Anuncios

Estas son todas las maneras en las que los republicanos planean investigar a Biden

WASHINGTON — Ahora que Washington se encuentra en un estado de gobierno dividido, es casi seguro que los republicanos de la Cámara de Representantes, que acaban de asumir la presidencia de dicho órgano, no puedan convertir en ley su programa legislativo. En lugar de ello, han dejado claro que su principal misión en el 118.º legislatura del Congreso será investigar al gobierno de Biden, lo que incluye investigaciones que, según ellos, podrían conducir a la posible destitución del presidente Joe Biden y de varios miembros de su gabinete.

Listos para hacer uso de su nuevo poder para emitir órdenes de comparecencia, los republicanos ya crearon tres comisiones o subcomisiones especiales de investigación, pero esperan llevar a cabo muchas más pesquisas en el marco de las comisiones existentes que ahora controlan. Algunas de las investigaciones podrían implicar a varios grupos y los republicanos más importantes se disputan las piezas más grandes y prominentes.

Aunque el presidente de la Cámara Baja Kevin McCarthy dijo el año pasado que aún no encontraba sustento para iniciar un juicio político contra Biden, los republicanos ya presentaron una serie de artículos del juicio político contra el presidente y miembros de su Gabinete y algunos miembros influyentes de la derecha dijeron que disfrutan con la posibilidad de juzgarlo por delitos mayores y menores.

A continuación, presentamos una descripción general de las investigaciones:

El uso del gobierno como arma

Qué comisiones participan: Una subcomisión especial de la Comisión Judicial, encabezada por el representante republicano de Ohio Jim Jordan.

Cuestiones políticas sustantivas: Está por verse. El texto de la resolución por la que se crea la subcomisión, en esencia, le otorga al grupo una jurisdicción abierta para investigar cualquier cuestión relacionada con las libertades civiles o para determinar el modo en que cualquier agencia del gobierno federal ha recopilado, analizado y utilizado la información sobre los estadounidenses, incluidas las “investigaciones penales en curso”. También otorga a la subcomisión la autoridad para obtener información clasificada que por lo general solo proporciona a la Comisión de Inteligencia, incluidos algunos de los secretos más protegidos del Gobierno.

Las miradas están atentas al edificio del Capitolio de Estados Unidos a la espera de que Cámara de Representantes se reúna para la votación de las reglas el lunes, 9 de enero de 2023. (Haiyun Jiang/The New York Times)
Las miradas están atentas al edificio del Capitolio de Estados Unidos a la espera de que Cámara de Representantes se reúna para la votación de las reglas el lunes, 9 de enero de 2023. (Haiyun Jiang/The New York Times)

Agenda política: Durante la campaña de 2022, los republicanos prometieron usar su nuevo poder en el Congreso para escudriñar lo que, según ellos, era un esfuerzo concertado del Gobierno para silenciar y castigar a los conservadores a todos los niveles, desde manifestantes en reuniones de consejos escolares hasta el expresidente Donald Trump. El panel podría convertirse en un lugar para atacar a los trabajadores federales acusados de llevar a cabo una agenda partidista. También podría volver a litigar las revelaciones sobre la conducta de Trump, incluidos los hechos que rodean su esfuerzo por anular las elecciones de 2020 o su retirada de material clasificado de la Casa Blanca, y no devolverlo.

El representante demócrata de Nueva York Hakeem Jeffries, líder minoritario, nombró al nuevo panel la “Comisión Selecta sobre Protección a la Insurrección”.

Negocios familiares de Biden

Qué comisiones participan: La Comisión de Supervisión y Reforma Gubernamental, que dirige el representante republicano de Kentucky James Comer y tal vez del nuevo subcomité Judicial.

Cuestiones políticas sustantivas: La Comisión de Supervisión dice que el propósito de su investigación es servir de base a la legislación para fortalecer las leyes federales de ética y para garantizar que las instituciones financieras tengan los controles internos adecuados y programas de cumplimiento para alertar a las agencias federales de posibles actividades de lavado de dinero.

Agenda Política: Desde hace meses, Comer se comprometió a investigar a la familia de Biden y sus vínculos de negocios. Su personal ya obtuvo el contenido de una computadora portátil propiedad de Hunter Biden, hijo del presidente, cuyas actividades empresariales están bajo investigación federal. Comer y Jordan ofrecieron una rueda de prensa en el Capitolio en la que explicaron sus planes de llevar la investigación más allá del hijo menor de Biden. Comer ha declarado: “Estamos investigando a Joe Biden”.

Orígenes de la pandemia del COVID-19

Qué comisiones participan: Una subcomisión especial del Comité de Supervisión y la Comisión de Energía y Comercio, que dirige la representante republicana de Washington Cathy McMorris Rodgers.

Cuestiones políticas sustantivas: Los legisladores afirman que quieren explorar si el gobierno de Estados Unidos debería estar financiando lo que se conoce como investigación de ganancia de función, una estrecha franja de la investigación científica que puede implicar jugar con los virus de una manera que podría hacerlos más peligrosos. Este tipo de investigación está en el centro de las afirmaciones republicanas de que la pandemia pudo haber sido causada por una fuga de laboratorio, una sugerencia que cuestionan los científicos cuya investigación muestra que lo más probable es que el brote se haya originado en un mercado de animales vivos en Wuhan, China.

