido el sueño del padre del director debido a que siempre soñó con realizarla.

También es candidata a llevarse la estatuilla dorada como Mejor actor, gracias a la actuación de Gary Oldman, quien interpretó al famoso guionista Herman J. Mankiewicz, que escribió el guion de "Ciudadano Kane" junto a Orson Welles, es una película que, está considerada por los críticos como la mejor de todos los tiempos.

A su vez "Ciudadano Kane", que se hizo acreedora en 1941 a un premio Oscar por el Mejor guion original, también cuenta la historia de la vida de un personaje interpretado por Welles, que está basado en la vida del magnate de la prensa William Randolph Hearst, un escritor y periodista de la prensa y los medios de Estados Unidos, que emergió como uno de los más poderosos personajes de la escena política y empresarial de dicho país.

La interpretación de Oldman en el largometraje que está en blanco y negro, es considerada por muchos críticos del séptimo arte como algo excepcional, es por ello que es uno de los contendientes fuerte para llevarse el tan codiciado Oscar.

Anteriormente, el histrión ya realizó esta hazaña, al ganar como Mejor actor por la película de Winston "Darkest Hour", en donde personificó al primer ministro británico Churchill.

Por otro lado, "Mank" ha hecho que la plataforma de Netflix este en la cima de todas las producciones cinematográficas.

Divide a críticos y votantes

Ninguna película tiene más nominaciones al Oscar este año que "Mank", de David Fincher, un drama en blanco y negro producido por Netflix que dramatiza, y en buena medida ficciona, la realización de la cinta "Ciudadano Kane".

Concebida como una alcohólica oda a la Edad de Oro de Hollywood, presenta un quién es quién de los titanes del cine de antaño, incluidos David O. Selznick, Louis B. Mayer y el propio creador de la película, Orson Welles.

El relato se centra en el anciano guionista Herman Mankiewicz (Gary Oldman) cuando escribe lo que para muchos se convertirá en la mejor película de todos los tiempos, mientras se codea con los jefes de los estudios y políticos corruptos.

A pesar de su gran aceptación y genuinas credenciales, "Mank" divide amargamente a críticos y votantes, y sus esperanzas podrían seguir el camino de Rosebud (la última palabra que pronuncia Kane y que aparece impresa en un trineo de su infancia que perece en las llamas).