Agenda política: Republicanos entre los que se encuentran Comer y Jordan han afirmado, sin pruebas, que Anthony Fauci, quien fue asesor médico de Biden, encubrió una filtración de laboratorio que, según ellos, podría haber ocasionado la pandemia. Han dicho en repetidas ocasiones que investigarán a Fauci, que es un objetivo político para los republicanos que buscan atraer a los simpatizantes de Trump. Fauci ha dicho que “está totalmente abierto” a que el brote se haya originado en un laboratorio, pero que la preponderancia de la evidencia muestra que fue una ocurrencia natural.

La competitividad de China

Qué comisiones participan: Una nueva comisión selecta centrada en la competencia estratégica entre Estados Unidos y el gobierno chino, que dirige el representante republicano de Wisconsin Mike Gallagher.

Cuestiones políticas sustantivas: El propósito de la comisión es investigar “el progreso económico, tecnológico y de seguridad del gobierno chino y su competencia con Estados Unidos”. La comisión abordará varias cuestiones, como la dependencia económica de Estados Unidos en las cadenas de suministro chinas, la asistencia de seguridad del país a Taiwán y los esfuerzos de cabildeo del gobierno chino para influir en los gobiernos locales y estatales, así como en las instituciones académicas. A continuación, el panel formulará recomendaciones sobre la manera en que Estados Unidos puede evitar ser superado por China en esos ámbitos.

Agenda política: Esta comisión obtuvo apoyo bipartidista y es poco probable que tenga una carga política como otras investigaciones que dirigen los republicanos. A pesar de ello, a algunos demócratas les preocupa que centrarse tanto en China pueda dar lugar a una retórica xenófoba que intensifique el sentimiento antiasiático en Estados Unidos.

La retirada de Afganistán

Qué comisiones participan: La Comisión de Relaciones Exteriores, que dirige el representante republicano de Texas Michael McCaul; la Comisión de los Servicios Armados, encabezada por el representante republicano de Alabama Mike Rogers y la Comisión de Supervisión.

Cuestiones políticas sustantivas: Los republicanos en la comisión de McCaul ya dieron a conocer un informe provisional titulado “Un fracaso estratégico: Evaluación de la retirada del gobierno estadounidense de Afganistán” y McCaul planea seguir adelante con la investigación, ahora con poder de emitir órdenes de comparecencia. Se espera que se centre en la planificación previa a la evacuación, los esfuerzos fallidos para extraer a los intérpretes y contratistas afganos que ayudaron al gobierno estadounidense, y las consecuencias de la retirada.

Agenda política: La investigación, considerada una de las más graves que realizan los republicanos en la Cámara de Representantes, también podría utilizarse para debilitar la confianza en la competencia del gobierno de Biden.

Aplicación de la ley en la frontera

Qué comisiones participan: La Comisión de Seguridad Nacional, que dirige el representante republicano de Tennessee Mark Green; la Comisión Judicial y la Comisión de Supervisión.

Cuestiones políticas sustantivas: Investigar la estrategia del gobierno de Biden en la frontera será uno de los principales focos de los esfuerzos de los republicanos durante los próximos dos años, pero aún no se ha determinado qué recomendaciones políticas harán. Con el Congreso dividido, es poco probable que se apruebe una ley migratoria.

Agenda política: El objetivo de las investigaciones es contrarrestar el aumento sin precedentes de la inmigración en la frontera sur, que ha sobrecargado los recursos del gobierno de Biden para hacer frente a lo que miembros de ambos partidos consideran una crisis.

Al mismo tiempo, los republicanos han buscado usar las políticas fronterizas de Biden como arma política en su contra y de los demócratas, a quienes culpan por la delincuencia y han decidido aprovechar el temor de sus bases de derecha de que los inmigrantes de color diluyan su poder de voto. Han pedido la destitución del Secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas. McCarthy ha dicho que Jordan y Comer dirigirían una investigación sobre Mayorkas para “determinar si se inicia una investigación para un juicio político” contra el presiente.

El trato dado a los acusados de participar en el ataque del 6 de enero

Qué comisiones participan: No se ha definido. Lo más probable es que sean la Comisión de Supervisión o la Comisión Judicial y su nueva subcomisión.

Cuestiones políticas sustantivas: En una reunión a puerta cerrada en noviembre, los legisladores de derecha, entre ellos la representante de Georgia Marjorie Taylor Greene, hicieron la promesa de que sus líderes investigarían a la expresidenta de la Cámara Nancy Pelosi y al Departamento de Justicia por el trato a los acusados encarcelados en relación con el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021. Greene ha publicado un informe sobre las condiciones en la cárcel de Washington y funcionarios locales han reconocido que hay problemas añejos en las instalaciones.

Agenda política: Los republicanos de extrema derecha en el Congreso se han centrado en este tema y han tratado de minimizar o distorsionar lo ocurrido durante el ataque mortal y han afirmado que las verdaderas víctimas son los ciudadanos que entraron en el Capitolio y que, según ellos, están siendo perseguidos por sus creencias políticas. Muchos de ellos quieren represalias por la extensa investigación de los demócratas sobre el ataque, que expuso en una serie de audiencias públicas y un voluminoso informe el alcance del complot de Trump para aferrarse al poder después de que perdió las elecciones de 2020, con la ayuda de aliados dentro y fuera del Congreso.

Pero algunos republicanos preferirían no centrarse en el tema, que, de manera inevitable, implicaría volver a hablar de lo que ocurrió durante el ataque y de cuál fue su participación en los esfuerzos de subversión electoral de Trump.

“Estamos centrados en muchas investigaciones”, declaró Comer a los reporteros y agregó: “esa no es una de ellas”.

Jordan no ha especificado si seguiría ese ángulo en su investigación. “Estamos centrados en lo político que se ha vuelto nuestro Departamento de Justicia”, afirmó.

© 2023 The New York Times Company